Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Miguel Ángel Galán, presidente de las Escuelas de entrenadores de fútbol (CENAFE), ha repasado en el programa La Hora de La1 las irregularidades que, a su juicio, ha cometido Luis Rubiales al frente de la RFEF, entidad que Galán considera "una institución privada con funciones públicas delegadas".

También ha acusado al presidente de la Federación de contratar a un investigador privado para espiarle durante seis meses a través de la misma empresa con la que supuestamente espió a David Aganzo, presidente de la Asociación de futbolistas de España (AFE).

Galán deununció a Rubiales por la organización de la Supercopa en Arabia Saudí, denuncia a raíz de la cual la Fiscalía Anticorrupción ha abierto una investigación al máximo dirigente del fútbol español.

FOTO: EFE.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha justificado que se eligiera la propuesta de Luis Medina, el empresario que se embolsó comisiones millonarias por mediar en la compra de mascarillas al inicio de la pandemia, porque su socio Alberto Luceño y él "garantizaron un millón de mascarillas" y que llegarían en "20 días", porque era prioritario en ese momento "obtener ese material sanitario lo antes posible".

"Estos proveedores garantizaban mascarillas en 20 días cuando nadie tenía mascarillas", ha explicado en una entrevista en La Hora de la 1, en la que ha vuelto a incidir en que su primo no conocía a Medina y que solo se "limitó a darle un buzón de correo público y oficial".

Además, Almeida ha defendido que no se pagó nada directamente a Medina y Luceño, sino que se pagó a los proveedores directamente.

El juez ha accedido a retirar el pasaporte y comparecencias quincenales en el juzgado para los dos comisionistas Medina y Luceño tal y como pedían los partidos personados en la causa. Ambos han declarado durante una media hora y parece que han adoptado una estrategia común. Han asegurado que el único contacto con el Ayuntamiento de Madrid era Elena Collado, a la que llegaron por el primo del alcalde y los dos también han asegurado que las comisiones las fijó el presidente de la empresa pleno San Chin Choon.

Informa Gema Alfaro

Los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño están citados este lunes como investigados ante un juzgado de Madrid por haber estafado supuestamente al Ayuntamiento en la compra de material sanitario al inicio de la pandemia y haberse embolsado más de seis millones de dólares (unos 5,5 millones de euros al cambio actual) en comisiones.

El juez Adolfo Carretero, titular del juzgado de instrucción número 47 de Madrid, les espera a partir de las doce y media de la mañana para tomarles declaración como imputados por supuestos delitos de estafa agravada, falsedad de documento mercantil y blanqueo de capitales, además del de alzamiento de bienes en el caso de Medina.

Es la primera vez que declaran en sede judicial tras comparecer hace ya un año ante la Fiscalía Anticorrupción, que lleva investigando su actuación desde noviembre de 2020 y que fue quien interpuso la querella que ha dado lugar al procedimiento.

FOTO: El empresario Luis Medina, en una imagen de archivo. EFE/ Luca Piergiovanni

La Fiscalía acusa a Luis Medina y su socio Alberto Luceño de falsificar documentos para intentar justificar sus comisiones millonarias. Los dos defienden esas comisiones, pero en su declaración ante el fiscal hace un año dijeron que se las ocultaron al Ayuntamiento de Madrid.

Luis Medina se presenta ante el fiscal como un mero facilitador y dice que era su socio el que llevaba las negociaciones. Asegura que el acuerdo era de un tercio para la empresa, otro para él y otro para Luceño y que fue más tarde cuando se enteró de que su socio se había llevado 4 millones más.

Luceño se justifica, dice que las comisiones no las ponía él, sino la empresa vendedora, y que fue de un 45 %. Además, reconoce que no informaron de esas comisiones al Ayuntamiento de Madrid. Por su parte, la representante del consistorio, Elena Collado, cuenta las enormes dificultades para conseguir material sanitario aquellos días y que de hecho ese contrato se cerró de madrugada.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que el Ayuntamiento de Madrid no contrató directamente ni hizo ningún pago a los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño, investigados por un juez por el supuesto cobro de comisiones millonarias a través de contratos de compraventa de mascarillas en marzo de 2020, en plena primera ola de la pandemia. "Se formalizó un contrato con el voto a favor de todos los grupos municipiales en el Consejo de la funeraria para poder proveer de material lo antes posible", ha afirmado. Por su parte, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs) ha denunciado que se han aprovechado de la desesperación de un Ayuntamiento y su grupo ha anunciado que exigirán una auditoría externa. 

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la rueda de prensa en la Junta Municipal de Vallecas en Madrid. EFE/Víctor Lerena.

La Fiscalía Anticorrupción se ha querellado contra el empresario Luis Medina Abascal, hijo de la modelo Naty Abascal y el duque de Feria, y su amigo, también empresario, Alberto Luceño. Los acusa de cobrar seis millones de euros en comisiones por la compra de material sanitario para el Ayuntamiento de Madrid en una operación que ascendió a unos 16 millones de euros en lo peor de la pandemia. Con este dinero, se compraron coches de lujo, un yate, una casa, y varios relojes de lujo, como indica en su escrito Anticorrupción, que les acusa de estafa, de inflar los preciosblanqueo y falsedad. También de aprovechar su amistad con un primo del Alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, para hacerse con contactar con el Ayuntamiento, que dice sentirse perjudicado por esa supuesta estafa y ya ha anunciado que se va a personar en el proceso legal.

Informa Leticia Gil y Gema Alfaro.

En Madrid, una red de comisionistas pudo estafar al Ayuntamiento en lo peor de la pandemia con un contrato de material sanitario. Es lo que cree Anticorrupción, que se ha querellado y sostiene que esos empresarios emplearon el dinero en comprar coches, relojes de lujo y un yate. Uno de esos comisionistas es Luis Medina, hermano del Duque de Feria.

Ocultaron que un elevado porcentaje del precio correspondía a comisiones, unos seis millones de dólares de los 12 que cobraron al Ayuntamiento, aunque tuvieron que devolver una parte porque algunas partidas eran defectuosas.

La fiscalía Anticorrupcion se ha querellado contra dos intermediarios que vendieron material sanitario al Ayuntamiento de Madrid por estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales. Ve indicios de que Luis Medina Abascal, hermano del duque de Feria, y un amigo empresario inflaron el precio de los contratos para conseguir comisiones de casi cinco millones y medio de dólares.

El alcalde de Madrid ha asegurado que el Ayuntamiento se personará como acusación en la querella porque dice que se trataría de una estafa y tendrían que devolver el dinero.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha negado que la Fiscalía Anticorrupción esté investigando al Ayuntamiento por unos contratos sanitarios durante la pandemia y ha apuntado que es a dos empresarios. "Nadie del Ayuntamiento está investigado, solo los empresarios. Además, nosotros hemos colaborado con la Justicia", ha señalado a su llegada al Congreso Extraordinario del PP.

Almeida ha defendido también que esos contratos que están en investigación fueron aprobados por "unanimidad" de todos los grupos municipales.

FOTO: José Luis Martínez Almeida, durante un Pleno municipal. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Anticorrupción seguirá investigando si hay irregularidades en el contrato de mascarillas vinculado al hermano de Isabel Díaz Ayuso. Así lo ha decidido la fiscal general del Estado, lo que no impide que la Fiscalía Europea investigue si hubo un posible delito de malversación de fondos europeos. Anticorrupción sostiene que no hay un conflicto entre fiscalías.

La Fiscalía Anticorrupción investigará en España si hay ilegalidades en el contrato vinculado al hermano de Isabel Díaz Ayuso. Así lo ha decidido por unanimidad la Junta de Fiscales de Sala. Y de forma paralela, la Fiscalía Europea seguirá investigando una posible malversación de fondos europeos. "Ninguna fiscalía nacional debe ceder investigaciones estrictamente domésticas", ha dicho el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón. Foto: EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho este viernes que solo "falta la ONU" por fiscalizar el contrato por el que se pudo beneficiar su hermano por la compra de mascarillas, después de que la Fiscalía Europea haya reclamado a Anticorrupción la investigación abierta por posible malversación de fondos europeos. "Ya no sé en cuántos más organismos se va a fiscalizar esta historia, no sé a quien le interesa hacerlo así", ha sostenido Ayuso en un acto en una finca en Brunete a donde ha acudido para hacer balance del Plan Terra.

Luis Roldán, exdirector de la Guardia Civil y protagonista del escándalo de corrupción posiblemente más sonado de los años 90, ha fallecido a los 78 años en Zaragoza. El entonces director de la Benemérita se apropió de fondos reservados, cobró comisiones y desvió dinero, que le dejaron ingresos de 10 millones de euros. En 1994 y perseguido por varios escándalos más, decidió huir de España y, finalmente, dimitir. Una huida que duró 10 meses hasta que en 1995 fue detenido en Bangkok y condenado a 31 años de prisión.

Informa Nicolás Caballero.