Enlaces accesibilidad

La OCDE y el BCE mejoran sus expectativas de crecimiento para la eurozona

  • La OCDE cree que el PIB de la zona euro se contraerá un 3,9% en lugar de un 4,8%
  • Además, mejora también las expectativas de crecimiento de Francia y Alemania
  • Por su parte, el BCE augura una contracción del PIB de entre el 4,4% y el 3,8%

Por
La economía de la zona euro volverá a crecer a finales del 2009
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico  (OCDE) ha mejorado en nueve décimas su previsión de crecimiento en 2009 por la mejora del entorno económico, y prevé una contracción del PIB de la zona euro del 3,9% frente a la anterior estimación del -4,8%.

La OCDE espera que el área de la moneda única recobre la senda del crecimiento durante el tercer trimestre, con un crecimiento del 0,3%, tras cinco trimestres consecutivos con crecimientos negativos en tasa intertrimestral.

En su actualización de las previsiones económicas, la OCDE mantiene su previsión de crecimiento para 2009 en EEUU en el -2,8% y mejora notablemente el cálculo para las grandes economías de la zona euro, como Francia con una mejora de nueve décimas (-2,1%) y Alemania, cuya economía se contraerá un 4,8%,  1,3 puntos menos que en la anterior previsión (-6,1%).

España no aparece en el documento de la OCDE que en junio estimaba que el PIB español caería un 4,2% este año.   

En Italia, el PIB de 2009 registrará crecimiento negativo del 5,2%, tres décimas menos que en la anterior previsión. Por el contrario, la OCDE revisó a la baja el crecimiento de Reino Unido en cuatro décimas y ahora prevé una contracción del 4,7%.  La actualización de las previsiones sobre las economías del G-7, prevé una mejora de 1,2 puntos en el crecimiento japonés para 2009 (5,6%) y estima que el PIB de Canadá registrará una contracción del 2,5%, una décima menos que lo previsto anteriormente.
  
El responsable económico de la organización, Jorgen Elmeskov, explica que las noticias sobre la situación económica fueron favorables en los últimos meses, lo que motivó la revisión de las expectativas, que no obstante, se remite al próximo informe de noviembre para establecer las previsiones definitivas.

Recuperación más temprana

Las nuevas previsiones de la OCDE apuntan a una recuperación de la economía más temprana que lo previsto anteriormente, aunque precisa que la existencia de "vientos contrarios" implica que el ritmo de la recuperación "será moderado durante algún tiempo".

El frenazo del crecimiento obedece a una suma de factores, como los bajos niveles de rentabilidad, desempleo elevado y creciente, crecimiento anémico de los salarios y las correcciones actuales de los mercados inmobiliarios, que moderarán cualquier incremento de la demanda privada.

La OCDE explicó también que con excepción de Japón, no existen riesgos de deflación en el resto de economías del G-7 y agregó que debido a la perspectiva de una recuperación débil, deben proseguir a corto plazo las políticas de estímulo.

El BCE realza sus previsiones para 2009 y 2010

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) prevé en sus proyecciones macroeconómicas para la zona del euro en 2009 y 2010 un crecimiento y una inflación mayores que lo que habían pronosticado en junio y augura una contracción del PIB de la eurozona de entre el 4,4% y el 3,8% en 2009 y entre un 0,5% y un 0,9% en 2010.

Esta mejora se debe a que el comportamiento de la actividad económica fue en el segundo trimestre mejor de lo esperado. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, hizo hincapié en que "los indicadores para el tercer trimestre de 2009 apoyan la idea de que la economía de la zona del euro se estabiliza más".

Estas proyecciones internas trimestrales completan las del Eurosistema, que hacen los analistas del banco europeo y los de los bancos centrales nacionales de la zona del euro con periodicidad semestral. La entidad volverá a publicar sus próximas previsiones en diciembre de 2009.

Noticias

anterior siguiente