Enlaces accesibilidad

'The Economist' alerta sobre la 'solidez bancaria' española

  • Para el semanario británico la intervención de CCM puede suponer un cambio de percepción del sistema bancario español
  • Hasta la intervención, dice, los bancos españoles parecían "revestidos de teflón"
  • A su juicio en España los préstamos 'tóxicos' se encuentran en su mayor parte fuera de las entidades cotizadas
  • El artículo advierte que tiene que haber un gran rescate aunque el Banco de España considere el problema 'manejable'

Por
La intervención el pasado 29 de marzo de Caja Castilla-La Mancha  (CCM) puede suponer un cambio en la percepción de los inversores  sobre la solidez del sistema bancario español y podría representar el  primer rescate del segundo acto de la crisis bancaria, según señala  el semanario británico 'The Economist' en un artículo titulado 'El  caos en La Mancha'.

La cabecera apunta que los inversores de deuda han concedido un  "respiro adicional" a los bonos del Gobierno, mientras que los bancos  españoles parecían "revestidos de teflón" con sus dos principales  exponentes -BBVA y Santander- superando a sus competidores  internacionales gracias en parte a la buena regulación, una percepción que podría empezar a cambiar tras el rescate de CCM.

En este sentido, 'The Economist' señala que este episodio puede  convertirse en "el primer rescate del segundo acto de la crisis  bancaria" y representa "un recordatorio de que gran parte de los  préstamos tóxicos en España se encuentra fuera de las entidades  cotizadas", así como de que las preocupaciones de las instituciones  crediticias se han trasladado de las depreciaciones por ajustes en el  valor de activos 'esotéricos' al impacto en préstamos tradicionales.

Asimismo, el artículo advierte de que, pese a las afirmaciones del  Banco de España de que el problema es "manejable" parece inevitable  que se produzca un gran rescate, que se vería complicado por la  politizada estructura de gobierno de las cajas, que han ido  incrementando sucesivamente su cuota de mercado en el segmento de  créditos y ampliado su presencia mediante la apertura de sucursales y  la captación de clientes "ignorados" por los líderes del mercado.

"Cuando los dos grandes bancos pisaron el freno en 2006-07, las  cajas continuaron prestando y recurrieron al mercado mayorista de  deuda para financiarse", señala 'The Economist', que apunta que estas  instituciones proporcionaron cerca de la mitad de los 318.000  millones de euros prestados a promotores inmobiliarios.

Los malos préstamos

 A este respecto, el semanario recuerda el sobreabastecimiento de  viviendas existente en la economía española y apunta que el paro  podría llegar a alcanzar el 20% en 2010, lo que "de acuerdo con el  sentido común sugiere que un problema de malos préstamos finalmente  golpeará al sistema bancario".

Según los expertos estos  préstamos a promotores, que se deterioran "rápidamente", representan una quinta parte de los activos de las cajas españolas y advierte de  que el ritmo de deterioro amenaza con sobrepasar el margen de  reservas de capital.

En concreto, se apunta a que el 9% de los créditos podrían entrar en riesgo de mora, lo que implicaría para las cajas la  necesidad de captar 60.000 millones de nuevo capital, que podrían  cubrirse en parte mediante la venta de sus participaciones empresariales y compras de cajas "rezagadas" por parte de las  "sanas".


Noticias

anterior siguiente