Enlaces accesibilidad

Y vasca: Un proyecto de futuro para Euskadi bajo la amenaza de ETA

  • Las tres capitales vascas estarán unidas por el tren de alta velocidad
  • La denominada 'Y' vasca recortará la distancia entre Bilbao y Madrid a dos horas
  • Colectivos reunidos en la Plataforma contra la 'Y' vasca piden la paralización de la obra
  • Esta gran obra del Ministerio de Fomento está en el punto de mira de ETA
  • Las empresas adjudicatarias están amenazadas. La banda asesinó a Ignacio Uría
  • Los partidos vascos defienden el proyecto en sus programas electorales
  • Toda la información sobre las elecciones vascas en nuestro especial

Por

Las tres capitales del País Vasco (Vizcaya, Guipúzcoa y Álava) estarán unidas por el tren de alta velocidad que las conectará entre sí dibujando un trazado en forma de Y. Tan sólo 38 minutos separarán Bilbao de San Sebastián gracias a la 'Y' vasca, un proyecto del Ministerio de Fomento en colaboración con el Gobierno vasco.

Desde Bilbao se podrá viajar a Madrid en algo más de dos horas o a París en casi seis. Este trazado de tren de 180,5 kilómetros de longitud es uno de los principales objetivos del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes del Gobierno central, que defiende el proyecto como un eje de crecimiento y vertebración para Euskadi.

No opinan lo mismo desde la Plataforma contra la 'Y' vasca, desde donde critican la construcción de esta infraestructura por considerar que ocasionará daños irreparables al medio ambiente, acentuará el desequilibrio territorial y supondrá un despilfarro injustificado de gasto público.

El presupuesto estimado es de cerca de 4.200 millones de euros y en la actualidad, según Fomento, ya se han adjudicado 12 de los 18 tramos que componen la línea de tren.

En el punto de mira de ETA

Este proyecto está en el punto de mira de ETA. Existen otros precedentes de grandes obras en el País Vasco que ya fueron boicoteadas por la banda terrorista, que consiguió con su estrategia de acoso paralizar la apertura de la central nuclear de Lemóniz y cambiar el proyecto de la autopista de Leizarán.

Tras atacar varias sedes de empresas constructoras de la 'Y' vasca, ETA lanzó un macabro órdago a este proyecto con el atentado contra el empresario Ignacio Uría, asesinado a tiros en Azpeitia y cuya empresa trabaja en las obras del AVE vasco.

Las obras de este proyecto dan trabajo y miedo a partes iguales. Miles de personas trabajarán en esta obra en todos sus trazados. Un responsable de Adif en el País Vasco deja claro, en una conversación con RTVE.es, que no tiene "nada que decir sobre la 'Y' vasca". "Aquí trabajamos y ya, la cosa no está como para defender en los medios de comunicación un proyecto que está amenazado por ETA", asegura, antes de pedir con insistencia que no se publique su nombre ni su cargo.

Ante la amenaza etarra al tren de alta velocidad, tanto el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como la oposición han defendido el proyecto y han garantizado su ejecución. 

Los candidatos apoyan la 'Y' vasca

Los principales partidos políticos que concurren en las elecciones vascas defienden la 'Y' vasca. En una reciente entrevista de TVE el candidato del PNV, Juan José Ibarretxe, aseguraba que el proyecto es el futuro de Euskadi. En su programa electoral, el PNV se compromete a asegurar el respeto medioambiental del trazado.

Para el candidato del PSE, Patxi López, el tren de velocidad vasco supondrá "cohesionar el país". Los populares, por su parte, enmarcan esta iniciativa dentro de las medidas contra la crisis. Ven la 'Y' vasca como una infraestructura capaz de dinamizar el sector de la construcción.

Éste es el único partido que en su programa electoral hace una mención al acoso de ETA al proyecto. El PP asegura que si obtiene la confianza de los vascos "apoyará y respaldará frente a las amenazas de ETA, con todos los medios a su alcance, a las personas y empresas implicadas en su construcción, sin ceder a las pretensiones de la banda de alterar o impedir la ejecución del proyecto".

La plataforma contra la 'Y' vasca pide la paralización

A pesar de que los impulsores de la 'Y' vasca defienden los criterios de funcionalidad, calidad, ahorro energético, sostenibilidad y respeto al medio ambiente bajo los que se está ejecutando el proyecto, diversos colectivos que rechazan este tren opinan lo contrario.

Forman la Plataforma contra la 'Y' vasca que, desde hace años, pide la paralización del proyecto porque, entre otras cosas, dicen, no solucionará los problemas de transporte del País Vasco.

Mila Elorza, una de las portavoces de esta plataforma, que se manifestó el pasado diciembre contra el tren de alta velocidad, ha asegurado, en declaraciones a RTVE.es, que "el pueblo vasco no puede permanecer pasivo ante ante el despilfarro de este proyecto que facilitará la deslocalización industrial y causará un grave daño al medio ambiente".

Apuestan por potenciar el ferrocarril y abandonar el proyecto de alta velocidad. El portavoz de Ekologistak Matxan, Carlos Alonso, dice que los números de esta gran obra demuestran el despilfarro público. Según ha explicado a RTVE.es, un kilómetro de AVE cuesta 30 millones de euros, que se corresponde con lo que el Gobierno vasco ha invertido en políticas de vivienda en 24 años o en medio ambiente en 52 años.

Además, desde esta organización ecologista, que pertenece a la plataforma, creen que la 'Y' vasca sólo dará solución al 1% de la movilidad diaria de Euskadi. Critican el gran consumo energético tanto de la obra como de su uso posterior.

La plataforma condena las amenazas y atentados de ETA contra las empresas y trabajadores relacionados con la obra y aseguran que seguirán con su "acción pacífica" para generar el debate social en torno este proyecto rodeado de polémica

Noticias

anterior siguiente