Enlaces accesibilidad

La Fed y los grandes bancos tratan de evitar una crisis financiera mundial

       
  • Diez grandes bancos lanzan un programa de crédito de 70.000 millones de dólares
  •    
  • La Fed pondrá en marcha medidas adicionales para mejorar la liquidez
  •    
  • Ambos intentan frenar el pánico en Wall Street tras fracasar la venta de Lehman Brothers
  •    
  • Barclays y Bank of America se retiran de la puja por el cuarto banco del inversiones del país

Por
La bancarrota de Lehman Brothers desata el pánico financiero en Estados Unidos
Los bancos internacionales más importantes y la Reserva Federal estadounidense (Fed) intentan evitar que la caída en bancarrota de Lehman Brothers, cuarto banco de inversión del país, amenace la estabilidad del sistema financiero mundial aprobando medidas que aumenten la liquidez y eviten una crisis de confianza en Wall Street.

En concreto, un grupo de 10 bancos ha anunciado un programa de préstamos de 70.000 millones de dólares para hacer frente a la crisis de crédito que amenaza la estabilidad del sistema financiero mundial.

En un comunicado, los bancos, que incluyen al Bank of America, Barclays, Deutsche Bank y UBS, entre otros, han indicado que cada uno aportará 7.000 millones de dólares al fondo.

Las entidades financieras podrán recurrir a este fondo para hacer frente a sus necesidades de crédito y recibir una inyección de liquidez de hasta un máximo de un tercio del valor total del fondo, según el comunicado.

Mejorar los mecanismos de liquidez

Por su parte, la Reserva Federal de EE.UU. ha dado a conocer una serie de medidas adicionales para apoyar el sistema financiero, entre ellas mejoras en sus mecanismos de liquidez actuales.

La Reserva Federal ha participado en una serie de reuniones en los últimos tres días con representantes de las principales instituciones financieras en Wall Street "para identificar debilidades potenciales en el mercado a la luz de los problemas de una importante institución financiera, y para considerar las respuestas apropiadas", ha indicado el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

Los pasos que ha anunciado, según Bernanke, "tienen como objetivo mitigar los riesgos y alteraciones potenciales en los mercados".

"Hemos estado, y seguimos estando, en estrecho contacto con otros reguladores internacionales y estadounidenses, autoridades supervisoras y bancos centrales para supervisar y compartir información sobre las condiciones en los mercados financieros y en empresas en todo el mundo", ha agregado.

Además de la expansión de sus mecanismos de préstamo, la Fed aceptará un abanico más amplio de garantías como aval para esos créditos.

Intentos fracasados

Durante la tarde de ayer fracasaron las negociacions con Barclays y Bank of America para que se hiciesen con el banco ante la negativa de la Fed a garantizar un apoyo financiero, algo que sí ocurrió en otros casos como la venta de Bear Sterns a Morgan Chase y, sobre todo, con el reflote de las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac por parte del Estado.

De esta forma, la dirección de Lehman trabaja ya en la hipótesis de declararse en bancarrota para poder salvar a sus empresas subsidiarias mientras la firma principal se hunde.

Terremoto en Wall Street

La liquidación de Lehman puede provocar un auténtico efecto dominó en Wall Street. "El lunes puede ser un dia de cálculos para los mercados financieros", ha vaticinado Carlos Méndez, director de ICP Capital, una firma de inversiones en Nueva York, que cree que la situación actual es "como si una alarma de incendios hubiese sonado y la gente empezase a correr en todas las direcciones".

En este sentido, algunos ejecutivos de Wall Street consideran que la operación de Bank of America con Merril Lynch podría haber sido orquestada por la propia Reserva Federal debido a que "sería mejor salvar a un paciente relativamente sano que a uno que se está muriendo".

"El sistema financiero estadounidense se está encontrando con que las placas tectónicas sobre las que se ha construido se están moviendo como nunca antes lo habían hecho", ha reconocido  Peter Kenny, director general de la consultora Knight Equity Markets a Reuters.

Por su parte, la mayor aseguradora del mundo, AIG, también se encuentra en conversaciones para su posible venta, según los medios estadounidenses.  

Noticias

anterior siguiente