Enlaces accesibilidad

Desmantelada una red que introducía inmigrantes de Asia y Turquía en la UE con 75 detenidos

  • Se trata de una operación histórica con detenciones en nueve países de la Unión Europea
  • La 'operación Bagdad' ha sido desarrollada por Europol y Eurojust
  • La red captaba inmigrantes en China, Irak, Afganistán, Turquía y Bangladesh
  • Cada inmigrante podía pagar alrededor de 12.000 euros

Por

Un total de 75 personas han sido detenidas en varios países europeos en el marco de una operación llevada a cabo por la Oficina Europea de Policía (Europol) y la Unidad de Cooperación Judicial de  la Unión Europea (Eurojust) contra una red de tráfico de personas organizada por kurdos iraquíes, según han informado ambos organismos en un comunicado.

Las investigaciones y las detenciones de los 75 presuntos miembros de la red se llevaron a cabo en Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Noruega, Países Bajos, Suecia y Reino Unido. Al parecer, los sospechosos habrían participado en el tráfico ilegal de un gran número de inmigrantes clandestinos en el territorio de los países la UE.

La denominada 'Operación Bagdad', en la cual participaron más de 1.300 agentes de Policía, se centró en una red compuesta principalmente por ciudadanos iraquíes que facilitaban la migración ilegal de personas de Afganistán, China, Turquía, Bangladesh e Irak dentro de las fronteras europeas y hacia Europa. También ha sido arrestado un número indeterminado de inmigrantes indocumentados.

La organización criminal presuntamente captaba emigrantes en los citados países y los transportaba luego a distintos países de la UE, como Irlanda, Reino Unido o los países escandinavos. En  Francia, se cree que uno de los principales organizadores de la red delictiva ha traficado con unas 280 personas entre julio de 2007 y  enero de 2008.

Entre los 25 arrestados en Francia, unos 17 o 18 eran "grandes organizadores" que se han enriquecido "mucho", según fuentes policiales. Los detenidos en Francia, de edades comprendidas entre los 21 y los 48 años, son de origen iraquí, iraní, marroquí, tunecino, argelino, mauritano, turco y francés, indicó la Fiscalía de París.

15 millones de euros de beneficios

Los inmigrantes clandestinos podrían haber pagado a los traficantes entre 10.000 y  12.000 euros, dependiendo del medio de transporte y del destino. Otras fuentes cifraron el precio del pasaje más bien en 15.000 euros y dijeron que en un período de seis meses cerca de un millar de inmigrantes clandestinos entraron por medio de esa red, lo que suma 15 millones de euros

Generalmente, los inmigrantes indocumentados viajaban hacinados en caravanas, autocares o barcos que partían de Irak y pasaban por Turquía para,  finalmente, llegar a Europa, aunque en casos excepcionales viajaban en avión.

La operación comenzó en París en mayo 2007, donde se estableció un centro de coordinación internacional, y constituye una de las acciones coordinadas de mayor envergadura que se ha realizado nunca contra traficantes de seres humanos, según indican Europol y Eurojust en su comunicado.

Los expertos de Europol prepararon 75 informes de Inteligencia, facilitaron el intercambio de información y coordinaron las operaciones policiales de los distintos países. Por su parte, Eurojust contribuyó a la coordinación de las investigaciones y al intercambio de datos.
 

Noticias

anterior siguiente