Enlaces accesibilidad
Ciclismo | Entrevista

Marc Soler: "Yo aspiro a ganar el Giro de Italia"

  • El ciclista catalán, quién debuta como líder en el Giro de Italia, asegura que “me lo tomo con tranquilidad y con ilusión”
  • El corredor del Movistar Team, quién doblará en La Vuelta a España, debuta en la temporada en la Tirreno-Adriático

Por
Tablero deportivo - Marc Soler: "Aspiro a todo en el Giro"

Marc Soler (Villanueva y Geltru, España, 1993) afronta la gran oportunidad de su carrera deportiva. Tras seis temporadas en el Movistar Team, el ciclista catalán debutará como líder de una gran vuelta en el Giro de Italia, que arrancará el próximo 8 de mayo. “Lo he estado viendo y parece muy duro, con etapas muy exigentes”, asegura Soler en una entrevista en Tablero Deportivo de Radio Nacional de España sobre el recorrido de la Corsa Rosa.

El Giro de Italia contará con dos cronos -inicio y final- y con hasta 8 finales en alto, con el Monte Zoncolan como gran atractivo. El corredor del Movistar Team arrancará la temporada en la Tirreno-Adriático y luego participará en la Volta a Catalunya como principales carreras para enfrentarse a la primera gran vuelta del año. Si no hay complicaciones, también será de la partida en la Vuelta a España. La ilusión y la ambición no le caben en el pecho. Puede ser su mejor año como ciclista profesional.

¿Qué tal, cómo estás? ¿Cómo ha ido la pretemporada?

Bien, descansado un poco de los entrenos. Aprovechando la altitud y preparando las siguientes carreras.

¿Os da tiempo a hacer algo o vivís cien por cien para la preparación física?

Sí, es una época del año que tenemos más libertad porque no hay carreras. Este año, incluso, yo empiezo más tarde porque al final al terminar la Vuelta a España en otras fechas que no eran las de siempre, me ha permitido alargar un poco más el descanso y te permite, como digo, hacer algunas cosas, pero al final casi todo es descansar, entrenar y cuidarse.

Esta semana se ha presentado el recorrido del Giro de Italia, que es tu gran objetivo esta temporada. ¿Qué te parece?

Lo he estado viendo y parece muy duro, con etapas muy exigentes, pero es lo que tiene una gran vuelta, como es el Giro de Italia, y ahí estaremos para dar el máximo.

Al igual que la Vuelta a España y el Tour de Francia, el Giro de Italia arranca y termina con una contrarreloj. ¿El equipo está trabajando con más esmero en esta especialidad?

Sí, cada año se está viendo que la contrarreloj tiene más importancia en estas carreras, como el año pasado, que el Giro de Italia o el Tour de Francia se decidió en la crono y estamos trabajando bastante. De hecho, he estado en Pamplona a principio de año para poder poner la bici lo mejor posible, que solo dependa de uno mismo, del rendimiento.

Séptima visita al Monte Zoncolan, una de las subidas míticas del Giro de Italia. No sé si lo has subido, y si te parece, que puede ser una de las etapas reina de la Corsa Rosa.

Quizás sí, o la penúltima etapa. No lo he subido, seguramente, lo vaya a ver para ver cómo es. Todo el mundo que me ha escrito, o me ha comentado ese puerto, me ha dicho que es muy duro, que es un tipo Angliru.

Todas las miradas están puestas en ti para la primera grande del año. ¿Estás nervioso o te lo tomas con tranquilidad?

Me lo tomo con tranquilidad y con ilusión de hacer lo mejor posible y dar el máximo de mí y, por lo menos, terminar contento conmigo mismo de ese esfuerzo y de esa responsabilidad de liderar el equipo.

Tú eres un hombre tranquilo o, por lo menos, esa es la imagen que das dentro del pelotón, aunque alguna vez te hemos visto tenso en situaciones de carrera.

Tengo momentos de todo. También soy muy nervioso, me cuesta controlar cada vez más, pero quizás, es mejor aparentar estar tranquilo que, por dentro, vayan los nervios. Es mejor dar tranquilidad y así todos los compañeros y la gente que está alrededor también está más tranquila.

¿Esta es una característica que tú valorarías en un líder? Me imagino que este año querrás transmitir esta tranquilidad al resto del equipo porque el rol es muy distinto cuando uno va como jefe de filas a una gran vuelta.

Sí, la verdad que sí, estar más tranquilo, estar lo mejor integrado con todo el grupo porque, al final, los compañeros son los que te pueden hacer ganar o perder y depende uno mucho de ellos, sobre todo, en el ciclismo. Por eso, al final, trasmitir tranquilidad, que todo el mundo esté contento y eso es lo que luego, yo creo, genera los buenos resultados.

Es verdad que la carretera marca el ritmo de cada etapa, pero como todavía no te hemos visto como líder de una grande, ¿te ves siendo más combativo o controlando a los rivales? ¿En cuál encajas mejor?

Yo creo que, dentro de una gran vuelta, hay momentos para todo. Hay momentos para intentar guardar lo máximo, que es lo más importante, para tener fuerzas más adelante para el día que tengas que demostrar o dar el hachazo o ganar esos puestos.

¿Marc Soler aspira a ganar el Giro de Italia o, al ser tu primera vez como líder tienes un objetivo menos ambicioso? Es decir, dicho de otro modo, ¿va a servir como punto de inflexión para certificar o no si eres líder de una grande?

Eso sería lo principal, pero yo salgo con aspiraciones de todo, de intentar todo, y luego la carrera ya pondrá a cada uno en su sitio y veremos realmente dónde estamos, pero la salida, ya te digo, voy a estar lo más adelante posible, voy a dar el máximo y si puede ser el primero, pues mejor.

El recorrido es muy duro con hasta ocho finales en alto. ¿Crees que la clasificación general se va a decidir en la montaña o como el año pasado en el Tour de Francia volverá a ser determinante las diferencias en la contrarreloj?

Yo creo que, para bien o para mal, el Giro de Italia es una carrera donde, casi siempre, todas las cosas pasan en la última semana y tenemos etapas de alta montaña y luego la contrarreloj final de 29 kilómetros que, al final si todo está muy junto, acabará marcando las diferencias de la general.

Con las cancelaciones o los aplazamientos de carreras a principios de año, ¿os ha trastocado mucho?

Sí, de hecho, tenía que debutar en la Volta a la Comunidad Valenciana y luego en la Volta ao Algarve, pero con el segundo pico de contagios que hubo, se aplazaron estas carreras. Ahora, vine aquí al Teide a hacer altitud y, seguramente, la primera carrera será la Tirreno-Adriático y luego la Volta a Catalunya.

Siempre se ha hablado de tu perfil como corredor. ¿Te sientes más cómodo como cazaetapas o como líder de una grande? ¿Cuál te motiva más?

Llevo trabajando mucho tiempo para tener esta oportunidad, ahora la voy a tener y la quiero aprovechar. El tema de de ir a por etapas o de ser un buen gregario, está ahí, y creo que me merecía esta oportunidad. Este año la tengo y la tengo que aprovechar. Y esperemos que pueda continuar con ese rol.

Para eso, hacen falta los resultados y también hace falta buen ambiente fuera de la carrera. ¿El papel de un líder tiene que ser también aglutinar o proponer incluso a los directores del equipo: yo a lo mejor me vendría mejor este perfil o este otro de compañeros para la carrera?

Más que escoger, es intentar con el grupo que vaya estar lo más acorde posible, lo mejor posible y ese compañerismo es lo que creo, luego, genera los buenos resultados. Esa sería la clave.

¿Y eso cómo se hace? Porque hay mucho trabajo de carretera, de bici, de rodillo, pero ¿hay vida más allá de la bici con el equipo?

No, es muy complicado, casi siempre coincidimos entrenando y, quizás, alguna vez sí quedas con algún compañero para cenar, pero muy pocas veces. Cada uno hace un poco su vida, sus entrenamientos, sus planes y eso es un poco como funciona.

El Giro es el primer objetivo, pero después ¿te podremos ver en la Vuelta a España? ¿Te hace especial ilusión? Ojalá con público, ¿no?

Sí, esperemos que todo esté ya mucho mejor. Si hay público es una gran alegría y ya podrá a ver ese ambiente que había cada año. Esperemos que sí, que sean esos dos objetivos, pero en la Vuelta a España también estarán Enric, Alejandro o Miguel Ángel.

Este va a ser el último año de Alejandro Valverde. ¿Le notas un poco diferente? ¿Ya se nota que va a colgar la bici o sigue teniendo el mismo carácter o el mismo gen competitivo?

No, sigue como siempre, dándolo todo, dando el máximo y es de agradecer que, con los años que lleva, que siga a ese nivel, entrenando, dándonos caña como siempre, la verdad que es divertido.

Tenemos muchas ganas de ver la segunda parte del documental ‘El día menos pensado’ de Movistar. El primero nos gustó mucho, donde se contaban todas las interioridades de un equipo. ¿A ti te gusta que haya cámaras en todas partes o mejor hay cosas que hay que reservar?

No, yo creo que está bien para que la gente conozca cómo funciona un equipo, cómo se vive. Al principio, en los primeros meses, sí que fue más complicado, porque no estábamos acostumbrados, en el autobús o en todos los momentos tener una cámara las 24 horas, pero poco a poco, nos fuimos relajando porque nos acostumbramos y luego eso se notó.

Es una forma de acercar el deporte a la gente que os conoce un poco menos porque hay personas que ven el ciclismo de Tour a Tour, pero el ciclismo se vive todo el año, ¿no?

Eso es, al final el ciclismo se vive todo el año. Pero la gente no lo conoce tanto, solo se fija en las tres grandes vueltas, el Campeonato Mundial o las clásicas. Hay muchas otras carreras y que lo vea la gente yo creo que le gusta tanto al aficionado o no porque engancha a la gente. Desde este confinamiento, se está viendo un boom del ciclismo.

Ha habido muchas altas y bajas en los últimos años en el Movistar Team. ¿Cuáles son las sensaciones del equipo a principio de temporada?

Yo creo que todas las sensaciones son buenas, está todo el equipo muy bien, contento, estamos motivados, quizás se ha rejuvenecido mucho, hay mucho joven, pero todo va en buen camino.

Tú vives en Andorra. ¿Te has cruzado alguna vez con algún youtuber? Algunos son fans del ejercicio. ¿Te veremos algún día con ‘El Rubius’ montado en la bici?

No, no lo sé, alguna vez hemos coincido con ellos porque es pequeño, hay buen ambiente y sin problema.

¿Pero algún día te veremos en una retransmisión en Twitch? ¿O no te gusta el mundo tecnológico?

No, me gusta mucho jugar a la Playstation, quizás sí, pero no te lo puedo decir ahora mismo.

¿El Giro de Italia es la gran vuelta que más ilusión te gustaría ganar?

Sí, ¿por qué no? Con una de las tres ya me conformaría, no te lo voy a negar. Yo creo también que el Tour de Francia es diferente, pero no estaría mal empezar por esta.

Tienes en tu palmarés la París Niza o el Tour del Porvenir, de carreras de una semana. ¿Qué otras carreras de este estilo te harían ilusión vencer? ¿Y hablando de clásicas?

Primero de todo, la Volta a Catalunya como carrera de una semana World Tour y de un día, no sé, me gustan mucho las Clásicas de las Ardenas, el Giro de Lombardía, las clásicas del pavés, aunque no me defiendo tanto. En cualquiera de ellas, el tener el nombre –o la Clásica de San Sebastián- es un honor y un orgullo.

Deportes

anterior siguiente