Enlaces accesibilidad
Ciclismo

Jaume Sureda, sobre su retirada: "El ciclismo no es solo ser bueno en dar pedales, tienes que valer en otras cosas"

  • El corredor mallorquín asegura que "no estaba preparado para seguir compitiendo"
  • "Lo mejor es disfrutar cada momento, despejarte y no pensar en problemas”

Por
Jaume Sureda, ciclista del Burgos BH, durante una carrera.
Jaume Sureda, ciclista del Burgos BH, se ha retirado con 24 años. Burgos-BH

La fuerza mental en el deporte, la parte psicológica, a veces no se le da tanta importancia, pero puede ser decisiva en el devenir profesional. Uno puede estar preparado físicamente, pero si no estás listo mentalmente, en muchas ocasiones, se hace muy difícil superar cualquier obstáculo deportivo que entre en juego.

En los últimos días conocíamos la decisión de Tom Dumoulin, uno de los mejores corredores del mundo, que se aleja temporalmente del ciclismo porque no está satisfecho con su rendimiento. El pasado octubre, el ciclista español, Martín Bouzas, anunciaba que se retiraba a los 22 años al no soportar la presión que conlleva el profesionalismo. 

Jaume Sureda (Son Servera, Mallorca, 1996) anunciaba la pasada semana su retirada del ciclismo profesional. En su tercera temporada con el Burgos BH, el corredor mallorquín reconocía que "mi sueño se había convertido en pesadilla, así que ahora busco la felicidad de nuevo". El ciclista español analiza para RTVE su decisión.

Mi sueño se había convertido en pesadilla


-¿Por qué tomas la decisión de colgar la bicicleta a tus 24 años que suele ser una edad temprana?

Sí, la verdad que con 24 años, si todo sale normal, quedan bastantes años de carrera, pero es una decisión que tomo a raíz de que había perdido la motivación y no encontraba esa motivación para seguir compitiendo a alto nivel.

"A raíz del confinamiento perdí las ganas de montar en bicicleta"

-¿Cuáles han sido las causas para perder la motivación?

No te podría decir una causa ni el por qué exactamente. Yo empecé muy bien el año pasado y, a raíz de la pandemia y el confinamiento, perdí las ganas de montar en bicicleta y ha seguido así hasta el día de hoy.

-Llegas a decir en las redes sociales donde has colgado el anuncio de tu retirada que tu sueño se había convertido en una pesadilla. ¿Puede deberse a la presión que tiene uno en la actividad profesional?

No sé, cada persona es diferente. Llevo muchos años compitiendo y he visto la competición para ganar. Yo si era para subirme en una bicicleta o competir, siempre era para intentar ganar o intentar hacerlo lo mejor posible. Es verdad que luego hay presión o no. En el equipo donde yo estaba no nos pedían que ganásemos tampoco, pero sí que yo quería hacerlo lo mejor posible y siempre trabajando duro queriendo estar lo más arriba.


-Que no llegaran las victorias, ¿hizo que te autopresionabas o que no te veías cómodo como ciclista profesional?

No es por un tema de victorias. Sabía en el equipo en el que estaba, sabía el nivel que tenía yo, el nivel que había. Al final estás compitiendo contra los mejores corredores del mundo, con gente que es muy buena, mucho más que tú, pero siempre buscas el tener tu momento que te satisfaga. No solo es una victoria, luego hay carreras de mayor o menor nivel, donde puedes estar más adelante o no.

"Me subía a la bicicleta y no disfrutaba"

-Pero, ¿por qué se pierde la motivación? ¿Ha habido motivos personales o que no ha habido una regularidad de resultados?

No es por un tema de resultados, porque como te comento, yo empecé el año y, antes del confinamiento, a lo mejor hice seis o siete puestos dentro de los diez primeros que, para mí, ya está muy bien. A partir de la pandemia, cuando ya podíamos volver a entrenar, yo no tenía esa motivación. Era subirme a la bicicleta y no lo disfrutaba. Me costaba mucho entrenar, iba a las carreras y no tenía el nivel para estar donde yo había estado antes porque no entrenaba como lo hacía antes. No podía entrenar lo mismo porque no era capaz, era sufrimiento. Durante la vida, te vas dando cuenta de cosas y, en un momento determinado, crees que una cosa es así, y más adelante, lo ves de otra forma. Llevo 15 años yendo en bicicleta y a mí la bici me sigue gustando. Lo que no encontraba era la motivación en el ciclismo profesional.

No encontraba la motivación en el ciclismo profesional

-¿No disfrutabas?

Sí, no lo disfrutaba. Antes era levantarme y coger la bici e ir a entrenar, que era lo que me gustaba y, a partir del confinamiento, no lo disfruté. Entrenaba sin ganas.

-Cuando eres un ciclista profesional, dependes de estadísticas, que te va marcando el entrenador personal, para ir mejorando tu rendimiento. Aunque rendías, ¿no llegabas a los tiempos que registrabas antes?

Una vez reanudada la temporada, yo sabía que no llegaban los resultados de antes por el trabajo que yo hacía. No era el mismo que desarrollaba a principios de año que hacía luego en verano. Las carreras de final de año, mi objetivo no era el de principios de año, de intentar estar lo más adelante posible porque mi trabajo que yo había hecho, previa competición, no era el mismo de antes.

"Hay que ser bueno en tema mental porque es mucho sacrificio"

-¿Crees que se ha debido a un bloque mental -como le ha sucedo a Tom Dumoulin u otros corredores-? Porque este deporte es muy psicológico?

Sí, el ciclismo no solo es dar pedales y ya está, hay mucho trabajo detrás: el tema de cuidar la alimentación, de cuidar el descanso, los viajes, etc. Luego, al final, un ciclista tiene que estar muy bien preparado, tanto físicamente como mentalmente. Como te digo, el ciclismo profesional no solo es ser bueno en dar pedales o en tema físico, tienes que valer en otras cosas. Ser bueno en tema mental porque es mucho sacrificio. Cuando compites en amateur o en categorías más bajas, tienes más libertad. Solo entrenando te vale para estar despuntando y cuando pasas a profesionales, no. Son muchos factores: tema de comida, descanso, etc.

-Este deporte es muy sacrificado y no todas las personas pueden aguantar ese estrés que conlleva estar en competición en el profesionalismo.

Sí, a parte de estrés, yo a lo mejor al vivir en una isla, había mucho vuelo también, mucho tiempo en aeropuertos, viajando y ha llegado un punto que no estaba preparado para hacer eso.

-¿No estabas preparado para seguir compitiendo?

Sí, porque la cabeza no me dejaba hacer lo que se tiene que hacer al ser ciclista profesional.

-¿Llevabas tiempo queriendo tomar esta decisión? ¿Desde hace cuánto tiempo sobrevolaba por tu cabeza?

Llevaba un tiempo que la decisión estaba tomada. El equipo, el Burgos BH, lo sabe desde finales de diciembre. Llevo pensando esta decisión desde que reanudamos las carreras. En ese momento, ya no me sentía tan bien y ya estaba pensando si me valía la pena o no. Acabo la temporada, decidí empezar la pretemporada, renové con el equipo, pero no tenía yo las ganas y se lo comuniqué a ellos.

-¿Cómo se lo tomó el equipo?

Les vino de sopetón. No estaban al tanto de que yo estuviese pensando en la retirada. Ellos siempre me han ayudado y me han dado ánimos y estoy muy agradecido.

"Lo primordial es ser feliz encima de una bicicleta"

-¿Qué mensaje mandarías a las personas que sean jóvenes ciclistas y que no han dado el paso al ciclismo profesional? ¿Qué implica ser ciclista profesional en todos los ámbitos?

Lo primordial es ser feliz encima de una bicicleta. Si es lo que les gusta y no les cuesta mucho sacrificio porque al final hay personas que les cuesta más sacrificio y gente que lo ve como su estilo de vida, que no es un sacrificio. Si al final lo miras como que es un sacrificio para ti, pues entonces, llegará un momento que a lo mejor les puede pasar lo que me ha pasado a mí. Lo mejor es disfrutar cada momento y encima de la bicicleta que sea para despejarte y que no sea subirte a la bici y pensar en problemas. Que sea tu liberación.

-¿Qué tienes pensado a partir de aquí? ¿Quieres seguir ligado en el ciclismo?

A mí la bici me gusta. Voy a seguir yendo en bici, siempre que pueda, pero no a nivel de competición. Lo que voy a hacer ahora es buscar empleo y trabajar de otra cosa.

Ahora voy a buscar empleo y trabajar de otra cosa

-¿Estás estudiando?

No, no estoy estudiando nada.

-¿Qué sector te gustaría trabajar?

No te podría decir un sector en concreto. Tengo pocos estudios, tampoco puedo elegir un sector en concreto. Lo primero ahora es poder encontrar un trabajo que, viendo la situación, es un poco difícil. Y si se da la casualidad de poder encontrar trabajo y lo puedo compaginar con algún grado, sí que me gustaría hacerlo.

"Ahora, de momento, no voy a seguir ligado a nada de ciclismo"

-¿Pero no tienes ningún interés específico?

No lo tengo pensado. Dejé los estudios temprano también por eso. Nunca me ha gustado mucho el tener que estudiar y, ahora porque no me queda otra, lo tengo que volver a hacer.

-¿Y seguir ligado en el ciclismo?

Yo siempre que pueda ayudar a alguien, con algún consejo, estaré encantado. Ahora, de momento, no voy a seguir ligado a nada de ciclismo. Si algún amigo que tengo, me pide un consejo, se lo daré. Además, también, el tema de ser auxiliar o director, al ser en Mallorca y no tener ningún equipo que compita afuera, estamos un poco más limitados en este caso.

Deportes

anterior siguiente