Enlaces accesibilidad
Ciclismo

Alberto Contador: "Pogacar va a repetir victoria en el Tour, está capacitado seguro"

  • El exciclista asegura que “Landa tiene una clase bestial, pero con 31 años o la aprovecha o será complicado sacar la máxima rentabilidad”
  • El pinteño habla sobre sus aspiraciones de futuro en el Kometa: “ser director deportivo sería una presión extra”

Por
Alberto Contador: "Ser director deportivo sería una presión extra, prefiero que la desarrollen otros"

El excampeón madrileño analiza en RTVE la temporada ciclista, que está próxima a comenzar y sus aspiraciones a futuro. Alberto Contador está inmerso en varios proyectos en la actualidad. A parte de lanzar su propia marca de bicicletas, también está al frente del Eolo-Kometa –junto a Ivan Basso-, escuadra que se estrena en la categoría UCI Pro Team. El pinteño es optimista con el futuro del ciclismo español: “hay corredores con mucha calidad, con posibilidades y que nos pueden dar un bonito espectáculo”, manifiesta.

El Eolo-Kometa se ha estrenado esta temporada compitiendo en la Clásica de la Comunitat Valenciana. ¿Qué impresiones tienes para este año?

Es un año bastante bonito en cuanto al equipo, ilusionante, tenemos un bonito calendario, aunque es verdad que estamos a expensas, igual que la sociedad, en cuanto a la Covid-19, que es una situación que nos está afectando a todos, pero muy motivados, con grandes sponsors que nos apoyan, pensando de una manera muy optimista.

Las victorias siempre son necesarias para ir, poco a poco, recibiendo invitaciones de las carreras World Tour. ¿La intención este año, Alberto, es que vayan adaptándose a la segunda categoría del ciclismo mundial o se les va a exigir un mínimo de rendimiento?

Sin duda, tenemos que ser ambiciosos y yo creo que, tanto por parte de Ivan Basso como mía, somos corredores ambiciosos a la hora de conseguir resultados, esperamos que consigan buenos resultados. Está claro que no es fácil, hay equipos muy potentes, con presupuesto muy superior al nuestro, pero esperamos tener un buen resultado porque sabemos que es realmente importante de cara a los futuros objetivos.

Una plantilla con veteranía y neoprofesionales

Veteranía, como Francesco Gavazzi o Manuel Beletti, junto a los neoprofesionales, como Arturo Grávalos o Davide Bais, equilibran una buena plantilla. ¿Qué valoración haces del equipo?

Tenemos una plantilla muy bonita, con ciertos corredores, como comentas, para poder dar un poco de experiencia a los jóvenes. Una de las cosas que, quizá es menos gratificante a nivel de resultados, pero que es más gratificante cuando ves la progresión de los corredores, es que tenemos muchos corredores jóvenes. Si no tienes corredores jóvenes, es imposible que haya campeones en el futuro y nosotros queremos apostar por esto. Está claro que a veces apuestas por un corredor joven y luego se va con otro equipo, pero es nuestra filosofía y queremos seguir así.

Al tener licencia italiana, ¿os vais a centrar principalmente en el calendario italiano?

Desafortunadamente, porque no puedo decir otra cosa, pues es así. Me encantaría que las empresas que invirtieran en el equipo fueran empresas españolas, pero desafortunadamente, y no porque no esté agradecido, porque estoy súper agradecido a las empresas que apoyan al equipo, pero me gustaría que hubiera empresas españolas. En este caso, son italianas y, obviamente, la repercusión o la importancia que puede tener el Giro de Italia para ellos, con respecto a la Vuelta a España, es enorme. Entonces, en ese sentido, es verdad que, seguramente, contaremos con un calendario con mayor protagonismo italiano que español.

¿Tienen confirmado si van a recibir la invitación del Giro de Italia?

No, estamos en esa incertidumbre, como los equipos que quieren estar en la Vuelta a España y, es verdad, que si nos ponemos a analizarlo y dices: oye, por qué no la Unión Ciclista Internacional, ahora, que ha reducido el número de corredores por equipo, por qué no intenta dar la posibilidad a más equipos profesionales. ¿Por qué? Por el simple hecho que si no da la oportunidad a equipos profesionales, ya sea de Francia, de España o de Italia, obviamente los sponsors están menos interesados y quizá otra categoría no continental profesional, como Pro Conti, se vaya un poco desilusionando y no existiendo, salvo que fuera World Tour.

En el caso de que recibieran esa invitación del Giro de Italia, ¿sería el objetivo principal del equipo o en cuáles crees que serán las carreras que van a centrar el objetivo del Eolo-Kometa?

Yo creo que cada carrera es importante, y cada carrera hay que ir a ganar, pero obviamente si estamos invitados en el Giro, hay que intentar dejarse la piel en el Giro. Eso está claro, no me cabe ninguna duda. Lo único que, aparte de ir al Giro a dar al 100%, hay que intentar ir a todas las carreras para dar el 100%.

¿Alejandro Ropero es el nombre a tener en cuenta del equipo? ¿Tenemos un diamante en bruto?

Afortunadamente, puedo decir que no solamente es el único corredor a tener en cuenta. Hay corredores, como Fancellu, ciclista italiano de mucha calidad, que hay que tenerlo muy en cuenta.

Aurum Bikes, la nueva marca de bicicletas de Contador 

Otro de tus grandes proyectos es tu marca de bicicletas, Aurum Bikes. ¿Qué tal está siendo la acogida?

Estamos muy contentos porque el mercado de la bicicleta, a pesar de que no hay existencias en las tiendas, cuando la gente quiere comprar bicicletas, está funcionando de una manera increíble. Es verdad que tenemos un mercado muy global -Indonesia, Singapur, Korea, Tailandia, Panamá, Costa Rica, México, Bélgica, Dinamarca, etc-.

Es un mercado, sobre todo, internacional. Es verdad que tenemos también en Italia y en España. Está funcionando muy bien. Es un sector con mucha competencia, que es difícil pero tanto Ivan como yo, que somos los CEO´s, que a veces piensas que a lo mejor es un embajador de una marca y, en este caso, no, somos aparte los propietarios porque creemos realmente en el proyecto, hemos testado las bicicletas y porque sabemos del rendimiento que tienen. Estamos realmente contentos de cómo está funcionado y esperamos que siga así.

¿Cómo definirías esta bicicleta? Si no me equivoco, hay dos tipos de bicicleta dependiendo el color.

La bicicleta está desarrollada, ni más ni menos, que para tener rendimiento. Al final, cada ciclista, ya seas profesional o cicloturista, lo que quieres es ir lo más rápido posible con los watios que seas capaz de desarrollarlo. Este ha sido nuestro objetivo, sobre todo, rendimiento por encima de formas o tubos sobredimensionados por intentar hacer un diseño extravagante, sino únicamente que fuera eficiente, que se pudiera conseguir ir lo más rápido posible en ciertos terrenos donde ya los tenía testados muchas veces. Estamos realmente muy felices del resultado que da y contentos con la aceptación a todos los niveles, tanto nacional como internacional.

A parte de los profesionales del Eolo-Kometa, ¿se ha puesto en contacto algún otro equipo profesional para rodar con tu marca de bicicletas a corto plazo?

Sin duda, hay equipos de World Tour que querían rodar con estas bicicletas, pero obviamente, a parte del material, es un esfuerzo económico y, para nosotros, lo mejor es estar con nuestro equipo UCI Pro Team, que va a correr con equipos World Tour, Sub-23, junior, que al final son setenta u ochenta corredores, que nos van a dar un feedback muy bueno de la bicicleta y en base a eso desarrollar un poco más rígido, menos rígido el material. Por nuestra parte, halagados de las ofertas y de las peticiones por parte de otros equipos, además de la máxima categoría, pero en este momento, creemos que la opción más interesante es la nuestra.

¿Una retirada demasiado temprana?

Hace cuatro años que te retiraste del ciclismo profesional en La Vuelta a España. Veíamos hace unos meses los registros que sueles subir al Strava y mucha gente se pregunta: ¿piensas que podías haber estado más años en el profesionalismo?

Sí, sin duda, podía haber estado más años en profesionales, pero cuando tienes un deseo de retirarte en la cúspide, de retirarte bien, obviamente tienes que acortar tu plazo como ciclista profesional. Este fue mi caso. Al final fue en 2017, además dije que me retiraría en La Vuelta a España, y no sabes nunca si te puedes caer, si no te puedes caer, pero afortunadamente, pese a que en Andorra tuve un mal rendimiento y quizá me privó de optar por la victoria en la Vuelta a España, me permitió correr a mi manera, con espectáculo, rompiendo siempre la carrera y yo creo que eso siempre es positivo para el ciclismo.

A parte de terminar en lo alto, como dices, en El Angliru, ¿otro de los factores que pudieron determinar esa decisión era que quizá creías que no estabas para disputar la general de una gran vuelta?

Hablando claramente, desafortunadamente los números me decían que tenía que continuar, estaba batiendo récords en cuanto a picos de potencia por cinco, diez, quince, veinte minutos, etc, y claro, yo estaba batiendo récords de toda mi carrera deportiva. Si tú ves esto y lo analiza tu entrenador después de la carrera, dices, tengo que continuar porque esto es súper complicado que alguien me lo pueda igualar, y si me lo iguala, va a estar medio muerto, pero está claro que si tú te quieres retirar, en cierto modo con un poco de antelación, con un buen recuerdo, obviamente tienes que renunciar a dos o tres años buenos de contrato. En mi caso, tenía claro que tenía que retirarme en mi momento y no alargarlo más de la cuenta y estoy contento con la decisión que tomé.

¿Cuál para ti ha sido la victoria más sufrida de tus triunfos en las grandes vueltas?

Me cuesta pensarlo, pero quizá, te podía decir que el Tour de 2010 porque salí de la contrarreloj después de pasar una mala noche y mi director me dijo, 10 segundos, le quito mi micrófono a mi mecánico, Faustino Muñoz, me dice, 25, 25, 25, segundos y así por más o menos una hora y cuando llegué a la última curva de la contrarreloj, tomé con el pie en el pedal, casi a punto de caerme, esprintando a morir, y me dice, tranquilo, si has ganado por casi un minuto. Era lo que le aventaja yo a mi rival, pero estuve tan al límite de dolor, pero cada vez que me hablan ahora en el presente de su nombre, en ese momento me entran ganas de cogerle del cuello del dolor y del sacrifico que sufrí.

¿Cambia mucho la preparación de una gran vuelta en comparación con la de una semana? ¿Qué detalles destacarías?

En el caso de una gran vuelta, necesitas una preparación bastante más meditada a la hora de meter horas y trabajo, en los cuales incluimos algo de descanso, y muchas veces en la inmensa mayoría son compatibles en el entrenamiento de un grupo que con otro.

Sobre el Tour de Francia de 2009, Johan Bruyneel comentó que tuvo a tu disposición el mejor material que nos ofreció Trek. ¿Tú sigues manteniendo que Astana disponía de mejores ruedas para Amstrong en la contrarreloj y que tuviste que buscarte la vida reclamando esas ruedas que necesitabas pidiendo favores a otras formaciones?

En el caso de 2009 creo que ha llovido mucho y tampoco toca hablar mucho. Está claro que no fueron las posibilidades para competir en igualdad de condiciones.

Bruyneel también ha llegado a decir -en contestación a unas declaraciones tuyas- que desconfiaste del equipo. ¿Piensas contestarle?

En este caso, al final yo buscaba un interés que era ganar el Tour de Francia, obviamente había cosas positivas, cosas que no eran tan positivas y mi objetivo número uno era conseguir el Tour de Francia. Entonces, yo tenía que adaptar tanto cosas del equipo como cosas fuera del equipo para intentar conseguir la victoria que, afortunadamente, se consiguió.

En todo caso, ¿crees que hubo una conspiración contra ti o no?

No, yo creo que la palabra conspiración es excesiva. Al final, había ciertos intereses, como puede haber en otros deportes, como la Formula 1, cuando hay una rivalidad que quizá puede ser más interesante de promoción que otra, pero yo no lo considero alguna conspiración. Yo creo que hay corredores que fueron de otras nacionalidades muy fieles a mí también y yo únicamente me centré en dar pedales en los momentos clave y afortunadamente esa victoria del Tour de 2009 vino para mí.

¿Cuál es tu relación con Lance Amstrong? ¿Es nula o has hablado con él recientemente en los últimos años?

La verdad que no tenemos relación. No porque no tenga su contacto, sino porque tenemos vidas completamente diferentes. Él está en Estados Unidos, yo estoy aquí. Somos personas bastante diferentes. Es verdad que tenemos el contacto ambos del uno y del otro, pero no tenemos contacto.

¿Qué tienes que decir del ataque del que se ha hablado mucho que protagonizaste en el Tour de 2010 justamente cuando Andy Schleck se le salía la cadena?

Es un momento que dio mucho que hablar. En el Port de Bàles yo estaba claro que quería atacar ahí para intentar marcar diferencias con él. Se ha hablado muchísimo de este puerto, el Port de Bàles pero seis días antes hubo una caída grandísima en una etapa un poco parecida a la Lieja-Bastoña-Lieja. El pelotón, entre ellos, el equipo Astana estaba muy por delante conmigo, también el RadioShack que, por cierto, quería tirar, nosotros le dijimos que no tirábamos. Tanto Andy como Fränk Schleck estaban retrasados. En caso de haber tirado, habrían llegado a más de cinco o seis minutos en la etapa y nosotros decidimos parar. Eso quizá no se recuerda, se recuerda más el salto de cadena, pero si, en ese caso, hubiera dicho a mis gregarios de tirar, el equipo RadioShack estaba tirando a tope, la diferencia hubiera sido abismal y habría podido optar por unos puestos muy lejos del podio.

El futuro del ciclismo

¿Ves mucha diferencia del ciclismo de tu época al de ahora?

Creo que el ciclismo de ahora cada vez está todo más concentrado a que hay más control entre los grandes líderes y esto quizá tristemente, pues, para el espectáculo no es lo más positivo.

¿Cómo ves al ciclismo español? ¿Ves a Mikel Landa o Enric Mas ganando una gran vuelta a corto plazo?

Son corredores que veo que bien, que motivan y que tienen que motivar, no queda más remedio. Mikel Landa tiene una clase bestial, tremenda, pero ahora con 31 años, o la aprovecha o será complicado de que le pueda sacar la máxima rentabilidad. En cambio, en el caso del equipo Movistar Team, creo que tiene corredores con mucho más margen.

Es cierto que hay gregarios que tienen un nivel bastante aceptable, en cambio hay líderes que quizá no están demasiado conformes, entonces es verdad que cada año, cada caso, cada nombre, es completamente diferente, pero seguro que el equipo Movistar Team tendrá un gran año, será protagonista y eso es lo más importante.

Dicho de otro modo, ¿hay relevo generacional para las grandes vueltas?

La gente es hábil, lo suficientemente sabia para ir bien en todos los terrenos, es verdad que venimos de vivir una generación muy buena, pero hay corredores con mucha calidad, con posibilidades y que nos pueden dar un bonito espectáculo.

Tu máximo rival, Chris Froome, cambia de aires y buscar lograr su quinto Tour de Francia. ¿Le ves capacitado para lograrlo o crees que la juventud ahora está muy por encima?

Está claro que cada año cambia todo, cambia la preparación, cambian los rivales, y a la hora de asumir futuros objetivos. Está claro que Chris Froome está allí, estamos observándolo de cerca, por Estados Unidos y habrá que ver cómo adopta su rendimiento en Europa, con nueva bici y algunos nuevos materiales.

¿Te ha sorprendido Pogacar? ¿Le ves capacitado para defender título en el Tour de Francia?

Pogacar le veo capacitado seguro. Va a repetir victoria en el Tour de Francia. Lo único que es cierto que, este año, veremos un Tour de Francia, en el cual no va a ser tan anónimo, en el que el Sky o el Jumbo le hacían el trabajo, por eso necesitaba una ayuda extra. El equipo de Pogacar ya se ha hecho el hueco para trabajar en esto.

El UAE Team Emirates se ha reforzado muy bien, con la incorporación de Marc Hirschi.

Hirschi es un corredor, no solamente para intentar conseguir victorias en el Tour de Francia, sino también para ser contrarrelojista de equipo. De hecho, el año pasado, destacó enormemente en etapas de montaña y por qué no trabajando para Pogacar.

¿Te gustaría en un futuro ser director deportivo de algún equipo profesional o prefieres estar en sombra?

No, prefiero estar en la sombra, trabajar con tema de sponsor, a la hora de sacar proyectos adelante, pero en cuanto a director deportivo, al final, yo he tenido mucha presión como ciclista profesional, siempre no he contemplado otra cosa que no fuera dar el 100% y, en caso de ser director deportivo, sería una presión extra y prefiero que la desarrollen otros, es verdad que siempre cuentan con mis opiniones, con mis sensaciones, con lo que creo que es lo mejor o más idóneo en cada momento, pero desde un lado más exterior y menos protagonista.

¿Te quedas satisfecho con tu carrera deportiva?

Sin duda. La verdad que me siento muy orgulloso de mi carrera deportiva, es verdad que quizá la podía haber alargado un poco más, pero creo que es bonito dejar un buen recuerdo a los aficionados, con victorias, en un puerto mítico como El Angliru, me siento muy afortunado de haberlo podido vivir y ha sido un libro escrito como a ti te gustaría y soy consciente de ello. Disfruto cada día, cada momento, en cada situación y únicamente puedo decir gracias a todo el mundo por el gran apoyo que me han mostrado y me siguen mostrando.

Deportes

anterior siguiente