Enlaces accesibilidad
Fútbol | Real Madrid

Lopetegui, el duodécimo entrenador de Florentino Pérez

  • El actual seleccionador es el elegido por el presidente para sustituir a Zidane
  • Su primera etapa como dirigente blanco lo hizo con Del Bosque como técnico
  • Otros técnicos a los que trajo son: Queiroz, Camacho, Pellegrini, Mourinho o Ancelotti

Por
 Julen Lopetegui, en el Castilla
Imagen de archivo de Julen Lopetegui cuando era entrenador del Castilla. @RealMadrid

El técnico vasco, Julen Lopetegui, elegido para dirigir al Real Madrid las próximas tres temporadas, será el uodécimo entrenador bajo el mandato de Florentino Pérez como presidente del club blanco.

La inesperada marcha de Zinedine Zidane, solo cinco días después de ganar su tercera Champions, obligó al dirigente madridista a buscar a un sustituto al técnico francés que sorprendió a todos con su irreversible decisión.

Ahora, la elección de Lopetegui como nuevo entrenador del Real Madrid, ha causado aún más sorpresa que la marcha de 'Zizou', ya que el nuevo técnico blanco está a solo dos días del debut de España en el Mundial de Rusia.

Lopetegui es el último entrenador elegido por Florentino Pérez, pero el primer técnico que estuvo bajo sus órdenes fue Vicente del Bosque. Fue en su primera etapa como presidente del club y no lo eligió él ya que el exseleccionador ya era técnico del primer equipo cuando Pérez llegó a la presidencia.

Seis técnicos en seis años

De hecho, Florentino sí fue el que tomó la decisión de no renovar el contrato a Del Bosque, pese a haberse proclamado campeón de Liga. Durante sus seis primeros años de presidencia (2000-2006), Florentino Pérez tuvo a seis entrenadores.

Con Del Bosque, el Madrid logró, entre otros títulos, dos Ligas, dos Ligas de Campeones y una Copa Intercontinental, y duró hasta 2003.

En la temporada 2003-2004 fue el turno del portugués Carlos Queiroz, que sólo estuvo esa campaña. Efímero fue también el paso de José Antonio Camacho, quien dirigió al equipo en tres partidos de Liga y uno de Liga de Campeones antes de renunciar al cargo.

Su sustituto, Mariano García Remón, estuvo cien días al frente del equipo y, a finales de 2004, fue destituido. La salida del ex guardameta supuso la llegada del brasileño Vanderlei Luxemburgo, que entrenó al equipo hasta diciembre de 2005, cuando fue reemplazado por Juan Ramón López Caro, que también estaba dirigiendo al filial, como ocurrió con Zidane, y obtuvo el subcampeonato, lo que no le permitió continuar.

De Pellegrini a Zidane, pasando por Mourinho

Un día después de volver a la presidencia, el 2 de junio de 2009, Florentino Pérez presentó su primer fichaje de la nueva etapa, al chileno Manuel Pellegrini, que llegaba avalado por su gran labor al frente del Villarreal.

En cambio, no pudo cumplir la totalidad del contrato que tenía firmado y al terminar la temporada sin títulos tuvo que abandonar el Bernabéu. Acabó la Liga con récord de puntos en la historia del equipo, pero las eliminaciones prematuras en la Copa del Rey, contra el modesto Alcorcón, de Segunda B, y en los octavos de final de la Liga de Campeones frente al Olympique Lyon, fueron una losa demasiado pesada, más cuando finalmente el Barcelona se apuntó el título liguero.

El chileno dejó paso al portugués Jose Mourinho, que llegaba con el aval de la gloria alcanzada en el Oporto, Chelsea e Inter de Milán y con la misión de devolver al Real Madrid al primer plano del fútbol español y europeo, al margen de tratar de acabar con la 'dictadura' del Barcelona de Pep Guardiola.

Fue polémico y controvertido el paso del entrenador de Setúbal por el Real Madrid, al que devolvió a las semifinales continentales. Fueron tres temporadas volcánicas en las que logró una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España.

Cambió de perfil Florentino Pérez para encontrar un sucesor a Mourinho. Por fin pudo hacerse con los servicios del italiano Carlo Ancelotti, otro técnico de prestigio con un enorme palmarés, pero con un carácter muy distinto al del luso, más de un estilo 'pacificador'.

El entrenador italiano no tardó en calar en la plantilla y en la afición. Además, en su haber el Real Madrid firmó un gran año, 2014, en el que consiguió la Copa del Rey, la 'Décima' Copa de Europa, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

En enero de 2015 acabó una racha de victorias espectacular y el equipo blanco comenzó a tender a la baja hasta acabar el curso sin título alguno, lo que motivó la salida de Ancelotti, muy querido por la plantilla y la afición, y la contratación de Rafa Benítez, entrenador también de dilatado palmarés criado en la casa antes de encontrar el éxito lejos del Santiago Bernabéu.

Su vuelta, en cambio, no se vio acompañada por el éxito y sin el apoyo del vestuario, acabó siendo destituido seis meses después de llegar al cargo. Todo lo contrario ocurrió con Zinedine Zidane, gran gestor de las estrellas madridistas a las que supo impulsar a la historia con la conquista de tres Ligas de Campeones, además de una Liga como títulos de mayor prestigio.

Su inesperado adiós provocó la búsqueda de técnico y ante la imposibilidad de sacar del Tottenham a Mauricio Pochettino, la apuesta del Real Madrid es el actual seleccionador español, Julen Lopetegui, que regresa a la casa blanca.

Deportes

anterior siguiente