Enlaces accesibilidad
Fútbol | Caso FIFA

Blatter acusa a Platini de ser el causante del escándalo en la FIFA

  • "Lo ideó todo Michel Platini. Es algo personal", ha asegurado Blatter
  • El suizo ha indicado que Platini "siempre quiso ser presidente de la FIFA"
  • No obstante, defiende al francés y cree que no debería estar suspendido
  • El brasileño José Marín acepta ser extraditado a Estados Unidos

Por
Blatter acusa a Platini de ser el causante del escándalo en la FIFA

El presidente de la FIFA, Joseph Blattersuspendido temporalmente de su cargo, ha acusado a su colega de la UEFA, Michel Platini, de ser el causante directo del escándalo que ha hecho temblar los cimientos de la máxima organización del fútbol mundial.

"Al principio la diana de los ataques fui yo. Y lo ideó todo Michel Platini. Es algo personal", dijo Blatter en entrevista con la agencia rusa TASS desde Zúrich. Blatter subrayó que Platini "siempre quiso ser presidente de la FIFA", pero que "no tuvo el coraje de presentar su candidatura en las elecciones de 2015".

"Cada persona que dirige la UEFA se ve infectado por un virus que se llama Anti-FIFA", señaló. Recordó que antes de que Platini fuera elegido para encabezar la UEFA eran "los mejores amigos", pero después "de repente" no le invitó a la apertura de la Eurocopa en 2008. "Desde entonces, ni una vez tomé parte en las actividades protocolarias de la UEFA, ya que consideré que aquello había sido una falta de respeto, y no hacia mi persona, sino hacia todo el colectivo de la FIFA", dijo.

En contra de la suspensión a Platini

Al mismo tiempo, rompió una lanza en favor del francés al afirmar que los dos millones de francos suizos que recibió Platini de la FIFA, y que han provocado su suspensión temporalson el pago de una deuda por un trabajo realizado y no representan un acto delictivo. 

El suizo recordó que le propuso trabajar para él tras el Mundial de 1998 celebrado en Francia, pero Platini, que está suspendido temporalmente como él, pidió un millón de francos anuales, una cifra desorbitada para la FIFA. "Firmamos un contrato, pero no por esa suma. Trabajó para mí hasta 2002, cuando lo eligieron para el comité ejecutivo de la UEFA y la FIFA. Después de esto, el contrato fue anulado, ya que él se convirtió en representante oficial de la UEFA", explicó.

En 2010, Platini se dirigió a la FIFA para que le pagaran la deuda, a lo que Blatter respondió que el propio jefe de la UEFA estimara el monto. "La cuenta se cifró en 2 millones, a razón de medio millón por año. Yo aprobé el pago. Ese es mi lema: si le debo dinero a alguien, debo pagarle. Eso es todo. Ese dinero no fue un pago por ninguna otra cosa", precisó.

José Marín acepta ser extraditado a EEUU por el caso FIFA

Por otra parte, el brasileño José María Marín, antiguo presidente de la Confederación de Fútbol de Brasil, aceptó su extradición a Estados Unidos, según ha comunicado el Ministerio Federal de Justicia y Policía de Suiza, donde el exdirigente deportivo se encuentra detenido desde finales de mayo.

Con este consentimiento, el Gobierno suizo ha procedido a autorizar la extradición mediante un procedimiento simplificado. El Ministerio adelantó que por razones de seguridad no informará sobre el momento de la entrega de Marín.

La detención del exresponsable del fútbol brasileño ocurrió el pasado 27 de mayo, junto a otros seis funcionarios de la FIFA, por petición de Estados Unidos, que desea juzgarles por haber aceptado sobornos a cambio de dar a ciertas empresas los derechos de difusión de eventos futbolísticos.

Concretamente, a Marín se le acusa de la venta de los derechos de comercialización para la Copa América de los años 2015, 2016, 2019 y 2023, así como para la Copa de Brasil de 2013 y 2022. Se estima que tales acciones pudieron haber provocado un perjuicio financiero a las dos confederaciones de fútbol continentales, así como a la Confederación Nacional de Fútbol.

Marín se había opuesto a la extradición hasta este martes, cuando en un interrogatorio declaró estar de acuerdo con ella, informó el Ministerio suizo. De acuerdo a las normas en Suiza, el antiguo responsable del fútbol debe ser entregado en el plazo de diez días a una escolta policial estadounidense para ser llevado a EEUU. 

Deportes

anterior siguiente