Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba
  • La detención de siete directivos en Suiza destapa el escándalo de corrucpión
  • Blatter, que había sido reelegido presidente, se ve obligado a renunciar
  • El proceso pone en entredicho la limpieza en la elección de los Mundiales
  • Platini y Blatter son sancionados con seis años fuera del fútbol

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha hablado por primera vez en una radio suiza de un "acuerdo de caballeros", respecto al controvertido pago de 1,8 millones de euros en 2011 al actual presidente de la UEFA, Michel Platini.

"Fue un contrato que tenía con Platini , un acuerdo de caballeros, no puedo dar detalles", dijo el máximo mandatario del fútbol mundial, acusado por la justicia suiza y suspendido 90 días por el Comité de Ética del mismo organismo que preside, por ese pago a Platini.

Los presuntos escándalos en la Fifa le han costado el puesto, durante 90 días, de momento, y podrían ampliarse hasta 45 más, a su presidente, Joseph Blatter y a uno de sus vicepresidentes, Michel Platini, presidente a su vez de la Uefa y favorito en las encuestas a sucederle. Aunque Blatter salió indemne de los escándalos de venta de entradas (que le costó el puesto al secretario general, Valcke) y la de los derechos de televisión, investigadas también por la fiscalía suiza, fue "cazado", acusado de cometer presuntamente "administración desleal" por un pago a Platiní de 2 millones de euros en 2011, que atribuyen a unos supuestos trabajos realizados en 2002.