Enlaces accesibilidad
Liga - Jornada 8 | Atlético de Madrid 2-1 Celta

Diego Costa, con un doblete, mantiene al Atlético en lo alto y se pone pichichi

       
  • El brasileño falló un penalti pero se desquitó al marcar dos tantos
  •    
  • Lleva 10 goles en ocho encuentros y supera a Messi que suma 8 tantos
  •    
  • Nolito, goleador del Celta, pudo empatar en el descuento 
  •    
  • Datos y estadísticas del Atlético de Madrid 2-1 Celta

Por
Atlético de Madrid
Godín celebra el primero gol del Atlético junto a su compañero y autor del tanto Diego Costa. AFP AFP PHOTO/ PIERRE-PHILIPPE MARCOU

Ficha técnica:

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe,  Mario, Gabi (Guilavogui, min.89), Koke, Arda Turan (Cristian  Rodríguez, min.73), Diego Costa y Villa (Oliver Torres, min.58).

CELTA: Yoel, Hugo Mallo, David Costas, Fontás, Toni, Oubiña, Alex  López (Santi Mina, min.58), Rafinha, Augusto Fernández (Nolito,  min.58), Krohn-Dehli y Charles (Madinda, min.69).

GOLES:

1-0, min.42: Diego Costa. 

2-0, min.62: Diego Costa.

2-1, min.72: Nolito.

ÁRBITRO: Undiano Mallenco (C.Navarro). Amonestó a Godín  (min.81), por parte del Atlético de Madrid, y a Charles (min.65),  Hugo Mallo (min.74), Oubiña (min.81), por parte del Real Club Celta  de Vigo.

ESTADIO: Vicente Calderón.

El Atlético de Madrid sigue ampliando el mejor arranque de liguero de su historia e impide que el Barcelona se quede solo al frente de la liga tras vencer 2-1al Celta de Vigo en un partido que estuvo vivo hasta el final. [Datos y estadísticas del Atlético de Madrid 2 - 1 Celta]

Los de Simeone siguen colíderes con 24 puntos, de 24 posibles, gracias a Diego Costa que anotó los dos tantos rojiblancos. El delantero brasileño, que falló un penalti en el 36, se resarció de su error y marcó por partida doble para colcocarse como 'pichichi' en solitario con 10 dianas.

Nolito anotó para el Celta a falta de 20 minutos y puso emoción a los instantes finales cuando estuvo apunto de empatar, en el descuento, con un gran disparo de falta que Courtois se encargó de despejar.

Viejos fantasmas sobrevolaron el Calderón y los rojiblancos terminaron pidiendo la hora. Demasiado sufrimiento al final, gracias a la tardía reacción del Celta, y al no haber materializado las clarísimas ocasiones de las que dispusieron durante el encuentro.

Dominio Atlético en el inicio

Sin embargo, el Atlético de Madrid, que acumula 10 victorias en 10 partidos (entre Liga y Champions), demostró que su gran estado de forma no es cuestión de suerte. Desde el inicio planteó un partido serio. Con mucha presión, sin dar un balón por perdido y tirando de casta en los momentos decisivos el Atleti dominó el encuentro durante la primera hora.

Solo la gran actuación de Yoel, el mejor del Celta en el primer tiempo, impidió que los colchoneros se fueran al descanso con una cómoda goleada. El meta gallego no solo detuvo el penalti a Diego Costa si no que se encargó de desbaratar todas las ocasiones que generaban los rivales. Incluído el rechace del penalti que Villa se apresuró a rematar.

Sin embargo, el meta galleno nada pudo hacer para evitar el primer tanto del encuentro al borde del descanso. Un centro raso de Filipe, desde la izquierda, fue rematado al alimón por Diego Costa y Godín, aunque el uruguayo enseguida dio la autoría del tanto al hispano-brasileño.

Con la ventaja merecida del Atlético de Madrid se llegó al descanso y tras la reanudación poco o nada había cambiado.

Los de Simeone seguían teniendo contra las cuerdas al Celta y Villa falló una clarísima ocasión que hubiera supuesto el 2-0. El 'guaje', solo ante el portero, lanzó fuera el balón cuando quisó ajustarlo al palo.

Emoción y sufrimiento al final

Pero hasta ese momento la superioridad del Atleti era evidente y el gol parecía solo cuestión de tiempo. Así, en el 62 llegó el segundo tanto de Costa. El delantero se va por velocidad de sus oponetes y en el mano a mano con Yoel le gana la partida lanzando el balón a la izquierda.

Los de Simeone se relajaron con ese 2-0 que parecía darles la tranquilidad, pero nada más lejos de la realidad. El Celta, que hasta entonces no se había presentado al encuentro, resurgió con la entrada de Nolito.

El delantero vigués picó el balón ante la salida de Courtois y dio alas a los suyos para encarar los minutos finales.

Los de Luis Enqrique estuvieron a punto de rozar la gesta y acorralaron a los rojiblancos en su campo. Pero la reacción gallega llegó demasiado tarde y también se quedó en nada por la espectacular parada de Courtois, que evitó el empate al despejar una falta ya en el tiempo añadido.

Deportes

anterior siguiente
-->