Enlaces accesibilidad

Forlán devuelve la gloria europea al Atlético

Por

No podía ser de otra manera. El Atlético ha necesitado 115 minutos de sufrimiento para volver a coronarse campeón en Europa. Un gol de Forlán en la segunda parte de la prórroga ha otorgado la primera Europa League de la historia al equipo rojiblanco. [Así vivimos el Atlético 2-1 Fulham] [Datos y estadísticas]

El uruguayo ha sido el protagonista del partido. Fue el autor del primer tanto rojiblanco del partido ante el Fulham, un rival rácano para una final dramática que se decidió en su último suspiro cuando todo apuntaba al desenlace en la tanda de penaltis. Pero la fe del Atlético, la de los 20.000 aficionados que no dejaron de animar durante todo el partido, y la de Agüero, el autor del pase del gol definitivo, le devolvió la gloria al equipo rojiblanco, 48 años después.

Cuando ya parecía demasiado tarde, el equipo de los imposibles obró un nuevo milagro. Un balón larguísimo por la banda izquierda fue recogido por Agüero después de una carrera increible. Evitó que el balón saliese por la línea de fondo y mandó un pase perfecto para Forlán, que no falló a su socio en la delantera para poner el 2-1 definitivo en el marcador.

Fue un premio justo para un equipo que fue a por el partido desde el principio. Tras deshacerse de los nervios iniciales, la posesión fue de su propiedad. El Fulham no luchó por ella y cedió el balón a la espera de centros largos para Zamora.

La primera ocasión llegó en el minuto 11, cuando Agüero aprovechó un fallo inglés en el centro del campo para lanzar un ataque rápido junto a Forlán, que mandó el balón al palo con un tiro cruzado con Schwarzer practicamente batido.

La siguiente fue para Reyes, que lanzó una falta a la escuadra, pero sin la potencia necesaria para superar al portero australiano. Por su parte, el Fulham seguía a lo suyo y la jugada más peligrosa en el primer cuarto de hora fue un disparo alto de Gera desde la frontal. El primer tiro a puerta de los ingleses llegó por mediación de Davies, que empaló un balón suelto después de que Perea no lograse despejar ante la presión de Zamora. De Gea, bien colocado, atajó con seguridad.

Intercambio de goles

Poco a poco, el Atlético fue cerrando a su rival, que defendía con diez jugadores en su parcela. El Atlético buscaba a sus estrellas. Forlán, muy activo, tiró continuos desmarques en busca de huecos, mientras que Agüero se convirtió en una pesadilla para la defensa londinense en la banda izquierda. El argentino protagonizó dos grandes jugadas individuales que desarbolaron a sus rivales.

En la primera, el 'Kun' se fue de tres jugadores y metió un balón peligrosísimo en el área pero el marcador de Forlán despejó antes de que el uruguayo pudiese meter la pierna. Tres minutos después, el yerno de Maradona repitió la acción, pero al defensa del Fulham seguía firme.

Ante la pasividad del Fulham, el Atlético siguió insistiendo hasta que se llevó el gato al agua. Tras dos grandes jugadas de Agüero, el primer gol atlético llegó tras un fallo del delantero argentino. Un pase largo de Reyes fue recogido por Simao, que cedió para el 'Kun' que, en el borde del área, controló con la cabeza y lanzó un disparo en semifallo que acabó aprovechando Forlán para enviar el balón a la red. El uruguayo hizo estallar a la afición rojiblanca en Hamburgo.

Sin embargo, la alegría duró poco. A pesar del control del Atlético, el Fulham logró empatar en su segunda llegada a puerta de todo el partido. Después de una desafortunada jugada de Zamora, que se entretuvo mucho en el área, Duff colgó el balón para Davies, que batió a De Gea con una volea al primer palo que sorpendió al nuevo internacional español.

El Fulham despierta

Vuelta a empezar. El Fulham volvió a su madriguera y el Atlético siguió en busca del gol que le diera la gloria europea. La primera parte terminó con una nueva oportunidad de Forlán, que despejó Schwarzer como pudo.

El equipo español no aprovechó esta buena línea en el comienzo de la segunda parte, cuando los dos equipos se cambiaron los papeles y el Fulham se hizo con la posesión de la pelota. Al Atlético le costó responder a esta nueva faceta del equipo inglés y perdió el timón del partido durante bastantes minutos.

El equipo de Quique perdió frescura en su ataque y ni Forlán ni Agüero encontraban los huecos que sí lograron en la primera mitad. Por su parte, el Fulham avisó con un disparo dentro del área de Davies tras un error defensivo rojiblanco. De Gea, muy atento, despejó el chut.

Los minutos pasaban y empezaron los cambios. Hodgson retiró a sus dos 'tocados', Zamora y Duff por Dempsey y Nevland. Por su parte, Quique cambió a sus extremos, Reyes y Simao por Jurado y Salvio. Savia nueva para un partido que comenzaba a poner sus ojos en la prórroga.

Los cambios despejaron el juego de ataque atlético, muy espeso durante la segunda parte, pero sin la claridad necesaria para alcanzar el tanto. La fuerza de Ujfalusi lideró los ataques 'colchoneros', pero ni Salvio ni Forlán acertaban a rematar. El propio jugador checo mandó a las nubes un disparo desde dentro del área completamente sólo. Sin tiempo para más, el partido se fue a la prórroga con una caída de Agüero en el área que el árbitro, acertado, dejó seguir.

Prórroga gloriosa

El comienzo de la prórroga denotó los nervios en ambos equipos, que abrieron sus líneas y se vieron oportunidades en ambas porterías. Sin embargo, el cansancio impedía que fueran con claridad y el gol definitivo tardó en llegar.

En la primera parte, la ocasión más clara corrió de parte del héroe final. Forlán desbordó en la banda izquierda, se metió en el área y lanzó un pase peligrosísimo que ni Salvio ni Agüero acertaron a mandar a la red.

El Fulham inquietó al Atlético con balones largos que despejó De Gea una y otra vez. Y cuando todo apuntaba a los penaltis, apareció la pareja letal rojiblanca. Agüero recogió un balón imposible y metió un pase perfecto para el histórico gol de Forlán. Y la afición 'colchonera' lloró de alegría porque acababan de ver el gol que recordarán toda su vida.

Deportes

anterior siguiente