arriba Ir arriba

La autoría del brutal atentado suicida perpetrado este sábado en el sur de Turquía contra una boda kurda, el más mortífero en el país en lo que va de año, ha revelado este lunes grietas en el discurso de las autoridades turcas, después de que el primer ministro, Binali Yildrim, declarara que las primeras informaciones sobre su atribución al grupo yihadista Estado Islámico "no son ciertas".

Gritos contra el presidente Erdogan durante el entierro de los fallecidos en el atentado en una boda kurda. Le acusan de no proteger a la población. En esta zona habitada mayoritariamente por kurdos, los atentados son frecuentes aunque este último ha sido uno de los más mortíferos. La pareja que celebraba la boda cuando ocurrió la explosión era militante del izquierdista y pro-kurdo Partido Democrático de los Pueblos y muchas de las víctimas eran próximas a éste movimiento que mantiene un enfrentamiento directo con los movimientos islamistas y el Estado Islámico.

Al menos dos civiles y un policía han muerto y 73 personas más han resultado heridas en un atentado con coche bomba perpetrado en Turquía contra una comisaría de policía en la localidad de Elazig, en la provincia suroriental de Van, han informado este miércoles las autoridades.

El ataque se ha atribuido al grupo armado PKK, según EFE, y ha ocurrido en la noche del miércoles. Entre los heridos hay 20 agentes de policía, mientras que numerosas viviendas resultaron dañadas, según el Gobernador de la provincia, Ibrahim Tasyapan, citado por la agencia semipública Anadolu.

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, han pactado este martes durante una reunión en San Petersburgo los siguientes pasos que darán con vistas a normalizar las relaciones bilaterales entre ambos países, si bien ambos líderes han admitido que llevará tiempo reconstruir los lazos rotos tras el derribo de un avión ruso por cazas turcos en la frontera con Siria.

Centenares de miles de personas rechazan en Estambul el intento del golpe de Estado del 15 de julio. Muchos con la bandera turca y todos movilizados por la convocatoria del presidente turco. Con esta manifestación, Erdogan exhibe su fuerza frente a las críticas de Occidente por las purgas llevadas a cabo tras el levantamiento. Hay cerca de 60.000 personas arrestadas o despedidas.

Miles de personas, la mayoría de origen turco, se han manifestado en la ciudad alemana de Colonia. Muestran asi, su rechazo al intento golpista en Turquía y su apoyo al presidente del país, Tayyip Erdoğan. La manifestación la ha convocado una asociación considerada próxima al partido de Erdoğan, el islamista 'Justicia y Desarrollo'. En Alemania viven cerca de tres millones de ciudadanos de origen turco.