Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente ruso, Vladímir Putin, y su colega turco, Recep Tayyip Erdogan, han acordado este martes crear una zona de seguridad en el noreste de Siria, donde este martes expira la tregua en la operación militar turca contra las milicias kurdas. La franja de seguridad entrará en vigor a medianoche de este miércoles 23 de octubre, a partir de ese momento, las policías militares siria y rusa se encargarán de liberar dicha zona de grupos kurdosirios en un plazo de 150 hora.

Este martes, las miradas están puestas en Sochi, donde Recep Tayyip Erdogan y Vladímir Putin van a discutir sobre la ofensiva turca en Siria, que ya deja más de cien civiles muertos a ambos lados de la frontera y 300.000 sirios desplazados. Ahora Rusia apunta maneras como árbitro del conflicto, después del vacío dejado por el repliegue de las tropas de EE.UU.

En Turquía se espera la llegada del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y del secretario de Estado, Mike Pompeo. Los emisarios de Trump buscan presionar a este país para que ponga fin a su ofensiva en Siria. Tras sacar de ahí a sus tropas y abandonar a sus aliados kurdos. Erdogan ya ha dicho que no va a negociar con unas milicias a las que considera terroristas y a las que pretende alejar de su frontera.

El Gobierno de Estados Unidos ha cumplido este lunes sus amenazas a Turquía sobre las consecuencias de su incursión en el norte de Siria al sancionar a tres ministros del Ejecutivo del presidente Recep Tayyip Erdogan, anunciar que subirá los aranceles contra el acero turco hasta el 50% y cerrar las puertas a un posible acuerdo comercial entre ambos países.

Las tropas de Bashar el Asad están volviendo al norte de Siria tras siete años ausente. EE.UU se despide de esta guerra, mientras que Las Unidades de Protección Popular kurdas anunciaban un acuerdo con Damasco y cedían el acceso a Manbich al ejército de Damasco. En Europa el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel se reunían en París y avisaban del riesgo de una crisis humanitaria y de un renacimiento del Isis a consecuencia de la ofensiva que Erdogan está llevando a cabo y que afirma no suspenderá hasta que no consiga el objetivo final. Berlín y París han anunciado la restricción de exportaciones de armas y le han pedido cese inmediato de la operación militar al presidente Erdogan. 13/10/19

Estados Unidos ha elevado este domingo la presión diplomática contra Turquía por su ofensiva en la frontera siria, de la que denunció posibles crímenes de guerra contra los kurdos. Además, su presidente, Donald Trump, ha advertido que impondrá "poderosas sanciones" como respuesta a los ataques y retirará totalmente los 1.000 soldados norteamericanos que están en el norte de Siria. Por su parte, la autoproclamada Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria ha anunciado que el Ejército sirio accederá a los territorios kurdos y se desplegará en la frontera norte para "impedir la agresión" de Turquía, que desarrolla una ofensiva en esta región contra los kurdosirios.

En medio de críticas internacionales, el Ejército turco continúa este domingo por quinto día su ofensiva en el norte de Siria para expulsar de allí a las milicias kurdas YPG que considera una amenaza terrorista. Las fuerzas kurdas, por su parte, tratan de repeler el avance de Turquía en el noreste de Siria, mientras alertan a la comunidad internacional de que la violencia y el caos en la zona pueden dar lugar a un resurgir del grupo yihadista Estado Islámico (EI), miles de cuyos combatientes están en cárceles en esta región.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha mostrado este sábado su preocupación por los ataques de Turquía a las zonas de control kurdo en Siria y ha asegurado que no le parecen “aceptables” las “amenazas” del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan: “No nos van a encontrar en una escalada bélica que no compartimos”, ha subrayado.

Ece Temelkuran es una de las periodistas más influyentes de Turquía, pero ya no vive en su país. Este mismo año, según explicó en el periódico The Times, decidió dejar Turquía porque ya no se sentía segura: su defensa del laicismo y sus críticas a la deriva autoritaria del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan la ponían en riesgo. Temelkuran ha escrito para los mayores diarios turcos, ha presentado programas de televisión y da conferencias en todo el mundo. Es autora de libros de ensayo y novela. Ahora, presenta en España su último trabajo. Cómo perder un país (Anagrama) es una aproximación al populismo de derechas, el movimiento político "desgaciadamente más poderoso" de la actualidad.

La ofensiva lanzada por el gobierno turco en el norte de Siria ha obligado a más de 100.000 personas a abandonar sus hogares en las últimas 48 horas y ha causado al menos 8 muertos y 35 heridos debido al fuego de varios morteros. Algunas localidades cercanas de Darbasiya y Ras al Ain han quedado prácticamente vacías tras los ataques, según ha informado la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los combatientes kurdosirios toman posiciones para defenderse de la ofensiva del ejército turco, que sigue avanzando y ya tiene bajo su control once localidades sirias. En el tercer día de ataques sube el número de muertos, heridos y desplazados: hay más de 60.000. También aumentan las críticas de la comunidad internacional contra la invasión turca. El secretario general de la OTAN pide moderación a su aliado.