arriba Ir arriba

La frontera de Turquía está cerrada para decenas de miles sirios que huyen de la guerra en su país. En la provincia de Gaziantep, al sur de Turquía, se encuentra el campamento de refugiados de Nizip-2 donde viven miles de sirios que huyeron de su país por los enfrentamientos entre las tropas gubernamentales y los combatientes del autoproclamado Estado Islámico, sobreviven a la espera de una solución. Informe semanal se ha desplazado a la frontera turco-siria para mostrar cómo es la vida de los refugiados en unos campamentos cuyo coste y mantenimiento está sufragado por la Unión Europea. El reportaje cuenta con múltiples testimonios de refugiados y el análisis del prestigioso politólogo Murat Belge.

Hoy se encuentra en España el ministro de exteriores turco. En una conferencia que ha dado en Madrid ha criticado a la Unión Europea por las reticencias a aceptar a Turquía. Y ha hecho una defensa apasionada de las detenciones y despidos de periodistas, militares, policías, funcionarios y jueces. Sostiene que todos los represalidados tenían vínculos con la organización del imam Gülen, a quien acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado.

La policía turca ha detenido este lunes al supuesto autor del atentado contra el club Reina en Estambul en el que murieron 39 personas la pasada Nochevieja. El atacante, identificado como Abdulkadir Masharipov, uzbeko de 33 años, fue capturado por la policía en un barrio de Estambul; su nombre en clave era Abu Muhammed Horasani y, según las autoridades, actuó en nombre del grupo yihadista Estado Islámico.

La policía turca ha detenido este lunes al supuesto autor del atentado contra el club Reina en Estambul en el que murieron 39 personas la pasada Nochevieja.

El atacante, identificado como Abdulkadir Masharipov, uzbeko de 33 años, fue capturado por la policía en un barrio de Estambul. Su nombre en clave era Abu Muhammed Horasani y, según las autoridades, actuó en nombre del grupo yihadista Estado Islámico. Se hallaba junto a su hijo de cuatro años cuando fue detenido.

La policía turca buscaba al huido desde el primero de enero y que siguiera libre había causado cierta ansiedad entre la población ante el temor de que pudiera cometer otro atentado. Pocos días después del ataque las fuerzas de seguridad detuvieron a la esposa del presunto autor del ataque en el barrio estambulí de Maltepe y a otros familiares de este en la ciudad de Konya, en el centro de Turquía. El atentado, ejecutado con un arma automática con la que el terrorista ametralló a los asistentes al club Reina, fue reivindicado por el grupo Estado Islámico.

La policía turca ha detenido este lunes al supuesto autor del atentado contra el club Reina en Estambul en el que murieron 39 personas la pasada Nochevieja, según ha informado la agencia semipública Anadolu y la televisión estatal.

El atacante, identificado como Abdulkadir Masharipov y de origen uzbeco, fue capturado por la policía en un barrio de Estambul.

La cadena NTV ha emitido imágenes que muestran cómo un grupo de policías, todos de paisano, llevan al sospechoso esposado, y agarrado por cuello y brazos, por una calle para introducirlo en un coche y trasladarlo luego a un lugar donde esperan vehículos policiales. Esa cadena asegura que el supuesto terrorista fue detenido en la casa de un amigo kirguizo, a la que había llegado hace tres días.

El atentado, ejecutado con un arma automática con la que el terrorista ametralló a los asistentes al club Reina, fue reivindicado por el grupo Estado Islámico.

Un coche bomba ha explotado delante del Palacio de Justicia de Esmirna, en el oeste de Turquía, dejando al menos dos muertos, afirma Reuters citando fuentes policiales, y diez heridos, según fuentes hospitalarias. Los fallecidos son un policía y un funcionario de los juzgados. Tras la explosión fueron abatidos dos presuntos atacantes, han informado fuentes policiales, y se estaría buscando a un tercero, según informa la agencia de noticias Anadolu. El vehículo estaba aparcado delante de la puerta usada por jueces y fiscales para acceder al edificio. Varias ambulancias y unidades policiales se han desplazado hasta el lugar de la explosión. según Reuters, el gobernador de la provincia ha sugerido que el ataque podría ser obra de extremistas kurdos del PKK.

Las autoridades turcas ya conocen la identidad del autor del ataque terrorista en la discoteca "Reina" de Estambul en la pasada Nochevieja, que acabó con la vida de 39 personas, según ha afirmado el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, en una entrevista en televisión, aunque no ha querido facilitar el nombre. El autor del ataque armado es buscado por todo el país. Según los medios turcos, la policía ha detenido a decenas de personas personas por su presunta vinculación con el ataque en Estambul y en Esmirna. Entre ellos, 27 presuntos miembros del grupo terrorista Estado Islámico (o Dáesh) en esta última provincia, en el oeste de Turquía.

Según el diario Hürriyet, los arrestados, entre ellos varios menores, pertenecen a tres familias de Asia Central que supuestamente convivían con el atacante en la ciudad de Konya, en el centro de Turquía, y que habían huido de sus hogares tras el atentado reivindicado por el Estado Islámico como una represalia por la intervención militar de Turquía en Siria. Otras 16 personas han sido detenidas en Estambul y en Konya entre el 1 y el 3 de enero por su supuesta implicación en el ataque en el selecto club estambulí, siete fueron arrestados en ese restaurante uigur. Entre los detenidos está la mujer del atacante, que declaró a la Policía no saber que su marido pertenecía al EI.

La policía turca ha llevado a cabo este lunes un importante operativo en varios puntos de Estambul en busca del supuesto terrorista que atacó en Nochevieja el club "Reina", donde murieron 39 personas. La principal acción fue el registro de una vivienda en el barrio estambulí de Zeytinburnu, donde un hombre saltó de una ventana a la calle, donde fue detenido, aunque, según informa el periódico Cumhuriyet en su versión electrónica, este hombre no es el supuesto terrorista, y los agentes proseguían con la búsqueda en ese mismo barrio. El operativo policial incluyó el uso de helicópteros, mientras que numerosas calles de Estambul fueron cerradas al tráfico.

Varios diarios electrónicos turcos publicaron hoy fotos del supuesto terrorista, incluida una imagen como si fuera un "selfi", de un hombre que parece ser el buscado. La policía busca desde la madrugada del domingo al sospechoso que asaltó con un rifle automático el club nocturno "Reina", donde asesinó a 39 personas y causo heridas a 69. El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha reivindicado el atentado contra la discoteca, una de las más exclusivas de Estambul. La policía turca sospecha que el supuesto atacante es un hombre de Asia, bien de la región china de Xinjiang (de mayoría musulmana), de Uzbekistán o de Kirguizistán.