Enlaces accesibilidad

Salario mínimo

El Gobierno acuerda con empresarios y sindicatos subir el salario mínimo un 5,5 % hasta 950 euros al mes

  • La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha agradecido a los agentes sociales su voluntad para alcanzar un acuerdo
  • Los empresarios pretendían una subida menor, aunque lo consideran "un mal menor" ante la pretensión de subir a mil euros

Por
El Gobierno subirá el salario mínimo a 950 euros este año

El Gobierno ha acordado este miércoles con los agentes sociales aumentar un 5,5 % el salario mínimo interprofesional para el año 2020 hasta situarlo en 950 euros al mes en 14 pagas, es decir, 13.300 euros al año, una cuantía de compromiso entre las demandas de los sindicatos, que pretendían alcanzar los mil euros mensuales, y las reticencias de las patronales a un elevado incremento que ponga en aprietos a las empresas.

El pacto ha sido anunciado por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que ha agradecido a ambas partes su disposición para alcanzar un acuerdo: "Soy consciente del esfuerzo que han hecho sindicatos y empresarios para que hoy estemos felices", ha subrayado en rueda de prensa, asegurando que este es solo el primero de los acuerdos que el nuevo Gobierno de coalición quiere impulsar en el seno del diálogo social. 

La subida anunciada, que según Díaz afecta a más de dos millones de trabajadores sin tener en cuenta su impacto sobre el empleo a tiempo parcial, representa un incremento moderado si se compara con la del año pasado, la más elevada de la historia, que aumentó el salario mínimo un 22 % hasta los 900 euros. Sin embargo, es un alza significativa, teniendo en cuenta que el repunte más importante tras la crisis se produjo en 2017, con un 8 %, y que en 2018, ya con la economía plenamente recuperada, fue inferior, del 4 %.

Díaz ha confirmado que la subida será retroactiva desde el 1 de enero de este año, aunque tendrá que esperar a ser aprobada en el Consejo de Ministros, previsiblemente el que se celebrará el martes 4 de febrero, ya que la redacción y tramitación del decreto implica unos plazos, incluidos siete días de audiencia, que impiden que se lleve a la reunión del Gobierno de este próximo martes.

"Es un día muy feliz para la democracia en nuestro país y para el conjunto de los trabajadores y las trabajadoras", ha proclamado la titular de Trabajo, al tiempo que destacaba que es el primer "gran acuerdo social" que el Ejecutivo alcanza con los agentes sociales, aunque no el único: Díaz ha avanzado que el Gobierno ya tiene redactado el decreto para derogar el artículo 52, apartado d del Estatuto de los Trabajadores, que permite el despido de un trabajador enfermo si falta un 20 % de su jornada dos meses consecutivos, y que prepara la derogación de otros aspectos de la reforma laboral.

Un "mal menor" para los empresarios

Tanto los sindicatos como los empresarios se han felicitado por la recuperación del diálogo social como por el esfuerzo realizado por el nuevo Ejecutivo para consensuar una medida que los gobiernos no suelen negociar, sino que, en el mejor de los casos, se consultaba. Sin embargo, las patronales han dejado claro que han accedido a la subida para evitar que fuera aún más pronunciada.

"A nosotros nos hubiera gustado que fuera algo menos, porque el impacto de la subida del año anterior ha sido muy importante", ha reconocido el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que ha asegurado que los empresario han primado "la voluntad de diálogo" en la negociación: "Nos preocupaba mucho más que llegará a mil euros". En la misma línea se ha expresado el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva: "Para las pequeñas y medianas empresas no es bueno, pero es menos malo que subir hasta mil euros".

Desde los sindicatos, por el contrario, han valorado la medida: "Creo que es un día para felicitarnos por la consecución de un acuerdo importante, por el hecho en sí de haber alcanzado esos 950 euros desde un consenso entre Gobierno, organizaciones sindicales y organizaciones empresariales", ha destacado el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, quien ha defendido que la medida "es especialmente importante para la gente que peor está en nuestro país".

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha resaltado que es un primer paso "en la senda para que el salario mínimo interprofesional alcance el 60 % del salario medio en 2023", tal como se ha propuesto el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez, aunque el dirigente sindical ha desvelado que los empresarios "no han dado el plácet para continuar los trabajos" con vistas a ese objetivo, si bien está previsto que se aborde a medida que se consolide el diálogo social.

Los representantes sindicales, al igual que la ministra, han rechazado, además, que subir el salario mínimo perjudique a la creación de empleocomo ha advertido, entre otros, el Banco de España. "Es una buena noticia económica para España, creemos que estas subidas van a contribuir a generar empleo", ha asegurado Sordo, una afirmación que ha encontrado eco en Yolanda Díaz: "Tenemos que mejorar los salarios".

Noticias

anterior siguiente