Enlaces accesibilidad

Economía

La aerolíneas europeas se comprometen a lograr la descarbonización de la industria en 2050

  • Este sector provoca una de las mayores emisiones de gases contaminantes a la atmósfera
  • Las aerolíneas apuestan por una reducción de las tasas al carburante y una mayor inversión en energías sotenibles

Por
El sector aeronáutico es otro de los grandes causantes del cambio climático
El sector aeronáutico es otro de los grandes causantes del cambio climático EFE

Las aerolíneas europeas han anunciado su compromiso de lograr una neutralidad de carbono en 2050, tras una reunión producida en el Parlamento Europeo entre la asociación Airlnes for Europe (A4E), cuyo presidente es Thomas Reynaert, y la comisaria de transportes, Adina Valean. 

En la reunión también estaba presente el presidente de la aerolínea de bajo coste Ryanair, Michael O'Leary, quien ha sido el encargado de trasmitir el compromiso en una rueda de prensa realizada en Bruselas. Una previsión que se logrará gracias a la sustitución del carbono por carburantes sostenibles, tal y como ha apuntado.

"Nos comprometemos a alcanzar la neutralidad de carbono en 2050", ha asegurado O'Leary, tras añadir que la industria de la aviación "es también parte del Green Deal", en referencia al "pacto verde" en el que la nueva Comisión Europea ha reunido sus propuestas políticas para abordar la crisis climática.

El presidente de la empresa irlandesa, cuya compañía opera en toda Europa, ha realizado esta afirmación en una rueda de prensa concedida por la asociación Airlines for Europe(A4E), una agrupación que concentra la mayoría de las aerolíneas de Europa.

Combatir el cambio climático pero sin tasas 

Desde la organización se han conmprometido a apoyar a la nueva comisaria de transporte en el Parlamento Europeo, Adina Valean, y a estrechar la colaboración para combatir el cambio climático, un trabajo para el que, en palabras de la organización, "son necearios incentivos e inversiones en la investigación aeronáutica, y no la imposición de nuevos impuestos a la aviación", tal y como se empieza a plantear por parte de algunos países europeos.  

O'Leary ha quitado importancia a la contaminación que se genera por parte de los aviones y ha asegurado que la emisión de carbono proveniente de los aviones "solo representa un 2% de las emisiones globales de CO2", una cifra "altamente superada por los transbordadores", que son, a su juicio, los que "deberían pagar impuestos ambientales", tal y como ha apuntado en rueda de prensa el presidente de Ryanair, donde ha aprovechado para expresar el malestar que esto le genera. 

"Las aerolíneas pagamos muchos millones de euros en impuestos ambientales", se quejaba el empresario irlandés, quien no ha dudado en calificar esta tasa como "estúpida" y que "está lejos de ser la solución" al conflicto ya que "discrima a las aerolíneas europeas y a sus consumidores" en su opinión. 

Según los cálculos realizados por O'Leary, estos impuestos ambientales incrementan un 11% de media el precio de su aerolínea "low cost", unos 4,12 euros aproximádamente.

En la misma línea de opinión se encuentra el director general de A4E, Thomas Reynaert, quién ha asegurado que "los impuestos de aviación no hacen nada por el medio ambiente, sino que limitan la capacidad de las aerolíneas para invertir en nuevos aviones, innovación y combustibles sostenibles".

En este sentido, O'Leary ha puesto en valor que, pese a estas "dificultades", las aerolíneas europeas "han reducido su consumo de combustible por pasajero y kilómetro un 24% durante los últimos 30 años".

Alternativas para el futuro

Los directivos que conforman Airlines for Europe presentaron ante la nueva comisaria de Transporte un "plan radical", a su juicio, de renovación de la industria aeronáutica porque, en opinión de O'Leary, "es fundamental trabajar conjuntamente con las instituciones europeas", ya que "el cambio no llegará de la mano de los gobiernos nacionales".

Algunas de las propuestas incluidas en este plan son el aumento de la producción de combustible de aviación sostenible "a un precio asequible" y la aplicación del "Cielo Único Europeo", una iniciativa que busca una gestión integrada del tráfico aéreo y que, en opinión de A4E, "reduciría en un 10 % las emisiones de CO2".

"A las aerolíneas nos acusan de no estar haciendo nada por frenar el cambio climático y de que empeoramos la situación", se quejó Reynaert, quien alegó que, por el contrario, A4E "invertirá 1.700 millones de euros hasta 2030 para operar de manera más eficiente con aviones de última generación".

Noticias

anterior siguiente