Enlaces accesibilidad

Trump anuncia la muerte del líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, en una operación en Siria

  • Las milicias kurdas aseguran que se ha logrado "acabar" con el terrorista en una operación conjunta
  • Rusia afirmó haber matado a Al Baghdadi en 2017, pero el EI difundió audios y vídeos suyos posteriormente

Por
Trump anuncia la muerte del líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, en una operación en Siria

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado este domingo que el líder del autoproclamado "Estado Islámico", Abu Bakr al-Bagdadi, ha muerto durante una operación militar de su país en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, y a tan solo cinco kilómetros de la frontera turca.

"Abu Bakr Al Bagdadi está muerto", ha informado Trump en una declaración a la nación desde la Casa Blanca. "Anoche EEUU hizo justicia con el terrorista número uno del mundo", ha agregado.

Al Bagdadi, el líder terrorista más buscado desde la muerte del jefe de la red Al Qaeda, Osama bin Laden, se ha suicidado con un cinturón de explosivos al final de un túnel tras ser perseguido durante la acción de los comandos estadounidenses. "Murió como un perro, como un cobarde", ha subrayado el presidente. 

Perfil de Al Bahgdadi, líder del Estado Islámico y autoproclamado "califa"

Trump ha asegurado que al menos tres menores murieron cuando Baghdadi detonó el cinturón de explosivos, pero que el número total de muertos se confirmarán próximamente.

El mandatario estadounidense ha felicitado a las fuerzas especiales y los servicios de inteligencia estadounidenses por una "operación muy, muy peligrosa". El mandatario ha agradecido, asimismo, la colaboración de Turquía, Rusia, Siria, Irak y los kurdos para localizar al jefe del EI.

Cuatro horas de operación

La misión secreta de las fuerzas especiales de EE.UU. se prolongó durante cuatro horas, en las que hubo un intenso intercambio de disparos entre yihadistas y las fuerzas estadounidenses.

"Fue como si estuvieses viendo una película", ha dicho Trump, al anunciar la operación, en la que, aseguró, "no hubo bajas" entre los comandos especiales, pero, por el contrario, perdieron la vida numerosos yihadistas.

Trump ha informado de que, después de la irrupción de los comandos estadounidenses en el complejo donde se encontraba Al Bagdadi, el jefe de EI huyó junto con tres de sus hijos por un túnel, mientras era perseguido por perros y soldados de EEUU.

Al verse sin salida, se inmoló con un chaleco explosivo, junto a los tres niños. "Murió como un cobarde: gimoteando, llorando, gritando", afirmó Trump. "Su cuerpo resultó mutilado por la explosión, pero los resultados de los exámenes ofrecieron un identificación cierta y positiva", ha remarcado.

Irak asegura que notificó la ubicación de terrorista

Trump ha señalado que se llevaba vigilando al líder del EI "dos semanas" y que, en varias ocasiones, se cancelaron planes similares, a la espera del momento más propicio para la operación. Trump ha explicado que no avisó previamente de ello

La Comandancia de Operaciones Conjuntas de Irak ha afirmado que fue la inteligencia iraquí la que descubrió el paradero del jefe del grupo yihadista. 

"Después de un seguimiento continuo durante un año entero y la formación de un equipo especializado, el Servicio de Inteligencia Nacional Iraquí pudo determinar, según información precisa, el escondite de la cabeza del organismo terrorista EI", ha afirmado en un comunicado.

La Comandancia iraquí no sólo ha determinado el lugar en el que se escondía Al Bagdadi, sino también el de sus acompañantes, y ha señalado  que esta "nueva victoria" se suma a las anteriormente logradas por las "heroicas" fuerzas de seguridad iraquíes.

Rusia pone en duda la muerte de Al Bagdadi

El Ministerio de Defensa de Rusia, por su parte, ha puesto en duda la muerte Al Bagdadi y ha recalcado que no ha colaborado en la operación como ha asegurado Trump.

"El aumento del número de participantes y países que supuestamente tomaron parte en la 'operación' -todos dan detalles contradictorios- suscita preguntas y fundadas dudas en que fuese real y, más aún, en que tuvo éxito", ha declarado el portavoz de Defensa, el general Ígor Konashénkov.

Agregó que "este sábado y en los últimos días no se registraron ataques con medios aéreos de Estados Unidos ni de la llamada 'coalición internacional' en la zona de distensión de Idlib", en el noroeste de Siria.

Rusia también afirmó haber matado al terrorista durante un ataque aéreo en 2017, sin embargo, el EI difundió un audio con un discurso, supuestamente del líder, en 2018 que arrojó dudas a esta afirmación. Un año después, salió a al luz un vídeo en el que Al Bagdadi aparecía sentado sobre unos cojines y hablando, pero su autenticidad y actualidad no pudo ser corroborada. a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, para mantener el carácter "secreto" de la misión.

Las milicias kurdas aseguran que la operación tuvo que retrasarse por Turquía

La noticia ha sido avanzada horas antes por los medios estadounidenses y por el comandante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), Mazlum Abdi, quien aseguró que se había logrado "acabar" con Al Bagdadi, tras cinco meses de operación de inteligencia.

"Desde hace cinco meses ha habido un trabajo de inteligencia sobre el terreno, una búsqueda exhaustiva hasta que mediante una operación conjunta lograron acabar con el terrorista Al Bagdadi", ha indicado Abdi en la red social Twitter.

Las FDS han asegurado también que la operación tuvo que retrasarse durante "más de un mes" por el comienzo de la ofensiva turca en el norte de Siria el 9 de octubre. "Esta operación fue retrasada durante más de un mes por la agresión turca en nuestra región".

Según la nota, su inteligencia ha documentado durante meses la presencia de altos mandos del EI, entre ellos Al Bagdadi, en áreas bajo el control militar del Turquía.

Las células extremistas siguen activas en algunos pueblos

Los kurdos han sido los grandes socios de Estados Unidos hasta que Trump anunció su retirada del noreste de Siria para no verse involucrado en la ofensiva lanzada por Turquía el pasado 9 de octubre contra las milicias kurdosirias, aunque hace dos días se decidió que las tropas estadounidenses regresarían al este del país para guardar los oleoductos y que no caigan de nuevo en manos del EI.

Pese a que las FSD lograron el pasado 23 de marzo el fin territorial del EI en Siria, células de los extremistas continúan activas en los pueblos de la región.

Idlib es el último feudo opositor en Siria y está controlado mayoritariamente por el Organismo de Liberación del Levante, alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, y rival del Estado Islámico en la lucha por el control de Siria.

Hurras al Din es un grupo yihadista que desertó de la antigua rama de Al Qaeda en Siria cuando esta se renombró a Frente de Conquista del Levante (antiguamente denominada Frente al Nusra) y se encuentra presente sobre todo en la provincia de Idlib y oeste de Alepo, siendo este objetivo en dos ocasiones anteriores en los últimos meses por Estados Unidos.

Noticias

anterior siguiente