Enlaces accesibilidad

Conflicto del petróleo

EE.UU. y Arabia Saudí apuntan a Irán como responsable del ataque a las refinerías saudíes

  • Trump asegura que no quiere ir a la guerra con Irán y que la vía diplomática aún no se ha agotado
  • Irán descarta un encuentro con Donald Trump y se incauta de otro petrolero en el golfo de Ormuz 

Por
EE.UU. y Arabia Saudí apuntan a Irán como responsable del ataque a las refinerías saudíes

EE.UU. asegura que Irán ha atacado las refinerías para dañar la economía mundial aunque Teherán niega esas acusaciones. Por su parte, el portavoz de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, Turki al Malki, ha asegurado este lunes que, según las investigaciones preliminares, los ataques del sábado contra dos plantas de la petrolera saudí Aramco no fueron lanzados desde el Yemen, tal y como han reivindicado los rebeldes hutíes.

"Las evidencias apuntan a que son armas iraníes (...) según la información preliminar, el ataque no ha sido lanzado desde territorio yemení", ha asegurado el portavoz en una rueda de prensa en Riad.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha vuelto a dejar la puerta abierta a una intervención militar a través de su cuenta de Twitter. 

Trump no llega a citar directamente a Irán: "Estamos cargados y listos", ha escrito el presidente de Estados Unidos, a la espera de que Arabia Saudí señale quién es el culpable del ataque. Mientras tanto, en Yemen, los rebeldes hutíes que reivindican el ataque, aseguran que volverán a atacar posiciones saudíes.

Unas fotos facilitadas por EE.UU. muestran los 17 impactos en las refinerías de petróleo saudíes que provienen del norte o del noroeste, es decir, de Irán o de Irak, y no de Yemen, donde los rebeldes se han responsabilizado del ataque.

Trump también asegura que no quiere ir a la guerra con Irán

El presidente estadounidense, Donald Trump, también ha asegurado que no quiere ir a la guerra con Irán, aunque advirtió de que EE.UU. está "mejor preparado" en caso de que surja un conflicto entre ambos países.

"No quiero guerra con nadie (...) Ciertamente nos gustaría evitarlo", ha dicho Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca al ser preguntado sobre un posible conflicto bélico entre ambas naciones, después del ataque de este fin de semana contra refinerías de petróleo en Arabia Saudí, que Estados Unidos cree que Teherán ejecutó.

Trump ha hecho estas declaraciones junto al príncipe heredero de Baréin, Salman bin Hamad al Jalifa, en cuyo reino tiene su base la V Flota estadounidense.

Por otro lado, el presidente descartó que la vía diplomática se haya "agotado". "No, no se ha agotado. Nunca se sabe lo que va a pasar. Sé que quieren hacer un trato, en algún momento funcionará", agregó.

Los hutíes de Yemen reivindican el ataque

Trump dice en su cuenta de Twitter, literalmente, que "Estados Unidos tiene la munición cargada" y que están a la espera de que Arabia Saudí les confirme quién es el culpable

Hace meses Trump ya dijo que habia estado a punto de lanzar un ataque y que se había echado atrás en el último minuto. Esto después de múltiples sanciones y tensiones. Ahora, esta última escalada, puede echar por tierra la última idea de Trump, la de volver a negociar con Irán. 

En la Casa Blanca están intentando probar que los ataques a las refinerías no los perpetraron los hutíes rebeldes de Yemen o, al menos, que no lo hicieron ellos solos. Los hutíes están librando una guerra sangrienta en Yemen contra una coalición liderada por Arabia Saudí. Dicen que fueron ellos los que perpetraron los ataques y amenazan con volver a hacerlo. 

Irán rechaza la participación en el bombardeo

Desde Teherán dicen que las acusaciones de Washington son inaceptables e infundadas y creen que todo se debe a una estrategia para desacreditar a Irán en la escena internacional con el fin de allanar el terreno en el caso de que decidan intervenir militarmente en la zona.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, está reunido este lunes en Turquía con sus homólogos ruso y turco

La escalada de tensión en la zona se ha incrementado este lunes con la incautación de otro petrolero en el estrecho de Ormuz por parte de la guardia revolucionaria de Irán. El barco llevaba 250.000 litros de petróleo y le acusan de contrabando.

La comunidad internacional, encabezada por la Unión Europea y China, han pedido que se rebaje esta escalada de tensión. 

Se esperaba con cierto anhelo una reunión entre Rohaní y Donald Trump la próxima semana en el transcurso de la reunión de Naciones Unidas en Nueva York, pero el régimen de Teherán ya ha descartado ese encuentro.

"Ataque deliberado" a la economía mundial

El Gobierno de Estados Unidos ha acusado este lunes a Irán de haber perpetrado "un ataque deliberado a la economía mundial", en referencia a las explosiones registradas el pasado sábado en dos refinerías de petróleo en Arabia Saudí.

El precio del petróleo sube más de un 10% tras los ataques a las refinerías de Arabia Saudí

"Quiero reiterar que Estados Unidos condena totalmente el ataque de Irán al reino de Arabia Saudí, y pedimos a otras naciones que hagan lo mismo. Este comportamiento es inaceptable y tienen que responder por ello", ha denunciado el secretario estadounidense de Energía, Rick Perry, en Viena.

Perry aseguró que ha habido un "ataque deliberado" a la economía mundial y al mercado energético, y anunció que el presidente de EEUU, Donald Trump, ha autorizado a la reserva estratégica de petróleo para que facilite crudo si es preciso, ante el corte de producción que ha causado el ataque con drones a esas instalaciones.

"Pese a los malignos esfuerzos de Irán, tenemos confianza en que el mercado sea resistente y responderá positivamente", ha señalado en relación a los efectos sobre el suministro, y el precio, que puede tener el daño sufrido por esas refinerías.

Noticias

anterior siguiente