Enlaces accesibilidad

Colau aceptaría ser investida en Barcelona con los votos del PSC y Valls si lo aprueban las bases

  • Barcelona en Comú consultará a sus inscritos si prefiere esta posibilidad o un acuerdo con ERC con Maragall de alcalde
  • Colau asegura que los tres votos que les prestaría la plataforma de Valls serían "regalados y sin condiciones"

Por
Colau deja en manos de sus bases el futuro gobierno de Barcelona

La candidata de Barcelona en Comú (BComú) a la Alcaldía de Barcelona, Ada Colau, ha mostrado este jueves su disposición a ser investida este sábado con los votos del PSC y los de la plataforma de Manuel Valls, después de que no hayan fructificado sus intentos de establecer un tripartito con los socialistas y ERC.

No obstante, BComú consultará entre entre este jueves y el viernes a los cerca de 100.000 inscritos de la formación si prefieren el acuerdo de gobierno con el PSC, que dejaría a Colau como alcaldesa, o con ERC, que convertiría a Ernest Maragall en nuevo regidor de la capital catalana.

Boletines RNE - Colau consultará a las bases si quieren un acuerdo de gobierno con ERC o PSC

Colau ha asegurado en rueda de prensa que, a pesar de las bases votarán ambas opciones, la postura que defiende la Coordinadora de Barcelona en Comú es la del acuerdo con el PSC porque "la Alcaldía es muy relevante en la estructura municipal", ha señalado.

Pero la líder de los comunes ha advertido que el acuerdo con los socialistas "no es suficiente" para garantizar su investidura y que necesitará "tres votos más" que ha ofrecido Manuel Valls.  Votos que, asegura, "son regalados y sin condiciones".

"No nos gusta, no nos lo hubiéramos imaginado nunca y nos ha hecho dudar mucho", asegura la dirigente de BComú acerca del ofrecimiento de Valls. Pero tras un largo debate interno, han concluido que esta circunstancia no tiene que llevarles a "renunciar a gobernar y marcar una agenda de cambio".

Colau ha insistido en que los tres votos que prestaría Barcelona pel Canvi-Ciudadanos "no son fruto de ningún acuerdo y no modificarán nuestras posiciones" en asuntos como el turismo sostenible o la libertad de los políticos que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo por su implicación en el 'procés' y que han provocado enfrentamientos con el partido que lidera Albert Rivera.

Sea cual sea la opción que tomen los inscritos, el acuerdo de gobierno se firmaría después de la investidura y su concreción sería sometida de nuevo a votación por las bases de la organización.

Torra pide a colau que renuncie al apoyo "de la casta"

Mientras, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido a Ada Colau que no acepte ser reelegida gracias a los "votos del establishment, del puente aéreo, de la casta" que, en su opinión, representa la plataforma de Manuel Valls.

Durante la sesión de control en el Parlament y dirigiéndose a la bancada de los comunes, Torra ha asegurado que "ha llegado el tiempo de que decidan; ¿ustedes qué quieren, derecho o sillas?".

A juicio del presidente catalán, "los poderes del Estado se han puesto en marcha" para evitar que el "líder de la lista más votada" en las municipales de Barcelona -Ernest Maragall- sea el nuevo alcalde de Barcelona.

En los últimos comicios municipales, Barcelona en Comú logró 10 concejales y el PSC ocho, por lo que necesitaría al menos tres más para alcanzar los 21 que suponen la mayoría absoluta.

Maragall, decepcionado 

ERC, que fue la formación que más votos obtuvo, también sumó 10 asientos en el salón de plenos por lo que, si no hay acuerdo de investidura, Ernest Maragall se convertirá en alcalde el próximo sábado.

El candidato de ERC y ganador de las municipales ha cargado en rueda de prensa contra la postura de Colau, a quien, además de afear una "falta de coherencia", ha acusado de priorizar únicamente su “sillón” en la alcaldía.

“Ha sido una acción contra el independentismo, contra la opción de ERC y contra el mejor gobierno progresista natural”, ha subrayado Maragall, que dice estar “decepcionado” con la dirección de los comuns por no haber “hablado claro”.

No obstante, Maragall se muestra esperanzado, a la espera de lo que decidan las bases de BComú sobre la suma que incluye a la plataforma de Valls y que el candidato de ERC define como “antinatural”.

“No renunciamos a ganar el sábado y tenemos unas horas para que la situación se defina”, ha recalcado el alcaldable de ERC, que lamenta que se esté "entregando la llave de Barcelona al señor Valls".

Noticias

anterior siguiente