Enlaces accesibilidad

Boeing conocía los fallos del sistema de alerta de los 737 MAX un año antes del primer accidente

  • Los ingenieros sabían que el sistema no respondía correctamente a la sonda del ángulo de ataque

Por
Varios Boeing 727 MAX de Southwest Airlines en tierra
Varios Boeing 727 MAX de Southwest Airlines en tierra. REUTERS/Mike Blake

Los ingenieros de Boeing conocían el mal funcionamiento de los sistemas de alerta de los pilotos del 737 Max debido a un fallo de software desde 2017, es decir un año antes del accidente de Lion Air, según ha revelado la empresa este domingo. El fabricante asegura que la cúpula de Boeing no supo nada hasta el siniestro en Indonesia.

En un comunicado, Boeing explica que "en 2017, varios meses antes del inicio de las entregas del 737 MAX, los ingenieros habían constatado que el sistema de control del 737 MAX no respondía correctamente a las exigencias de alerta de la sonda de ángulo de ataque (AOA)".

Estas alertas sirven para prevenir a los pilotos de algunas anomalías. En el accidente de Lion Air, se observó que incluso fuera de servicio la sonda seguía enviando datos erróneos al sistema de estabilización del aparato MCAS. Este dispositivo, tal y como estaba diseñado, tomó el control de vuelo e inclinó el morro hacia abajo a pesar de los intentos infructuosos de los pilotos para enderezar el avión.

Sin impacto en la seguridad

Boeing subraya que los ingenieros respetaron los procedimientos y que una inspección realizada por los responsables no concluyó que este mal funcionamiento pudiera "tener un impacto negativo en la seguridad del avión".

Los familiares de las víctimas mortales consideran que la empresa ha sido "negligente" y que "nunca debería haber comercializado el avión en esas circunstancias". La compañía estadounidense domina junto al consorcio europeo Airbus el mercado mundial de aviones de pasajeros.

La flota al completo de los 737 MAX está inmobilizada desde mediados de marzo después del accidente de la compañía Ethiopian Airlines. Boeing trabaja en poner al día el sistema MCAS para poder lograr el visto bueno de las autoridades de seguridad aéreas.

El constructor estadounidense ha anunciado que la disagree light, señal de alerta que se disparará en caso de datos erróneos transmitidos por alguna sonda AOA al MCAS se convertirá en un equipamiento de base, gratuito para todos los clientes, antes de los accidentes era opcional.

Actualización de software

Un analista del sector aeronaútico de Jakarta, Gerry Soejatman, apunta que "estas revelaciones complican el futuro de Boeing, que se afana para los 737 MAX vuelvan a volar, y no ayudarán a restaurar la confianza del gran público".

Boeing está desarrollando una actualización de software del sistema para implementar la alerta de desacuerdo AOA como un elemento estándar e independiente antes de que los 737 MAX vuelvan al servicio. Se trata de una nueva versión para proporcionar protección adicional en el caso de que la alerta AOA detecte datos erróneos y que permitirá a los pilotos controlar manualmente el avión en todo momento.

Al respecto, la compañía ha asegurado que las aeronaves MAX que salgan de producción tendrán una alerta de desacuerdo AOA activada y operable y un indicador de ángulo de ataque opcional y aquellos aviones MAX entregados previamente tendrán la capacidad de activar la alerta de desacuerdo AOA.

Noticias

anterior siguiente