Enlaces accesibilidad

Elecciones generales

El debate a cuatro se convierte en un dos contra uno por Cataluña, los indultos y la corrupción

Por
Los mejores momentos del debate en RTVE: feminismo, fotos e indultos

Indultos, mentiras y fotos de Torra. Parece el título de una película de los ochenta, pero es la síntesis argumental de los ataques y contraataques vividos en el debate electoral a cuatro emitido en RTVE entre Pedro SánchezPablo CasadoAlbert Rivera y Pablo Iglesias.

Era previsible que los líderes de PP y Ciudadanos fueran agresivos aspirantes al título de presidente del Gobierno, y que Sánchez tendría que fajarse contra ambos, por temas como la corrupción, Cataluña y los indultos a los separatistas, con una foto del presidente catalán, Quim Torra, y Sánchez sobre el atril de Ciudadanos, mientras el candidato a la reelección sacudía la cabeza una y otra vez y lamentaba las "mentiras" de sus oponentes y la fijación de Rivera contra él: "Qué decepción, qué decepción", repetía.

Así fue. Al toque de campana, literalmente en el minuto inicial, Albert Rivera empezó con el cuchillo entre los dientes atacando al candidato del PSOE, acusando a Sánchez de intentar que no se celebrara el debate -"estamos aquí de milagro", dijo-, pidió la dimisión de la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, y aseguró que Pedro Sánchez "lleva en la frente la palabra indulto para indultar a sus socios separatistas que han dado un golpe de Estado".

Rivera: "El señor Sánchez tiene la palabra indulto en la frente"

Los indultos

En el capítulo de la política territorial y Cataluña, el tercero de los cuatro bloques del debate, se desató el grueso de las hostilidades cuando Pablo Casado retó a Sánchez a decir de manera explícita si indultará o no a los líderes independentistas que están siendo juzgados por el Tribunal Supremo. "Hemos pillado a Sánchez negociando la autodeterminación", afirmaba, y le afeó las declaraciones de sus ministros o del PSOE hablando de indultos o de que en diez años podría haber una mayoría social a favor de la independencia en Cataluña.

Casado y Rivera cargan contra Sánchez por los indultos a los presos independentistas

"Usted por permanecer en la Moncloa pacta con el lucero del alba, pero lo que hace es gobernar con los proetarras de Bildu y con los que quieren la solución eslovena, de una guerra civil con 67 muertos" para Cataluña, denunciaba Pablo Casado, que afeaba a Sánchez que se reuniera a negociar con el presidente de la Generalitat: "¿Usted no se levanta y se va de Pedralbes? (...) "Es el colmo de la humillación, usted no da la talla como presidente del Gobierno", afirmó.

Sánchez respondió a esto lo que viene haciendo toda la campaña: que sin sentencia firme no debe pronunciarse. "No puede haber indulto preventivo y tampoco la negación preventiva del indulto", lo que para sus adversarios equivalía a una afirmación a sus sospechas. "Llevo diez meses aguantando estas mentiras", se lamentaba el presidente del Gobierno.

Mientras, Pablo Iglesias asistía como testigo, lamentando depués que no hubiera más mesura en un debate que se estaba viendo desde fuera de España. "Hace falta un poco de diálogo y empatía" y menos "gritos" y "insultos" y "sobreactuaciones". Para Iglesias, puestos a hablar de "traición" a España, era más propio hacerlo de expresidentes del Gobierno que acaban en consejos de administración de grandes empresas o de los casos de corrupción.

Los insultos

Sánchez y Casado se han reprochado también mutuamente sus "mentiras" por los supuestos logros de las políticas sociales que han llevado a cabo los gobiernos de sus respectivos partidos.

"No se puede mentir más", criticaba el candidato del PP, quien, tras asegurar que Sánchez usa cifras falsas, le calificó de "caradura" por apropiarse de una subida de las pensiones que fue aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, así como de tener "cuajo" para ocultar que ha aplicado los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el PP y que votó en contra.

Igualmente, el jefe del Ejecutivo ha calificado de "descalificaciones hiperbólicas" todo lo que decía Casado. "Cuando habla todo son mentiras. Por eso digo que hay que ponerle el detector de verdades", ha añadido antes de pedirle al líder del PP que pensara antes las cosas que va a decir porque "asusta" a muchos hombres y mujeres.

Rivera, a Casado: "¿Sabe dónde está el milagro económico del PP? En la cárcel"

Rivera a Casado: "¿Sabe dónde está el milagro económico del PP? En la cárcel"

Cuando parecía que Rivera solo iba a arremeter contra Sánchez (le recordó un par de veces que "ha colocado en Correos a uno [su ex jefe de gabinete] que no sabe pegar un sello" y le acusó de "enchufar" a 500 amigos en empresas públicas), el candidato de Ciudadanos cambió de discurso y se dedicó a advertir a Pablo Casado de que si quiere pactar con su partido tendrá que hacer políticas realmente "liberales", y le reprochó haber votado a favor de la subida del IVA y del IRPF.

"¿Dónde estaba usted cuando el PP subió el IVA y el IRPF? En el escaño, votando". Y continuó´: "¿Sabe dónde está el milagro económico del PP? En la cárcel”, y le enseñó la foto de la detención del exvicepresidente Rodrigo Rato, copiando una frase que ya le dijo también la ministra María Jesús Montero a la candidata del PP Cayetana Álvarez de Toledo la semana anterior en el debate a seis de TVE.

Entre estos y otros reproches al hablar del entendimiento del PP con los nacionalistas, Pablo Casado se sintió extrañado y acabó diciendo en un momento del debate al líder de Ciudadanos: "Creo que ni sus votantes ni los míos entienden sus acusaciones, porque usted no es mi adversario".

"A sus amigos de la ultraderecha"

Cayetana Álvarez de Toledo fue de nuevo aludida cuando en el bloque de políticas sociales Pedro Sánchez desgranó algunas de sus medidas a favor del feminismo y le pidió directamente a Pablo Casado, al referirse a los delitos sexuales: "Dígale a sus candidatas y candidatos que no es no y que cuando no se dice sí es no". Y añadió, sobre la gestación subrogada: "Dígale a sus amigos ausentes de la ultraderecha [en referencia a Vox] que el vientre de la mujer no es un taxi y usted [dirigiéndose a Rivera] que el vientre de la mujer no se alquila".

Sánchez pide a Casado que le recuerde a sus candidatas que "no es no"

Rivera dijo a Sánchez que son las mujeres las que tienen que decidir -"no sea carca", le dijo-, y le acusó de proclamar un feminismo "excluyente". Y prosiguió mencionando a la vicepresidenta del Gobierno: "Todos los españoles tienen la imagen de la señora Calvo y de otras personas del PSOE gritando contra las mujeres de Ciudadanos en la manifestación de las mujeres. ¿Se puede ser más sectario y echar a mujeres del Día de la Mujer como hace el PSOE?", espetó.

Sánchez, a Rivera: "Qué decepción, qué decepción"

Sánchez afea a Rivera su "cordón sanitario": "Qué decepción"

Pedro Sánchez evitó durante el debate en RTVE descartar un pacto de gobierno con Ciudadanos, y ha dicho que "la única alternativa frente a las tres derechas es el PSOE. Si suman van a tener a Casado de presidente, a Rivera de acompañante en algún ministerio, y la ultraderecha a los mandos. Esta es una realidad muy peligrosa que tenemos que evitar", dijo, comparando este pacto con la victoria de Donald Trump o el Brexit. "La ultraderecha en este país es temible", ha afirmado, para terminar reprochando a Rivera que el "cordón sanitario" se lo ponga al PSOE.

"Qué decepción", ha dicho una y otra vez Sánchez, "yo pacté con usted, y fíjese... le pone un cordón sanitario al PSOE y se abraza a la ultraderecha", mientras Rivera le reprochaba que quien es temible es el presidente catalán, Quim Torra, que llama "bestias taradas" a los españoles y que pese a ello el PSOE se ha puesto "en sus manos". 

Corrupción

En esa misma discusión, y a vueltas con la corrupción, Sánchez relató que el PP tiene "doce ministros condenados o procesados por corrupción” y varios presidentes autonómicos en situación parecida y, por ello, recriminó de nuevo a Albert Rivera que consideren que a quien es necesario poner un "cordón sanitario" es al PSOE.

Rivera preguntó a Sánchez si iba a dimitir en caso de una sentencia condenatoria de la trama de los ERE en Andalucía, al igual que provocó con la moción de censura la salida de Mariano Rajoy por el caso Gürtel. Sánchez le preguntó a su vez si dimitiría "por los pucherazos de las primarias" en Ciudadanos: "No sea cutre", replicó Rivera.

Noticias

anterior siguiente