Enlaces accesibilidad

Vaticano

Las órdenes religiosas se avergüenzan, piden perdón y prometen cambiar antes de la primera cumbre antipederastia

  • Congregaciones, órdenes y sociedades de vida apostólica han prometido "escuchar mejor a los supervivientes"
  • Sobre la primera cumbre antipederastia, los superiores mayores consideran que "un encuentro de tres días es un tiempo breve"

Por
 Manifestación contra el abuso de menores cerca de la Puerta de Brandenburgo en Berlín, Alemania
Una asociación de supervivientes denuncia en Alemania que el estado y la iglesia toleraron los abusos sexuales. La pancarta reza "En el nombre de Dios". EFE/Hannibal Hanschke

Congregaciones, órdenes y sociedades de vida apostólica católicas en sus ramas masculinas y femeninas han emitido este martes un comunicado conjunto en el que prometen "hacer todo lo posible para escuchar mejor a los supervivientes" e implementar las directivas que saldrán del encuentro sobre abusos que comenzará este jueves en el Vaticano.

A dos días del inicio de esta histórica reunión, las asociaciones que reagrupan a las superioras y superiores mayores de todo el mundo (UISG y USG) reconocieron "humildemente que no siempre" han actuado correctamente en los casos de abusos.

"Inclinamos nuestras cabezas con vergüenza al darnos cuenta de que este abuso ha tenido lugar en nuestras congregaciones y órdenes, y en nuestra Iglesia. Hemos aprendido que quienes abusan ocultan deliberadamente sus acciones y son manipuladores", escriben.

Vergüenza por una respuesta inadecuada

Y añaden: "Nuestra vergüenza aumenta al constatar que no nos hemos dado cuenta de lo que estaba ocurriendo" y que "la respuesta de las personas en autoridad no ha sido la que debía haber sido. No han sabido ver las señales de alarma o no se las tomaron en serio".

Respecto a esta reunión, aunque consideran que "un encuentro de tres días es un tiempo breve", consideran que puede servir "a iniciar importantes procesos y crear estructuras de rendición de cuentas, así como sostener los procesos y estructuras que ya existen".

"Por nuestra parte, prometemos hacer todo lo que está en nuestras manos para escuchar mejor a los supervivientes, reconociendo humildemente que no siempre lo hemos hecho", añaden.

 Decenas de personas prenden velas y dejan flores el 20 de agosto de 2018 frente a la Catedral Metropolitana de Santiago (Chile) como protesta contra los abusos sexuales cometidos en el seno de la Iglesia católica chilena

Velas y flores en la Catedral de Santiago (Chile) como protesta contra los abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica. EFE/ALBERTO PEÑA

Promesas de cambio para proteger a los niños

También prometen que implementan "todo lo que durante el encuentro se decida respecto a la rendición de cuentas exigida a las personas en autoridad".

Para los responsables de las órdenes y congregaciones es necesario "una cultura diversa en la Iglesia y en nuestra sociedad en sentido amplio" en la que se promueva "que los niños sean considerados como un tesoro que hay que salvaguardar y proteger".

Aseguran que integrarán la protección de menores y adultos vulnerables en los programas de formación y que desarrollarán programas especiales para acompañar a cualquier persona, víctima de abusos, que desea encontrar ayuda.

Admiten que el clericalismo que existe en sus centros "dio lugar a una lealtad injustificada, a errores en el juicio, a lentitud en el actuar, a negar los hechos y a veces a encubrirlos".

"Nos sentimos necesitados de conversión y queremos cambiar. Queremos actuar con humildad. Queremos identificar nuestros puntos ciegos. Queremos denunciar cualquier abuso de poder. Nos comprometemos a caminar con aquellos a quienes servimos, avanzando con transparencia y confianza, honestidad y sincero arrepentimiento", señalan

Noticias

anterior siguiente