Enlaces accesibilidad

Las 10 claves de un congreso histórico que abrirá un nuevo tiempo en un PP dividido

  • 3.082 compromisarios decidirán si Santamaría o Casado lideran el partido. El sábado será la votación
  • La jornada del viernes se plantea como un gran homenaje a Rajoy, que se despedirá como presidente

Por
Santamaría y Casado llegan a la batalla final por el liderazgo del PP.
Santamaría y Casado llegan a la batalla final por el liderazgo del PP.

Llegó la hora. El PP se enfrenta, no sin vértigo, a su primer congreso para proclamar a su líder sin saber quién será de antemano y sin candidatura única. Soraya Sáenz de Santamaría o Pablo Casado tomarán las riendas de un PP que está viviendo momentos convulsos e inéditos y que tendrá que hacer frente a una nueva etapa como principal partido de la oposición, con las elecciones municipales, autonómicas y europeas a la vuelta de la esquina y unas generales que tendrán como candidato a quien sea elegido en el cónclave. La cita es, por tanto, trascendental para el futuro del partido.

Arranca este viernes el principal cónclave 'popular' que dará la vuelta al PP que, por primera vez a nivel nacional, se aleja del 'dedazo' para elegir a su número uno.

Todo el poder está en manos de 3.082 compromisarios que, en secreto, dirán quién debe mandar en el PP los próximos años.

Estas son las diez claves del XIX Congreso Extraordinario del PP:

1. Nuevo liderazgo histórico

Si gana Soraya Sáenz de Santamaría, se convertirá en la primera mujer presidenta del PP y si el triunfo es para Pablo Casado, será el presidente del partido más jovenCualquiera de los dos hará historia sólo por estas razones.

Santamaría quiere volver a La Moncloa pero esta vez llevando los mandos y no de copiloto. Fue la número dos del Gobierno de Mariano Rajoy, acumulando un poder que la hizo valedora del apodo de 'vicetodo'. Esa ha sido su principal estrategia de campaña: venderse como gestora con experiencia constrastada de Gobierno y como la que puede ganar las elecciones generales.

Casado, por su parte, vende ideología "sin complejos". Quiere ser presidente del Gobierno pero sobre todo busca refundar el partido, convirtiéndose en el líder indiscutible del centro-derecha de España y recuperando el espacio que Ciudadanos ha 'robado' al PP. Como vicesecretario de Comunicación ha formado parte de la cúpula del partido desde 2015.

2. ¿Cómo ha llegado el PP hasta aquí?

En menos de dos meses, el PP ha vivido una hecatombe de acontecimientos más que difíciles de preveer. La moción de censura del 1 de junio supuso una bomba de dimensiones inesperadas. Rajoy salió del Gobierno y cinco días después dijo adiós al partido. Se convocó un Congreso Extraordinario con todas las miradas puestas en su sucesor natural, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pero éste dio la sorpresa y se retiró de la batalla, llevando al partido a un proceso nuevo con cierto "desasosiego", como ha reconocido.

Mariano Rajoy dejará la presidencia del PP y un congreso elegirá su relevo

Fueron entonces presentándose diferentes candidatos con muy diversos perfiles. Las que estaban llamadas a ser principales contrincantes en la contienda, Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, anunciaron, casi a la vez, que daban el paso.

Pero en medio de una batalla supuestamente fraguada durante años se metió Casado, que dio la sorpresa en la primera vuelta, desbancando a 'la jefa', como él mismo define a Cospedal. El joven aspirante ha ido de menos a más para hablar de tú a tú a la ganadora de las primarias. Solo podían quedar dos y ambos, exultantes, se llevaban ya un triunfo indiscutible. Santamaría, por ganar la gran batalla a su eterna rival en el PP y Casado, por colocarse en la lucha final y con serias posibilidades de triunfo. Les separó 1.558 votos de diferencia en unas primarias en las que votaron 58.102 militantes.

3. Rajoy se despedirá con un discurso ante el partido

Desde su puesto de registrador de la propiedad en Santa Pola (Alicante), Rajoy ha vivido con neutralidad un proceso en el que dijo que no intervendría. Ni siquiera fue uno de los afiliados que votó el pasado 5 de julio para elegir a los dos líderes favoritos para la lucha final. Se desconoce si, como compromisario nato, votará este sábado.

Lo que hará seguro, este viernes, es dar su último discurso como presidente nacional del PP, un liderazgo que ha ocupado desde 2004, cuando fue elegido por primera vez con el 98,37% de los apoyos de los compromisarios. Eran otros tiempos en los que el anterior presidente José María Aznar designaba 'a dedo' y los compromisarios sólo ratificaban esa decisión.

El PP quiere convertir la jornada del congreso, con permiso de Casado y Santamaría, en un homenaje absoluto al que ya será expresidente junto a Aznar y Manuel Fraga. Poco dado a la efusividad y a las alharacas -paró la cerrada ovación en la Ejecutiva en la que anunció su renuncia con un "que alguien pare, coño"-, Rajoy recibirá el agradecimiento unánime del partido.

A esta hora, es lo único previsible de un Congreso al que no ha sido invitado Aznar por su "desdén" con la formación.

4. ¿Comó será el Congreso?

El Congreso Extraordinario arranca a las 16:30 de este viernes. Tras varios trámites (informe de la comisión organizadora, propuesta y votación de la Mesa, intervención del presidente del Congreso, aprobación definitiva del Reglamento e informe del Comité Nacional de Derechos y Garantías), se vivirá otro de los momentos importantes del cónclave, el discurso de la hasta ahora secretaria general, María Dolores de Cospedal, que precederá al de Rajoy.

Diez años después de ser elegida número dos de Rajoy en el PP, la presidenta de los 'populares' de Castilla-La Mancha se despedirá también del cargo, en este caso con el golpe añadido de haber caído en la primera vuelta de las primarias, donde fue derrotada a pesar de ser la mujer más fuerte del 'aparato' de Genova. Dejará el cargo tras decantarse públicamente por Casado para ser elegido presidente.

Cospedal respalda a Casado para liderar el PP: "Creo que puede ser una magnifica opción"

Tras la jornada de los discursos, llegará el día D, el sábado, con la votación de los compromisarios. A las 9:30 Sáenz de Santamaría y Casado presentarán su 'programa' y a las 11:00 los compromisarios depositarán su voto. En torno al mediodía, habrá resultados y discurso del ya nuevo líder del PP.

5.Todo en manos de 3.082 compromisarios

Tienen el poder. De los 3.082, 522 son natos y no electos y el resto fueron elegidos también en las primarias del 5 de junio. Muchos nombres son conocidos- la cúpula 'popular', responsables de área, 'barones', diputados, senadores y alcaldes- pero otros son representantes territoriales que tienen en su mano y con su voto elegir al guía que marcará la futura hoja de ruta del PP.  El perfil del compromisario responde a un profesional liberal de entre 40 y 49 años. Del total, 2.121 son hombres y 961 mujeres.

La Comisión Organizadora del Congreso ha establecido nuevas medidas en el cónclave para mayor garantía del secreto de voto. Habrá, por primera vez, cabinas y sobres para meter las papeletas. Los compromisarios votarán en 25 mesas por orden alfabético y no por circunscripciones, de tal forma que no se podrá vincular el voto a una comunidad u otra.

Depositarán su voto en dos urnas: una para la lista del Comité Ejecutivo, que va encabezada por el candidato a liderar el partido, y otra para elegir a los miembros de la Junta Directiva.

6. Andalucía fue clave en la primera vuelta. ¿Lo será ahora?

Andalucía, con el mayor número de militantes del PP (169.602), fue clave en la primera vuelta. Allí arrasó la exvicepresidenta y es la comunidad que aporta mayor número de compromisarios (475).

Comunidad Valenciana (349 compromisarios), Galicia (279), Castilla y León (278), Madrid (207) y Castilla-La Mancha (199) son también regiones decisivas.

En la Comunidad Valenciana y en Castilla y León ganó Santamaría, en Galicia y Castilla-La Mancha venció Cospedal y en Madrid, Casado. El giro que den las comunidades de la exsecretaria general es clave. Aún está en el aire el apoyo de Núñez Feijóo, que podría hacerlo público en la primera jornada del congreso, aunque importantes dirigentes provinciales del PP gallego ya han dado el nombre de su favorito: Casado.

Feijóo ha recibido en campaña a los dos candidatos del PP

Feijóo ha recibido en campaña a los dos candidatos del PP EFE

Las preguntas son claras: ¿Votarán los compromisarios en bloque?, ¿votarán sin tener en cuenta las directrices de los 'aparatos'?, ¿votarán finalmente lo que dicen que van a votar?

7. Dura campaña con "juego sucio"

Precisamente la lucha por el voto del compromisario ha sido una de las batallas que han librado estos días los candidatos llamando uno a uno a cada votante en el Congreso. El equipo de Santamaría dice que cuenta con el apoyo del 60% de los compromisarios, unos 1.850; mientras que Casado dice tener amarrado al 67%, unos 2.100. Tales números no son posibles de cuadrar.

Ha sido una campaña con cierta dureza y con la publicación de vídeos que la han enturbiado. Santamaría ha tenido como mantra la candidatura de integración y la lista unitaria, un deseo frustrado por Casado que, también cada día, le ha contestado con un rotundo 'no'. Tras pasar la primera vuelta dijo, convencido, que iría hasta el final y así ha sido.

Él le ha echado en cara "mochilas" de "mala gestión" en el Gobierno y ella, su falta de experiencia. Han librado también la batalla por el ADN 'popular', para reivindicar la candidata que "el ADN del PP es que gobierne la lista más votada" y su rival que "el ADN del PP es no negociar con independentistas y bajar los impuestos".

8. ¿Quién apoya a quién?

Otra de las guerras ha sido la de sumar más apoyos de peso, de esos que pueden influir en el voto final de los compromisarios. La lista de Santamaría la engrosan, entre otros, los exministros Íñigo de la Serna, íñigo Méndez de Vigo, Fátima Báñez, Alfonso Alonso, Cristobal Montoro, Álvaro Nadal, Celia Villalobos, Javier Arenas y el líder regional del PP, Juan Manuel Moreno.

Casado lleva detrás a Cospedal (apoyo importante porque los compromisarios que iban con la excandidata pueden 'obedecer' y decantarse por el aspirante); los exministros Rafael Catalá, Juan Ignacio Zoido, Isabel García Tejerina; los vicesecretarios del PP Javier Maroto y Andrea Levy; y Adolfo Suárez Illana. Pesos pesados ya fuera de la política como Esperanza Aguirre o Cristina Cifuentes han apostado por él públicamente, como también todos los precandidatos en este proceso que se quedaron en el camino: José Manuel García Margallo, José Ramón García Hernández y Elio Cabanes.

9. Cónclave sin debate de ideas

El XIX Congreso Extraordinario del PP sólo incluye la elección de su líder y no un debate de ideas. No hay ponencias ni debates sobre propuestas programáticas. Casado ha tratado de introducir el debate ideológico en esta campaña para abogar por la refundación del centro-derecha en España. Su objetivo, señala, es aglutinar en torno a un nuevo PP "todo lo que esté a la derecha del PSOE". Quiere un PP que muestre su ideología de "centro derecha sin complejos".

Santamaría, que ha hablado menos de cuestiones puramente ideológicas, avisa de que se ganan elecciones situándose en el "centro del tablero" y no "dirigiendo al partido a una esquina".

10. ¿Habrá integración tras el congreso?

Integración ha sido una de las palabras más usadas en este largo proceso de primarias del PP. Santamaría la ha buscado sin descanso para llegar al cónclave con una lista única, sin tener que competir con Casado, pero él aboga por dicha integración sólo después del cónclave.

Ambos dicen que contarán con el otro cuando uno ya sea el presidente o presidenta. Sea cual sea el resultado, el PP se adentrará en una nueva etapa en la que uno de sus principales retos será precisamente alcanzar la unidad.

De momento, ninguno ha dado pistas de quien será su número dos (las normas del partido impiden que uno pueda ser el secretario general del otro) ni del resto de su equipo directo. Esas incógnitas también se resolverán los próximos días.

Noticias

anterior siguiente