Enlaces accesibilidad

Valerio apuesta por reforzar la inspección de trabajo para luchar contra el empleo irregular

  • Apunta a contratos parciales fraudulentos y 'falsos autónomos'
  • Denuncia que cada semana se hacen 9 millones de "horas de trabajo ilegales"
  • Explica que sindicatos y patronal negociarán los cambios en la reforma laboral
  • Los agentes sociales presentarán luego su acuerdo al Gobierno

|

Por
Las mañanas de RNE - Valerio cree que la dimisión de Huerta le "honra"

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha apostado por reforzar la inspección de trabajo para luchar contra el empleo irregular que, por ejemplo, se esconde en el abuso de los contratos" fraudulentos" a tiempo parcial y los denominados 'falsos autónomos'. Una de las vías de refuerzo que ha mencionado es el aumento de la dotación financiera para el plan de inspección diseñado por el anterior Gobierno y que ahora está empezando a ponerse en marcha.

Valerio ha subrayado que bajo contratos parciales fraudulentos que ocultan jornadas completas. "Se están haciendo 9 millones de horas ilegales a la semana, lo que supone 2.000 millones menos de ingresos al año en cotizaciones para la Seguridad Social", ha concretado la ministra en una entrevista en Las Mañanas de RNE.

Un acuerdo a tres bandas para cambiar la reforma laboral

Ése fue uno de los aspectos abordados en el encuentro mantenido este miércoles entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los sindicatos y la patronal, una reunión que la titular de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha calificado como "esperanzadora".

En esa cita, según Valerio, los agentes sociales plantearon al Gobierno modificar parcialmente varias cuestiones de la reforma laboral mediante un acuerdo tripartito. Primero, los sindicatos mayoritarios y las patronales CEOE y Cepyme alcanzarán un pacto entre ellos y, después, se lo presentarán al Gobierno.

"Todavía no sabemos cuántas cuestiones plantearán" en ese acuerdo, ha indicado la ministra, quien sí ha explicado que UGT, CC.OO. y las dos patronales "hablaron de materia de formación para empleo en coordinación con la formación reglada. Creo que en ese punto debe hacerse algo potente. También en materia de subcontratación, de contratos de relevoultraactividad de convenios colectivos, también para que prime convenio de sector frente al de empresa, que fue una de las cuestiones que cambió la reforma laboral".

Magdalena Valerio también ha destacado que se actuará para reducir la brecha de género en el mercado laboral.

Preguntada por si la reforma laboral podría "retocarse" por decreto, Valerio ha vuelto a descartarlo, al defender que esa figura sólo debe utilizarse en casos extraordinarios y de urgente necesidad. También ha recordado que esos decretos luego deben convalidarse en el Parlamento mediante mayorías y ahora "la aritmética parlamentaria es muy compleja".

El problema de la Seguridad Social está en los ingresos

"Una de las cosas que va a tener que hacer este Gobierno es dedicar mucho tiempo a gestar acuerdos. Hay margen de maniobra, pero somos realistas. Yo estoy convencida de que podremos hacer muchas cosas. Cuando se tiene menos tiempo, si nos lo tomamos en serio y todo el mundo pone de su parte, se consiguen hacer más cosas", ha insistido.

En cuanto al problema de las pensiones y el déficit de la Seguridad Social, Valerio ha indicado que "el problema del sistema es de ingresos. Se tenía que haber actuado antes, sí, por eso hay que ponerse ya manos a la obra".

Así, ha recordado que el PSOE llevaba en su programa un impuesto a la banca y a las transacciones financieras como vía también para financiar las pensiones, y que el Gobierno anterior había empezado a plantear un gravámen a las empresas tecnológicas.

En cualquier caso, ha apuntado que sólo con esos impuestos no se resuelve el déficit de 18.000 millones de euros que tiene la Seguridad Social, por lo que habrá que inyectar otro tipo de ingresos, además de "racionalizar los gastos".

"Las personas que se dedican a la política deben tener un extra de honradez"

Preguntada sobre la dimisión de Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deporte, Valerio ha alabado esa renuncia porque "ha tenido una reacción rápida, ha tomado nota y eso le honra". También ha destacado que "el listón está muy alto porque ha habido políticos que se han especializado en corrupción en lugar de especializarse en defender los intereses generales".

La titula de Trabajo ha reconocido que lo de Huerta "era algo imprevisto", pero "las cosas son así en la vida y hay que ser coherente".

"Hay unas líneas que se establecieron en mi partido y que ha defendido Pedro Sánchez y ahora, como presidente del Gobierno, hay que seguir esa línea de coherencia porque, si se pierde la coherencia, se pierde la credibilidad", ha señalado la ministra.

En esta línea, Magdalena Valerio ha incidido en que éste es "un momento en que las personas que se dedican a la política tienen que tener una dosis extra de honradez" y "no sólo serlo, sino parecerlo".

"Los políticos hemos perdido mucha credibilidad y confianza. Se da la idea de que todo el que viene a la política viene a ver qué pilla y no qué puede ofrecer a su país de su profesionalidad, de su capacidad, de su experiencia... Eso hace que el listón lo tengamos que poner alto porque es la única manera de volver a ganar la confianza de la ciudadanía", ha opinado.

Noticias

anterior siguiente