Enlaces accesibilidad

Boko Haram ha secuestrado a más de 1.000 menores desde 2013, según Unicef

  • Unicef pide su liberación en el cuarto aniversario del secuestro de Chibok
  • Las autoridades nigerianas se han comprometido a hacer seguras las escuelas

Por
Escuela improvisada en el campo de refugiados de Benue en Nigeria
Escuela improvisada en el campo de refugiados de Benue en Nigeria. REUTERS/Afolabi Sotunde

Boko Haram tiene a más de 1.000 menores secuestrados en el noreste de Nigeria desde el año 2013, entre ellos las 276 chicas raptadas en una escuela secundaria en Chibok en 2014. Cuatro años después del asalto de Chibok100 de las niñas no han regresado a sus hogares, por lo que Unicef ha vuelto a pedir su liberación.

“El cuarto aniversario del secuestro de Chibok nos recuerda que los menores en el noreste de Nigeria siguen siendo atacados a gran escala”, indicó Mohamed Malick Fall, representante de Unicef en Nigeria. “Los niños son presa de una violencia brutal en sus casas, en las escuelas y en los espacios públicos”.

El reciente ataque en una escuela en Dapchi, en el que cinco niñas perdieron la vida, es sólo el último recordatorio de que existen muy pocos espacios seguros para los menores en el noreste de Nigeria. Ni siquiera las escuelas se libran de la violencia, considera Unicef.

“Estos ataques continuados a los niños son moralmente inaceptables”, agregó Fall. “Los niños tienen derecho a la educación y a estar protegidos. El aula debe ser un lugar donde estar seguros”.

1.400 colegios destruidos

Desde que empezó el conflicto en el noreste de Nigeria hace casi nueve años, al menos 2.295 profesores han sido asesinados y más de 1.400 colegios han sido destruidos. La mayoría de estos centros educativos no han vuelto a operar por el grave daño sufrido o por razones de seguridad.

Las autoridades de Nigeria se han comprometido a hacer las escuelas más seguras y más resistentes a los ataques y con la ayuda de Unicef se va a implementar la declaración de Escuelas Más Seguras, por la que Nigeria se compromete a proteger escuelas y universidades de la violencia y del uso militar durante el conflicto armado.

Boko Haram, que en lengua local significa "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur. Desde 2009, el grupo yihadista ha causado decenas de miles de muertos y ha provocado el desplazamiento de más de dos millones de personas.

Noticias

anterior siguiente