Enlaces accesibilidad

Varios responsables de Oxfam contrataron prostitutas en Haití tras el terremoto de 2010

  • El diario británico The Times ha desvelado "orgías" pagadas con fondos de la ONG
  • Oxfam asegura que se actuó ante unos comportamientos que admite "inaceptables"
  • La rama española señala que no estuvo implicada, al tratarse de un equipo distinto

|

Por
Una mujer pasa por un suburbio de Puerto Príncipe, la capital de Haití
Una mujer pasa por un suburbio de Puerto Príncipe, la capital de Haití REUTERS

Varios cooperantes de Oxfam, incluido su director en Haití, contrataron prostitutas con fondos de la organización no gubernamental durante el despliegue para el reparto de ayuda humanitaria establecido en el país caribeño tras el terremoto de 2010, según ha desvelado este viernes el diario británico The Times y ha admitido después la propia ONG, que asegura que se adoptaron las medidas adecuadas ante unos comportamientos que considera "inaceptables".

La información del diario británico parte de un informe interno de la organización de 2011, elaborado como respuesta a diversas denuncias de explotación sexual, descarga de material pornográfico, acoso e intimidación de sus cooperantes destacados en Haití.

The Times llega a hablar de "orgías" y señala la existencia de una "cultura de impunidad" entre parte del personal destacado en Haití, según ese informe, que también recoge que "no se puede descartar que alguna de las prostitutas fuera menor de edad".

Como resultado de esa investigación interna, siempre según el rotativo, la organización británica permitió que tres de sus altos cargos dimitieran sin ningún tipo de acción disciplinaria y despidió a otros cuatro, todos ellos acusados de conducta obscena, incluyendo relaciones con prostitutas en el bloque de apartamentos donde Oxfam las hospedaba temporalmente.

Uno de los responsables que dimitieron fue el director de Oxfam en Haití, Roland van Hauwermeiren, que reconoció haber contratado prostitutas en la villa que la ONG le alquiló durante su estancia y a quien, según The Times, la entonces directora ejecutiva, Barbara Stocking, ofreció una "salida por etapas y digna" porque su despido habría tenido "implicaciones potencialmente serias" para la labor de Oxfam y su reputación.

Oxfam admite que hubo comportamientos "inaceptables"

Las denuncias de que niñas menores de edad pudieron haberse visto afectadas no fueron probadas

En respuesta a esas acusaciones, la organización, fundada en Oxford (Inglaterra) en 1942 y que recibe cerca de 300 millones de libras (338 millones de euros) de fondos públicos al año en el Reino Unido, ha admitido este viernes en un comunicado que "cuatro miembros del personal fueron despedidos como resultado de la investigación y tres, incluido el director en el país, renunciaron antes del final de dicha investigación". Asimismo, recalca que "las denuncias de que niñas menores de edad pudieron haberse visto afectadas no fueron probadas".

Un portavoz de la ONG ha negado, sin embargo, que se intentara ocultar los hechos y ha subrayado que se llevó a cabo una investigación interna en 2011 para "cortar de raíz" esos comportamientos y "tomar medidas contra aquellos que estuvieron involucrados".

En cualquier caso, la ONG reconoce que "el comportamiento de algunos miembros del personal de Oxfam descubierto en Haití en 2011 fue totalmente inaceptable, contrario a nuestros valores y los altos estándares que esperamos de nuestro personal". En este sentido, subraya que “tan pronto como tuvimos constancia de las acusaciones iniciamos inmediatamente una investigación interna”.

La nota destaca también que, como resultado de esas pesquisas, se decidió crear "un Equipo de Protección específico y una línea de denuncia confidencial como parte de un paquete de medidas para garantizar que hacemos todo lo posible para proteger a nuestro personal, prevenir el abuso sexual y la mala conducta y mejorar la forma en que abordamos cualquier acusación".

Por su parte, Oxfam Intermón, la rama española de la organización, ha especificado a través de un comunicado que el caso "no implicó a ningún miembro del personal de Oxfam Intermón pasado o presente". En este sentido, explica que "en el 2011 Oxfam Intermón trabajaba en Haití con una línea de gerencia diferenciada y este caso en ningún momento implicó a nuestro equipo".

Estamos del lado de las víctimas y demandamos una actuación contundente y transparente

La ONG española también señala su "política de cero tolerancia ante cualquier caso de acoso y abuso sexual", con un código de conducta que asumen todos sus cooperantes, mecanismos de denuncia, normas disciplinarias y medidas de apoyo a las víctimas. "La historia publicada en The Times [...] es una fuerte llamada de atención para los distintos miembros de la confederación Oxfam alrededor del mundo. Nuestra defensa de los derechos de las mujeres, máxime en situación de vulnerabilidad, es parte de nuestra identidad. Estamos del lado de las víctimas y demandamos una actuación contundente y transparente ante casos de acoso y abuso", recalca el comunicado.

Noticias

anterior siguiente