Enlaces accesibilidad

Siemens y Alstom se fusionan para crear un gigante europeo del ferrocarril

  • Pretenden competir con el fabricante chino CRRC Corp.
  • Siemens Alstom tendrá un volumen de negocio de 15.300 millones
  • Ambas compañías llevan más de un siglo en España

Por
Modelo del tren Coradia Liner de Alstom
Modelo del tren Coradia Liner de Alstom. AFP PHOTO

El grupo industrial alemán Siemens y su rival francés Alstom anunciaron anoche la firma de un protocolo de acuerdo para fusionar sus operaciones ferroviarias y crear así una potencia europea del ferrocarril.

En un comunicado conjunto, han anunciado "la firma de un protocolo de acuerdo que garantiza la exclusividad para que sus actividades de movilidad se unan en una fusión entre iguales" con el objetivo de crear una potencia europea que pueda hacer frente a la competencia internacional, sobre todo al fabricante chino CRRC Corp, corporación resultante de la fusión de las dos principales empresas del ramo del país.

Siemens controlará el 50% de la sociedad y tendrá el apoyo del Gobierno francés, que controla el 20% de Alstom a través de Bouygues. El presidente ejecutivo será Henri Poupart-Lafarge, actual director ejecutivo de Alstom.

Volumen de negocio de 15.300 millones

La nueva entidad resultante, Siemens Alstom, prevé un volumen de negocio de 15.300 millones de euros y las sinergias se calculan en unos 470 millones de euros al cuarto año tras el cierre de la operación.

Esta fusión, según el presidente ejecutivo de Siemens, Joe Kaeser, envía "una fuerte señal" al crear "un nuevo gigante europeo del sector de los ferrocarriles para el largo plazo" ante la aparición de "un actor dominante en Asia" que ha cambiado la dinámica del mercado global.

La sede mundial del grupo y el equipo directivo del negocio de material rodante se situarán en la región de París, mientras que la sede de Mobility Solutions estará en Berlín, Alemania. El Consejo de Administración de la nueva empresa contará con seis consejeros nombrados por Siemens, cuatro consejeros independientes y el consejero delegado.

El acuerdo está pendiente de la aprobación de los reguladores y de los comités de empresa, por lo que se espera que esté concluida a finales de 2018. En caso de que Alstom decidiera no continuar con la operación, tendría que pagar una indemnización de ruptura de 140 millones de euros.

Este acuerdo supone un duro revés para la canadiense Bombardier, en negociaciones con Siemens para constituir una alianza con sus respectivos negocios de fabricación de trenes.

Dos fábricas en España y más de cien años presentes

Alstom y Siemens suman en España dos fábricas, varios de centros de investigación y miles de empleos con sus respectivos negocios de producción de trenes y otro material ferroviario que las multinacionales han acordo fusionar. La integración afectará a España en la medida de que las dos compañías están presentes en el país desde hace más de un siglo y hasta ahora eran competidoras directas.

Sus principales instalaciones están ubicadas en Madrid y Barcelona, y han suministrado gran parte del actual parque de trenes AVE de Renfe y otras instalaciones como electrificación y sistemas de la red ferroviaria española, convencional y de Alta Velocidad.

Alstom está desde hace 155 años en España, emplea aquí a 2.000 trabajadores y cuenta con una fábrica en Santa Perpetua de Mogoda, cuatro centros de innovación y una veintena de otro tipo de centros de trabajo, según fuentes de la empresa.

 CornelláTres Cantos
Siemens lleva en España desde 1895 y suma unos 3.500 empleos. La alemana cuenta con una fábrica en que, entre otras cosas, fabrica motores y convertidores para trenes. Además, cuenta con un centro de I+D+i en señalización ferroviaria en  con proyectos para toda la división internacional.

Noticias

anterior siguiente