Enlaces accesibilidad

El Eurogrupo y el FMI no logran un acuerdo sobre el alivio de la deuda griega

  • La segunda revisión del rescate y los nuevos desembolsos siguen bloqueados
  • Se ha decidido discutir de nuevo la cuestión en la próxima reunión de junio
  • Grecia necesita 7.500 millones de euros antes de julio para no quebrar
  • España amortizará 3.000 millones del rescate bancario este mismo año

Por
El ministro de Finanzas griego Euclid Tsakalotos habla con el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi
El ministro de Finanzas griego Euclid Tsakalotos habla con el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi AFP

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, han sido incapaces de alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) este lunes para desbloquear la segunda revisión del tercer rescate heleno y allanar el camino hacia un nuevo desembolso que Atenas necesita antes de julio, cuando tiene que afrontar pagos por 7.500 millones de euros, para evitar la quiebra.

El Parlamento griego aprobó el pasado jueves los nuevos recortes en pensiones y subidas de impuestos que le exigieron los acreedores precisamente para conseguir esos fondos, pero tras la reunión de este lunes permanecen bloqueadas tanto la segunda revisión del rescate como la aprobación nuevos desembolsos.

"Esta tarde hemos tenido una primera discusión sobre el tema de la sostenibilidad de la deuda, mirando con mucho cuidado necesidades, opciones y limitaciones. Pero en este punto no hemos alcanzado un acuerdo total sobre esta parte de nuestro debate", ha anunciado en una rueda de prensa el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. Los ministros han decidido discutir de nuevo la cuestión en su próxima reunión de junio, en la que confían en lograr un acuerdo global.

Cuánto alivio de la deuda se concede, a finales de 2018

Dijsselbloem ha explicado que aún era necesario especificar más las medidas de alivio de deuda que las instituciones y Atenas acordaron en mayo de 2016, una condición exigida por el FMI para participar financieramente en el rescate. "El Eurogrupo ha dejado claro que está listo para especificar más lo que podría contemplarse en términos de alivio de deuda", ha dicho Dijsselbloem, quien ha insistido, no obstante, en que los Estados miembros tiene dos principios a los que no renunciarán.

Por un lado, que cualquier medida debe enmarcarse dentro de las ya previstas en 2016 y, por otro, que la decisión final sobre cuánto alivio se concede se tomará al término del programa de rescate, a finales de 2018, y solo si en caso de que sea necesario a la vista de las necesidades de Grecia para entonces.

"Creo que estamos muy cerca de un acuerdo pero hoy no hemos sido capaces de cerrar la posible diferencia entre lo que se puede hacer y lo que algunos esperan que debe hacerse y podría hacerse. Necesitamos cerrar eso mirando opciones adicionales o ajustando nuestras expectativas. Ambas son posible y quizás ambas deban hacerse", ha indicado el también ministro de Finanzas holandés en funciones.

Un acuerdo sobre los detalles de medidas es la condición del FMI para formar parte del rescate, que a su vez se ha convertido en indispensable para aprobar nuevos desembolsos. Durante la comparecencia de prensa, Dijsselbloem ha subrayado que es "importante" que el FMI sea formalmente parte del programa griego "antes del verano".

Ha habido acuerdos entre los acreedores en otros aspectos

No obstante, Dijsselbloem ha subrayado que las instituciones europeas y el FMI sí que han cerrado otras cuestiones que permanecían abiertas, como el periodo en el que Grecia tendrá que mantener un superávit primario del 3,5% después de la finalización del rescate. Finalmente, Atenas tendrá que registrar esta cifra durante hasta 2022.

Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha señalado que la discusión sobre la sostenibilidad de la deuda helena ha sido muy "detallada" y "profunda" y ha destacado los avances conseguidos a pesar de no haber concluido un acuerdo, que a su juicio suponen un buen "punto de partida" de cara al próximo Eurogrupo. Con respecto a la implementación por parte de Atenas del conjunto de reformas acordadas entre Grecia y sus acreedores, Moscovici ha informado de que 115 de las 140 reformas ya han sido completadas.

El comisario francés ha enfatizado que Atenas "ha asumido su responsabilidad" y ha señalado que se trata de reformas "profundas, difíciles y exigentes" que en conjunto equivalen al 4% del PIB. Las dos más importantes son un recorte a las pensiones a partir de 2019 y una reducción del mínimo exento del impuesto sobre la renta a partir de 2020.

Grecia, optimista de cara a un acuerdo en junio

El ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, se ha mostrado optimista de cara a un acuerdo para concluir la revisión en junio y ha destacado que el Gobierno heleno "ha cumplido con sus compromisos" en relación a la implementación de las acciones prioritarias que habían sido pactadas.

En relación al debate sobre la sostenibilidad de la deuda pública, Tsakalotos ha subrayado que corresponde al FMI y al resto de Estados miembros la tarea de lograr un acuerdo sobre la "claridad" que deben tener las medidas que serán adoptadas para que el FMI considere que son suficientes. "Dado que empiezan muy lejos, han hecho movimientos para cerrar la diferencia pero el sentimiento al final la reunión era que es necesario más trabajo para ser capaces de tener ese tipo de claridad", ha explicado.

El sector financiero español "va en la buena dirección"

En otro orden de cosas, Pierre Moscovici ha informado sobre las conclusiones de la última misión de supervisión del rescate del sistema bancario español y ha destacado que "desde todos los puntos de vista" la reestructuración va "en la buena dirección".

"Desde todos los puntos de vista, de resultados, de la puesta en marcha de reformas, del ajuste del sector bancario y financiero, las cosas van realmente en la buena dirección", ha afirmado en una rueda de prensa posterior al Eurogrupo. "Hemos podido expresar a Luis De Guindos nuestra satisfacción y confianza", ha añadido el socialdemócrata francés.

Por su parte, el director gerente del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling, ha recordado que España efectuó cuatro devoluciones anticipadas voluntarias durante los últimos dos años prevé devolver de la misma forma 3.000 millones de euros este año.

"España tiene la intención, y lo hemos acordado con ellos, adelantar otros 3.000 millones este año: 1.000 millones en junio y otros 2.000 millones en noviembre", ha afirmado Regling, para destacar después que es una "buena señal" que España sea capaz de adelantar devoluciones, pero también para el MEDE porque éstas incrementan su capacidad de préstamo"

Noticias

anterior siguiente