Anterior Angela Merkel, la canciller Siguiente El huracán María devasta la isla de Dominica: "Se ha perdido todo lo que se podía perder" Arriba Ir arriba
Un hombre pasea frente al Kingdom Centre Tower situado en Riad en una imagen de archivo
Un hombre pasea frente al Kingdom Centre Tower situado en Riad en una imagen de archivo. REUTERS Faisal Al Nasser/File Photo

Arabia Saudí lleva a cabo la mayor emisión de deuda de un emergente al vender 17.500 millones de dólares

  • El país vuelve a los mercados internacionales de capitales 25 años después

  • La caída del precio del petróleo empuja a Riad a buscar financiación fuera

|

Arabia Saudí logró vender este miércoles 17.500 millones de dólares (unos 15.942 millones de euros al cambio actual) de deuda en su primera emisión de bonos a 5, 10 y 30 años en el mercado internacional.

De este modo, la emisión de Arabia Saudí supera la realizada por Argentina el pasado mes de abril, cuando colocó un total de 16.500 millones de dólares, y se convierte en la mayor emisión de deuda realizada por un país emergente hasta el momento.

El Ministerio de Finanzas ha señalado en un comunicado, publicado por la agencia oficial SPA, que recibió órdenes de compra por esos bonos que alcanzaban los 67.000 millones de dólares (unos 61.027 millones de euros).

En un principio se informó de que Arabia Saudí iba a colocar entre 10.000 y 15.000 millones de dólares de deuda en los mercados, pero finalmente esta cifra aumentó debido al interés mostrado por los inversores.

Los bonos a 5 años tienen un interés de 160 puntos básicos superior al de los bonos similares de EE.UU., mientras que a 10 y 30 años tienen una prima de 185 y 235 puntos, respectivamente, respecto a los de la primera economía mundial.

La caída del precio del petróleo, motivo de la emisión de deuda

El retorno de Arabia Saudí a los mercados internacionales de capitales después de 25 años forma parte de las medidas manejadas por Riad para afrontar el impacto en sus finanzas públicas de la caída de los precios del petróleo, que ha provocado el regreso a situaciones de déficit presupuestario que no se recordaban desde los años 90.

Asimismo, como parte de la respuesta saudí a estas dificultades también se contempla la próxima salida a Bolsa de una participación minoritaria en la petrolera estatal Aramco, que podría tener lugar en 2018 y convertirse en la mayor colocación bursátil de la historia.

Arabia Saudí está reestructurando su económica para disminuir la dependencia del crudo como fuente principal de ingresos y favorecer los sectores productivos no petroleros.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente