Anterior La Junta de Andalucía ofrece personarse en la causa de Juana Rivas Siguiente Un total de 54 heridos, uno grave, en un accidente de tren de Cercanías en Barcelona Arriba Ir arriba
El turismo mundial creció un 4,4% y se acercó a 1.200 millones de viajeros en 2015, según la Organización Mundial del Turismo

El turismo mundial creció un 4,4% y se acercó a 1.200 millones de viajeros en 2015

  • La cifra supone 50 millones de turistas adicionales, según la OMT

  • Europa con un avance del 5% lidera el crecimiento

  • El secretario general de la OMT pide una respuesta global contra el terrorismo

|

El turismo mundial registró en 2015 el récord de 1.184 millones de viajeros internacionales, lo que supone un incremento del 4,4% respecto al año anterior y se traduce en 50 millones de turistas adicionales, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Se trata del sexto año consecutivo de crecimiento superior a la media, habiendo aumentado las llegadas internacionales un 4% o más cada año desde 2010, después de la crisis económica.

El aumento del 5% de las llegadas de turistas internacionales en los destinos de las economías avanzadas superó al de las emergentes, con un 4%, gracias sobre todo a los excelentes resultados de Europa, que, con un repunte del 5%, lideró el crecimiento en términos absolutos y relativos.

La pujanza de Europa, que registró 609 millones de turistas en 2015, aportando 29 millones al crecimiento mundial, se debe en parte a la debilidad del euro frente al dólar y otras divisas importantes.

La Europa Central y del Este repuntó un 6%, recuperándose del descenso de 2014, el mismo crecimiento que tuvo la Europa del Norte, mientras que la Meridional y Mediterránea y la Occidental también registraron buenos resultados, con avances del 5% y del 4%, respectivamente, especialmente si se tienen en cuenta los numerosos destinos maduros que integran estas últimas regiones.

Asia y el Pacífico suben un 5%

Asia y el Pacífico, con una subida del 5%, registró 13 millones más de llegadas de turistas internacionales el pasado año, hasta alcanzar los 277 millones de visitantes, con resultados desiguales entre destinos.

El crecimiento del 5% en las Américas se tradujo en 9 millones de viajeros adicionales, hasta 191 millones, consolidándose así los excelentes resultados de 2014.

La apreciación del dólar estimuló el turismo emisor de los Estados Unidos, lo cual benefició sobre todo al Caribe y a América Central, que registraron ambas un crecimiento del 7%. Los resultados en América del Sur y América del Norte, en ambos casos del 4%, fueron cercanos a la media.

Oriente Medio creció un 3%, hasta 54 millones de viajeros, consolidando la recuperación iniciada en 2014, mientras que los datos para África apuntan a un descenso del 3%, con 53 millones, después de que las llegadas al norte del continente descendieran un 8% y, en el África Subsahariana, un 1%.

Los chinos viajan a Japón y Tailandia

En cuanto a los principales mercados emisores del mundo, China, con un crecimiento del gasto que ha sido de dos dígitos todos los años desde 2004, sigue a la vanguardia del turismo emisor mundial, en beneficio sobre todo de destinos asiáticos como Japón y Tailandia, así como de Estados Unidos y diversos destinos europeos.

Los siguientes mercados fueron Estados Unidos y Reino Unido, con repuntes del 9% y del 6%, respectivamente, favorecidos por monedas fuertes y economías en plena reactivación. Alemania, Italia y Australia crecieron a un ritmo más lento, del 2%, mientras la demanda de Canadá y Francia fue "más bien débil".

En cambio, el gasto de otros mercados emisores antes muy dinámicos, como Rusia y Brasil, se redujo significativamente, como reflejo de las restricciones económicas de ambos países y la depreciación del rublo y el real en relación con prácticamente todas las demás monedas.

No dejar que el pánico y el miedo nos dominen porque eso es lo que quieren los terroristas

El secretario general de la OMT, Taleb Rifai, ha pedido "no dejar nunca que el pánico y el miedo nos dominen porque eso es lo que quieren los terroristas que suceda" y añadió que "la seguridad es un problema de todos" que debe abordarse desde una perspectiva global.

"No es un problema de Egipto, Francia, Tailandia, Indonesia o Turquía", sostiene Rifai. "Tenemos que seguir viajando con mayor precaución y más medidas de seguridad", ha añadido, tras advertir que "nunca debemos ni podemos poner freno a una actividad buena y beneficiosa para todo el mundo".

En esta línea, admite que aunque "el turismo es un objetivo muy tentador para algunos grupos terroristas porque es muy importante en términos tanto económicos como políticos, tenemos que tener muy presente que no debemos dejarles ganar esa batalla".

El turismo siempre se recupera

Asegura que los lugares turísticos que sufren atentados se ven afectados durante un periodo de tiempo, pero a medio y largo plazo siempre se recuperan. "No debemos permitir nunca que el destino o el país se convierta en una doble víctima", apunta Rifai, quien rechaza que se recomiende no viajar a determinados lugares o que se impongan mayores controles fronterizos, tal y como está ocurriendo en el espacio Schengen.

"El buen comportamiento del sector está contribuyendo al crecimiento económico y a la creación de empleo en muchos lugares del mundo, por lo que es esencial que los países promuevan políticas para fomentar el continuo crecimiento del turismo", manifestó el secretario general.

Los resultados del índice de confianza de la OMT siguen siendo "muy positivos" para 2016, aunque a nivel ligeramente inferior comparado con años anteriores. Basándose en la actual tendencia y en la perspectiva general la OMT prevé que la llegada de turistas internacionales crezca en este ejercicio un 4% en todo el mundo.

Este año se espera que el crecimiento sea mayor en Asia y el Pacífico (4%-5%) y en las Américas (4%-5%), seguido del de Europa (3,5%-4,5%), en tanto que, para África y Oriente Medio se prevé un aumento de entre un 2% y un 5%.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente