Anterior El ataque de Barcelona es el octavo atropello terrorista en Europa en un año Siguiente Cinco presuntos terroristas son abatidos en Cambrils después de cometer un nuevo atropello Arriba Ir arriba
La mayoría de la oposición en el Parlament ve con buenos ojos unas nuevas elecciones en Cataluña

Ciudadanos piensa en unas nuevas elecciones en Cataluña para "no depender más del señor Mas"

  • Arrimadas descarta una coalición con PSC y PP si se repiten los comicios

  • El PP apuesta por un acuerdo "postelectoral" con Ciudadanos y PSC

  • Coscubiela aboga por sumar a Ada Colau a la "gran alternativa" de SíQueEsPot

  • El PSC de Iceta aboga por "acuerdos amplios" del centro izquierda catalanista

|

Apenas 24 horas después de que la CUP hiciera oficial su rechazo a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat, los partidos catalanes no independentistas dan por fallido el proceso independentista iniciado en Cataluña y por descontado que se producirá una repetición de las elecciones autonómicas en Cataluña, que podrían ser el 6 de marzo, ante el cual toman posiciones y se pronuncian sobre posibles alianzas, considerando la repetición de comicios como "el escenario menos malo", y antes bien, "una oportunidad para no depender más del señor Mas y de su aferrarse a la silla", en palabras de la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Mientras en el seno de la coalición de Junts pel Sí se da vueltas al futuro inmediato de su hoja de ruta y del propio Artur Mas al frente de esta, el llamado bloque constitucionalista ya da por hecho que se llegará al 10 de enero sin presidente para el Govern y hacen sus supuestos en torno a los posibles realineamientos políticos y electorales en una potencial segunda ronda electoral.

También el PP da por sentado que se celebrarán nuevas elecciones en marzo, considera "prácticamente enterrado" el proceso independentista y ha reiterado su apuesta por un acuerdo postelectoral entre los partidos constitucionalistas para poner "punto y final a la etapa más gris, triste y ridícula de la política catalana en los últimos 35 años".

Por su parte, Catalunya Sí Que es Pot llama en este potencial escenario preelectoral a considerar la "alternativa transversal" de su confluencia de izquierdas, a la que no descartan sumar a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de gran tirón en las urnas en los comicios generales del 20D. Y el PSC, que no ve posible una solución en la madeja soberanista, cree que la solución para Cataluña pasa por "acuerdos amplios" basados en un "planteamiento catalanista de centro izquierda" que no se cierra a un entendimiento con la marca de Podemos en Cataluña.

Arrimadas descarta una alianza con PSC y PP

La primera en comparecer ante los medios en este nuevo modo de precampaña ha sido Inés Arrimadas, quien ha asumido que si no hay un nuevo intento de Junts pel Sí presentando otro candidato, los catalanes están abocados a las cuartas elecciones autonómicas en cinco años y medio, lo que genera una "gran inestabilidad".

En tal caso, ha postulado a su partido como el valedor de las "reformas que necesita Cataluña", como la financiación autonómica o el impulso del corredor mediterráneo. "Cataluña necesita reformas, y no podemos perder el tiempo con aventuras, con políticos que se creen por encima de las leyes y la justicia y con debates que dividen a la socidad catalana", ha declarado junto a otros líderes del partido como Fernando de Páramo o Carlos Carrizosa.

En este sentido, ha deseado que se celebren unas "elecciones para cuatro años" y de las que salga un Ejecutivo que "luche contra la corrupción, que garantice la justicia social que no tenemos en Cataluña y que garantice la creación de empleo y la unidad de los ciudadanos", algo que, a su juicio, Mas ha dejado de lado en los últimos años.

Lo que sí ha descartado Arrimadas es la posibilidad de que los partidos constitucionalistas concurran en una lista única. Presentarse en bloque, opina, sería "dar la razón a los que quieren hacer un referéndum de unas autonómicas".

El PP apuesta por un acuerdo postelectoral con C's y PSC

Sin embargo, quien sí se ha mostrado partidario de una unión de las fuerzas constitucionalistas es el presidente del grupo parlamentario del PP, Xavier García Albiol, quien se ha dicho favorable a un acuerdo postelectoral entre el PP, el PSC y Ciudadanos que permita formar una alternativa de gobierno en Cataluña frente a un proceso independentista que considera "casi definitivamente enterrado".

Pide "dejar en un segundo término" las diferencias políticas entre los partidos no soberanistas y "trabajar en una mayoría postelectoral" que haga posible "un acuerdo de todos los partidos que defienden la estabilidad democrática y el orden constitucional", un gobierno que "priorice abrir plantas de hospitales por encima del proceso hacia la independencia".

El líder del PPC en el Parlamento catalán, Xavier García Albiol El líder del PPC en el Parlamento catalán, Xavier García Albiol.

Albiol ha comparecido ante los medios en la sede central del PP en Madrid, en la calle Génova, y ha valorado la decisión de la CUP de no apoyar la investidura de Mas como el "punto y final a la etapa más gris, triste y ridícula de la política catalana en los últimos 35 años", y que los propios responsables políticos del proceso soberanista han puesto "en la UCI el proceso independentista".

El que fue candidato del PP el 27S ha puesto en duda que se repita una fórmula de coalición entre los soberanistas como la de Junts pel Sí y cree que los partidos independentistas concurrirían por separado en este presumible segundo acto electoral. Ante este escenario, ha vaticinado que "lo que ocurra en Cataluña no va a depender de los independentistas, que han ido todos a votar, sino de todos aquellos hombres y mujeres que, sean de izquierdas o de derechas, quieren estabilidad y no quieren que Cataluña se separe de España".

Catalunya Sí que es Pot no descarta sumar a Ada Colau

El portavoz de Catalunya Sí que es Pot en el Parlament, Joan Coscubiela, ha llamado a construir una "alternativa transversal" ante la posibilidad de nuevas elecciones en Cataluña y, aunque ha evitado opinar sobre el papel que tendría Ada Colau y su formación, Barcelona en Comú, ha admitido que la suma ayuda al "éxito" electoral.

El portavoz de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela El portavoz de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela

Sobre esta cuestión, ha dejado claro que su formación apuesta por la "confluencia", ya que ésta es la que proporciona "mejores resultados". "A más confluencia, más éxito electoral, porque se tiene más apoyo social de la ciudadanía. Si es lo que nos enseña la ciudadanía, es lo que intentaremos poner en marcha en caso de que se convoquen nuevas elecciones", ha apuntado, aunque no ha concretado si querría que Colau liderara la candidatura.

BComú sí se adhirió a la confluencia de izquierdas en Cataluña en las elecciones generales, aunque no en las autonómicas de septiembre, al frente de la cual se puso el activista Lluís Rabell. Para Coscubiela, en unas nuevas elecciones sí que podría implicarse Barcelona en Comú porque "ya no serán de carácter plebiscitario".

Para Coscubiela, SíQueEsPot es una alternativa "transversal que permitirá al país avanzar social y nacionalmente" en base a tres pilares irrenunciables: rescate social dotado de recursos, proceso constituyente no subordinado ni autárquico y celebración de un referéndum.

Sobre este último punto, ha dicho que se trata de una opción "ninguneada y negada durante mucho tiempo pero que cada vez acoge más centralidad y capacidad transversal" para aglutinar el máximo número de ciudadanos y acabar con el bloqueo institucional.

"Si hoy es posible que se identifique el referéndum como factor clave en Cataluña y España es porque algunos la hemos mantenido como propuesta en situaciones muy difíciles", ha defendido Coscubiela, que ha lamentado que las fuerzas independentistas dieran esta posibilidad por muerta.

Iceta aboga por "acuerdos amplios" del centro izquierda

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, también augura un adelanto electoral en Cataluña y lamenta que se hayan "perdido" tres meses esperando que se confirmara un hecho "que se veía venir" antes de las elecciones del 27S, en alusión al 'no' de la CUP a investir a Mas presidente, "el fracaso más espectacular" de la gestión del presidente catalán.

Miquel Iceta, líder del PSC, en rueda de prensa en el Parlament catalán. Miquel Iceta, líder del PSC, en rueda de prensa en el Parlament catalán.

En su comparecencia ante los medios en el Parlament catalán, Iceta ha calculado como "poco probables" los escenarios alternativos que se abren en este momento, a saber: que la CUP "revise su opinión", que Junts pel Sí proponga un candidato alternativo o que en la coalición "cambien de propósitos y busquen otra mayoría". A su juicio, la única solución viable es la convocatoria de nuevos comicios en marzo.

Para Iceta, la solución a la situación que atraviesa Cataluña pasa por conseguir "acuerdos amplios" basados en un "planteamiento catalanista de centro izquierda" que busque el acuerdo con el resto de España. "El PSC hace propuestas y le gusta el diálogo", ha subrayado, al tiempo que ha recordado que "Cataluña necesita un gobierno", ya que se "han perdido cinco años con las sucesivas convocatorias de elecciones de Artur Mas".

Sin embargo, y pese a que no rechaza un hipotético entendimiento con Catalunya Sí que es Pot en esa búsqueda de acuerdos, siempre tras la celebración de los comicios, ya que los socialistas están "a favor del rescate social y de un referéndum de una constitución", Iceta ha reiterado que "lo del proceso constituyente hemos de hablarlo".

"Estaremos dispuestos a ayudar para que tengamos el gobierno que la ciudadanía se merece", ha sentenciado, lo que también le incluye a él para repetir como candidato del PSC, a expensas de la decisión de la Comisión Ejecutiva de los socialistas catalanes el próximo lunes y el día 16 de enero.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente