Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Unas 300 personas han mostrado su rechazo a las medidas anticovid en una concentración que ha comenzado de forma pacífica hasta que un grupo de manifestantes ha encendido bengalas y ha lanzado vallas metálicas a los Mossos d’Esquadra, que han cargado contra ellos. Parte de los participantes en la manifestación se han dispersado por las calles céntricas de Barcelona. Los bomberos continúan apagando varios contenedores prendidos. En la movilización participaban personas del sector de la hostelería y de los gimnasios, unos de los más afectados por las restricciones impuestas por la Generalitat. Informa desde el lugar de los hechos Lorena Hens.

Una protesta en Barcelona contra las medidas ante la pandemia decretadas por la Generalitat ha acabado en disturbios violentos en el centro de la ciudad. Los manifestantes han arrojado adoquines y vallas a los Mossos d'Esquadra y han quemado contenedores. Comenzaban en una concentración en la plaza de Sant Jaume y, posteriormente, se han dispersado por los alrededores de la Via Laietana. 

[Coronavirus: última hora, en directo]

El vicepresident amb funcions de president, Pere Aragonès, ha donat a conèixer les noves mesures que el Govern de la Generalitat ha aprovat davant la situació crítica que viu Catalunya en relació a la segona onada de la pandèmia.

Des d'aquesta mitjanit la comunitat queda tancada perimetralment i els caps de setmana, a més, també el municipis quedaran tancats.

Unes mesures que duraran 15 dies i que també contemplen el tancament de gimnasos, teatres i centres comercials. Les escoles, però,no tancaran i es recomana fer teletreball sempre que sigui possible.

La Generalitat ha ordenado el cierre perimetral de toda Cataluña durante 15 días y el de todos los municipios durante los fines de semana. Además se cierran gimnasios, cines, teatros y centros comerciales. Los bares y restaurantes permanecerán cerrados 15 días más. Pere Aragonéz ha asetgurado que es necesario que la región entre en un período de parón social para mantener sólo aquello que es imprescindible.

Cataluña suspendió hace una semana la actividad de bares y restaurantes, pero la incidencia sigue aumentando a gran velocidad. El presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado en una entrevista a TVE que están estudiando varias medidas para contener la expansión del coronavirus, entre ellas el confinamiento durante los fines de semana. Aragonès ha asegurado que están en contacto con el Gobierno central por si las nuevas medidas requieren algún tipo de aprobación por su parte.  Por otro lado, preguntado por las elecciones catalanas, el presidente en funciones ha asegurado que no está encima de la mesa atrasarlas. No obstante, ha declarado ser consciente de que "la expansión se puede descontrolar, debemos prepararnos para tener controladas todas las posibilidades".

Cataluña, una de las comunidades que había pedido el estado de alarma, aplicará desde este domingo el toque de queda nocturno desde las 10 de la noche hasta las 6 de la mañana. Una medida que implicará que los comercios cierren a las 9 de la noche. Las excepciones a la norma son los desplazamientos laborales, siempre que no se pueda teletrabajar y por otros motivos de fuerza mayor. Los ciudadanos deberán llevar un certificado de autoresponsabilidad. Desde el Govern justifican la nueva situación porque afirman que no han podido frenar las actividades que han fomentado las infecciones.Critican no obstante el decreto porque no les deja todo el margen para aplicar las medidas que pretendían.  Informa Alma Izquierdo

El Gobierno catalán es uno de los que pide al Ejecutivo de Pedro Sánchez el estado de alarma para hacer frente a la peligrosa situación de la covid-19 y poder implementar así un toque de queda nocturno, que previsiblemente sería entre las 23 y las 6 horas. El Ejecutivo de Quim Torra se ha reuido de urgencia esta tarde y sigue los pasos del lehendakari Íñigo Urkullu, quien, al igual que otros líderes autonómicos, ha solicitado que se aplique en toda España por un período inicial de 15 días, aunque dejando el mando y la gestión en manos de los presidentes autonómicos de manera coordinada. Este sábado Cataluña ha marcado un nuevo récord de infecciones con más de 6,000 nuevos cadsos y supera los 700 puntos del índice de rebrote. Informa Alma Izquierdo

Continúan incrementándose los casos de coronavirus en España. El departamento de Salud de Cataluña ha notificado 6.073 nuevos casos de coronavirus en la región, 5.931 de ellos son confirmados por PCR. Es la primera vez que se superan los 6.000 contagios notificados en un día. Las funerarias han notificado 48 fallecidos y ya suman 13.733 muertos desde el inicio de la pandemia. En los hospitales, hay 45 personas hospitalizadas más y 29 en las UCI. El riesgo de rebrote sube 75 puntos más y el índice de reproducción lo hace hasta el 1,50.

Informa Alma Izquierdo.

Bares y restaurantes llevan ya 6 días cerrados en Cataluña. Una medida que aplicó la Generalitat para intentar frenar los contagios de coronavirus. En este tiempo, se han solicitado más de 1.500 ERTE que afectan a unos 14.000 trabajadores. La Patronal asegura que tres de cada diez empresas afectadas por las restricciones podrían cerrar definitivamente. Creen que la reducción en un 50% del precio del alquiler no basta, si no hay ayudas también para los propietarios. E insisten en que el resto de medidas anunciadas por la Generalitat son insuficientes. Estiman sus pérdidas económicas en 780 millones de euros. [Coronavirus: última hora en directo].

Según el sector inmobiliario en Cataluña, no ha habido ningún impacto de la ley de limitación de alquileres en un mercado que está a la baja desde julio, pero a consecuencia de la crisis.

La entidad impulsora de la ley, el Sindicato de Inquilinos, reconoce el poco impacto de la norma y lo atribuye a que algunas inmobiliarias incumplen la condición de mantener el importe del último contrato o no superar lo que marca el índice de referencia.

El Sindicato de Inquilinos pide que se empiecen a aplicar las sanciones de hasta 9.000 euros que prevé el texto para que haya un efecto real en la renta, que los inquilinos reconocen que solo se da en casos concretos.

La nueva normativa implantada por la Generalitat supone el cierre de los comercios las 24 horas del día activos a las 22.00 horas para frenar el avance de la COVID-19 en la comunidad. No obstante, esta medida afecta también a las áreas de servicio, parada obligatoria para los transportistas, que piden que se haga una excepción con ellos al ser trabajadores esenciales. La reapertura no se efectuaría hasta pasadas las siete de la mañana, aunque esas zonas en autopistas y carreteras pueden servir comida para llevar y cubrir algunas necesidades básicas. Gregorio Aguilera, delegado territorial de las estaciones de servicio Repsol, asegura que pueden hacer uso de las duchas o de los aseos. [Coronavirus: última hora en directo]

La Generalitat de Cataluña quiere obligar a los dueños de locales de bares, restaurantes y centros de estética cerrados forzosamente a rebajar un 50% el precio del alquiler de forma temporal.

El Govern prevé que los arrendatarios puedan pedir cambios razonables en las condiciones del alquiler. Si no hay acuerdo, establece una rebaja del 50% desde el día que se notifique la voluntad de negociar y mientras duren las restricciones.

El vicepresidente de la Generalitat catalana y presidente en funciones, Pere Aragonés, ha asegurado que "Cataluña no descarta un toque de queda" ante el agravamiento de la situación epidemiológica, aunque ha matizado que de momento "no está encima de la mesa".
El número de personas contagiadas por la COVID-19 continúa subiendo en Cataluña, que en las últimas horas ha sumado 2.835 nuevos casos, 16 fallecidos y 115 ingresados más en los hospitales.

La aceleración de los contagios de coronavirus ha llevado este miércoles a la Generalitat de Cataluña a decretar el cierre de todos los bares y restaurantes de la región, que a partir del próximo viernes y durante 15 días solo podrán servir comida para llevar o a domicilio, en el marco de un paquete de medidas que pretende frenar la expansión de la COVID-19 y evitar así, tal como ha advertido el presidente catalán interino, Pere Aragonés, tener que imponer "restricciones más severas" e incluso aislar la región: "No queremos llegar a un confinamiento total, hay que reducir al máximo la interacción social".

Las restricciones aprobadas en el seno del Plan de Emergencias de Protección Civil (Procicat) de Cataluña, que deberán ser ratificadas por la justicia, incluyen, además de la prohibición de apertura para los locales de hostelería, una reducción del aforo de los locales comerciales al 30 %, así como la obligación de imponer controles de acceso en los comercios de más de 400 metros cuadrados.

Los establecimientos culturales, como cines y teatros, deberán reducir su aforo al 50 % y cerrar como muy tarde a las 23:00 horas, mientras que parques y jardines deberán estar cerrados a las 20:00 horas. En el ámbito deportivo, se limita el aforo de de los gimnasios al 50 % y se suspenden todas las competiciones deportivas catalanas, a excepción de las profesionales de ámbito nacional o internacional.

La Generalitat de Cataluña ha ordenado el cierre durante 15 días de todos los bares y restaurantes, que solo podrán servir comida a domicilio. El objetivo es reducir el avance del virus después de que los contagios se hayan disparado en los últimos días hasta superar los 10.000 a la semana. Además, se suspenden los congresos, las ferias y las convenciones, se cierran los locales de juego, se limita al 30% el aforo de centros comerciales y mercados ambulantes y se su suspenden las actividades deportivas no profesionales. Además, los parques, jardines y parques infantiles deberán cerrar a las ocho de la tarde.

"Nunca vamos a decir a Cataluña ni a otra región lo que tienen que hacer [...] tampoco le diremos nada y no le hemos hecho nunca de lo que tienen que hacer en Asturias [...] lo que sí demandamos es que haya una coordinación por parte del Gobierno de España [...] con esa delimitación podemos funcionar las comunidades autónomas y que incluso funcionemos como una orquesta". Aguado ha pedido "respeto" a la consejería de Sanidad de Madrid, al ser preguntado por las declaraciones del Govern que dicen que toman esta medida "para no acabar" como Madrid.

La Generalitat de Cataluña estudia medidas drásticas para reducir los contactos sociales para frenar la pandemia de coronavirus en la región que incluyen el cierre de bares y restaurantes durante 15 días con el objetivo de frenar la actividad social y contener la "preocupante" escalada de la epidemia en Cataluña.

El Govern se reune este miércoles a partir de las 11 horas con el gremio de restauradores para decidir para abordar estas medidas que podrían unirse a las ya anunciadas como la suspensión desde este jueves y durante 15 días de las clases presenciales en las universidades, y a la congelación de la decisión de reabrir los locales de ocio nocturno.

El secretario de Salir Pública de la Generalitat de Catalunya se muestra preocupado por la situación pues "el incremento de casos ha sido muy rápido y muy alto, más de lo que esperábamos". Por ello ha señalado que instará a las empresas a implementar el teletrabajo y a las universidades a hacer clases online durante 15 días. Así se ha expresado Josep Maria Argimon en RAC1, donde ha instado a las empresas a "diseñar planes de trabajo como los que se llevaron a cabo en abril y mayo como mínimo 15 días". Añadía que "no hace falta ninguna sentencia de un juez, pero necesitamos que todos tomemos conciencia y que se lleve a cabo". Informa Eloy Martínez

Cataluña ha registrado 2.360 nuevos positivos y 13 fallecidos. El riesgo de rebrote y trasmisión se han incrementado en esta comunidad en los últimos días. La Generalitat ha pedido a los ciudadanos responsabilidad y reducir la movilidad para evitar igualar la situación de Madrid, que dicen, podría llegar en semanas si no se toman medidas. Ha instado a empresas y universidades a volver al teletrabajo y a las clases online al menos durante 15 días. Informa Eloi Martínez.