Anterior Puigdemont cree que la "mejor política social" que se puede hacer en Cataluña es la independencia Siguiente A prisión los jugadores de la Arandina acusados de agresión sexual a una menor Arriba Ir arriba
Trozos de ventresca de atún
Trozos de ventresca de atún. Getty Thinkstock

El 40% del atún rojo que se comercializa es un fraude, según un estudio científico

  • Se vende patudo, rabil o atún de aleta amarilla como si fuera atún rojo

  • Existe fraude inverso, atún rojo de pesca ilegal comercializado de otra forma

  • Es un informe del Centro de Estudios Avanzados de Blanes, dependiente del CSIC

|

El 40% del atún que se comercializa como atún rojo es un fraude para el consumidor, según las conclusiones preliminares de un estudio dirigido por Ana Gordoa, investigadora titular del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB) perteneciente al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El informe científico sobre la fiabilidad de la información en la cadena comercial del atún rojo destaca que en el 40% de los casos estudiados la especie de túnido que se comercializa no corresponde con la que es realmente. Este fraude comercial ocurre en porcentajes similares tanto en mercados centrales, como en pescaderías y restaurantes.

En nueve de cada diez casos se estaría vendiendo como atún rojo otras especies de túnidos, principalmente patudo y rabil o atún de aleta amarilla. El otro 10% correspondería a un fraude inverso, comercializándose atún rojo como si fuera otra especie, debido a su procedencia de la pesca ilegal.

Deficiencias en el etiquetado

El estudio también revela que prácticamente ninguno de los puntos de venta y restaurantes donde se ofrecía atún rojo disponía del Documento de Captura de Atún Rojo (DAC), obligatorio como norma de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) en su plan de recuperación.

La investigadora añade que en el 78% de los casos el etiquetado presentaba deficiencias en la información facilitada a los clientes por los operadores comerciales o un etiquetado incorrecto.

El periodo de muestreo abarca desde enero a diciembre de 2015, por lo que todavía se están recopilando datos. El estudio abarca toda la cadena comercial del atún y dichas muestras provienen de mayoristas, mercados centrales, grandes superficies y restaurantes, y se han recogido en todas las localidades del litoral de Cataluña, en Tarragona, Barcelona y Gerona y en los mercados centrales de Madrid, Barcelona y Málaga.

El informe se ha presentado este martes en la VIII Jornada Científica del Atún Rojo celebrada en l'Ametlla de Mar y auspiciada por el grupo Balfegó.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente