Enlaces accesibilidad

El BCE mantiene la liquidez de emergencia para la banca griega, que seguirá cerrada hasta el miércoles

  • El BCE desoye las peticiones de Grecia de aumentar la liquidez
  • Atenas extiende el control de capitales otros dos días más

Por
El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi. AFP PHOTO / JEAN-CHRISTOPHE VERHAEGEN

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener el máximo de provisión de liquidez de emergencia (ELA por su siglas en inglés) que los bancos griegos pueden solicitar en unos 89.000 millones de euros. La decisión se produjo tras una reunión por teleconferencia del Consejo de Gobierno.

Mientras el Gobierno griego ha extendido el corralito para los bancos griegos. Según fuentes helenas, el cierre seguirá durante dos días más. De esta manera se mantendrá en 60 euros el límite diario de retirada de efectivo en cajeros, así como la prohibición de efectuar transacciones al extranjero, con excepción de pagos comerciales aprobados por una comisión especial.

Se mantiene sin límite las transacciones electrónicas nacionales, así como las retiradas de efectivo en cajeros con tarjetas de bancos en el extranjero.

Grecia cumplió este lunes su segunda semana de corralito, que ha coincidido con el incumplimiento de un nuevo pago al Fondo Monetario Internacional (FMI), en esta ocasión de 500 millones de euros.

El BCE mantiene la línea de liquidez de emergencia

El máximo órgano ejecutivo del BCE decidió mantener la provisión de liquidez de emergencia, pese a que Grecia ya ha llegado a un acuerdo con sus socios europeos que abre el camino a la negociación de un tercer paquete de rescate. Según fuentes bancarias citadas por Efe, la decisión se debió básicamente a que en los bancos griegos hubo entradas de liquidez en los últimos días.

Fuentes gubernamentales precisaron a Efe que en los bancos hay todavía en torno a 350 millones de euros disponibles (se estima que el jueves pasado quedaban 700 millones). Esto se debería a que el Estado inyectó en el sistema bancario 200 millones de euros del pago de salarios, dinero que pudo ser desembolsado porque el Estado, a su vez, tuvo ingresos inesperados procedentes del pago de impuestos de muchos empresarios que, por temor a sufrir quitas en sus depósitos, optaron por saldar deudas con el fisco.

Analistas de Crédit Agricole apuntan que el BCE podría decidir aumentar el importe de la ELA disponible para los bancos griegos "a finales de esta semana", después de que Grecia haya aprobado las reformas comprometidas. "Asumiendo este caso, podría decidirse un incremento suficientemente grande de la ELA a final de la semana, ayudando a operar a los bancos griegos incluso bajo controles de capitales", apuntan.

Noticias

anterior siguiente