Enlaces accesibilidad

La ONU, alarmada por la situación de los 3,8 millones de refugiados sirios

  • Denuncian la "dramática" falta de fondos para asistirlos
  • Aseguran que es la "peor crisis humanitaria" de la reciente historia
  • Turquía es el país con el mayor número de refugiados registrados

Familias evacuadas por el Ejército del área rebelde de Douma descansan en un centro de acogida temporal en una escuela en Qudsaya, a las afueras de Damasco, en Siria.
Familias evacuadas por el Ejército del área rebelde de Douma descansan en un centro de acogida temporal en una escuela en Qudsaya, a las afueras de Damasco, en Siria. EFE EFE/Youssef Badawi

El Consejo de Seguridad de la ONU se ha mostrado este jueves alarmado por la situación de los 3,8 millones de refugiados sirios. La guerra civil que sufre el país ha provocado esta "tragedia humana" que preocupa al organismo internacional por la "dramática" falta de fondos de asistencia.

Los riesgos del conflicto sirio se están extendiendo más allá de sus fronteras y está afectando de manera especial a los países con los que comparte frontera. "Turquía se ha convertido en el país con el mayor número de refugiados registrados en todo el mundo", ha afirmado en la sesión del consejo el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres.

Además de los casi 4 millones de refugiados sirios, en la región se suman otros dos millones de desplazados iraquíes por el conflicto armado en su país y otras 220.000 personas que huyeron de Irak.

La "peor crisis humanitaria" de la reciente historia

En su exposición, Guterres recordó que hace dos años afirmó que el conflicto sirio amenazaba con convertirse en la "peor crisis humanitaria" en la reciente historia y ponía en riesgo la paz en todo Oriente Medio. "Hoy, debemos asumir el hecho de que eso es exactamente lo que ha pasado", ha asegurado.

Se apoyó en cifras dramáticas, algunas ya conocidas, como el hecho que desde 2011 cerca de 20.000 combatientes extranjeros procedentes de 50 países han viajado a Siria e Irak para sumarse a los distintos grupos que luchan en esos dos países.

Ello sin contar, según cálculos de la ONU, las más de 200.000 personas que han muerto por un conflicto armado sirio que tiene su origen en las protestas políticas que estallaron en 2011 al calor de las revueltas políticas en Oriente Medio.

Dos millones de refugiados sirios menores de 18 años

Además de Turquí, Guterres ha recordado que en el Líbano la tercera parte de su población es palestina o siria. En esa nación y en Jordania el incremento en su número de habitantes ha sido igual en los últimos años que el que suele haber en décadas.

También ha señalado que que cerca de dos millones de refugiados sirios menores de 18 años "están en riesgo de convertirse en una generación perdida", mientras que más de 100.000 niños nacidos en el exilio "pueden ser apátridas bajo las leyes sirias". "Si no se atiende esto adecuadamente, esta crisis que se está generando tendrá enormes consecuencias para el futuro de Siria y de los países vecinos", ha insistido.

Otro de los temas tratados por Guterres fue el drama ligado al flujo de refugiados sirios que intentan cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa. En lo que va de año al menos 370 personas han muerto al hacer esa travesía. "Eso significa que se ha ahogado una persona por cada veinte" que llegaron a su destino, ha explicado.

Por su parte, la subsecretaria general adjunta de la ONU para Asuntos Humanitarios, Kyung-wha Kang, ha solicitado a la comunidad poner remedio al hecho de que las partes en el conflicto sirio continúan interfiriendo el envío de asistencia para los refugiados.

Denuncian la falta de fondos para atender a los refugiados

Kyung-wha Kang ha lamentado la falta de fondos internacionales para atender esa crisis, y ha indicado que, al cierre del año pasado, el plan para dar repuesta al drama humano creado por el conflicto sirio sólo había recibido un 48 % de la financiación requerida. "Pedimos a los miembros de ese consejo que muestren liderazgo para terminar la guerra bárbara y brutal en Siria", afirmó la diplomática surcoreana. "Nos estamos quedando sin palabras para describir las terribles consecuencias humanitarias", agregó.

A su turno, representantes de los países miembros del Consejo y de las naciones afectadas dieron su parecer ante la crisis, la responsabilidad que tiene el régimen de Bachar al Asad, pero también la que tiene la ONU por no haber atajado esta guerra. El Consejo de Seguridad "ha fallado en dar una solución política" en Siria, pero "no sólo le ha fallado a Siria, sino a sus vecinos", ha exlicado el representante del Líbano ante la ONU, Nawaf Salam.

Noticias

anterior siguiente