Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Miles de jóvenes en Irak con un futuro incierto han encontrado un propósito y un lugar común en la plaza Tahrir. “Vinimos aquí porque nuestra causa es colectiva, los responsables políticos han cometido muchos errores.Faltan servicios básicos, educación… Estamos aquí para reclamar nuestros derechos”, cuenta un estudiante. En una de las tiendas de campaña, que sirven de lugar de encuentro y de alojamiento, hay dibujado un micrófono y la frase: “La generación de los medios de comunicación libres”. Informa Cristina Sánchez. 

Irak sufre una profunda crisis política desde hace meses. En octubre comenzaron las movilizaciones contra el Gobierno y los jóvenes salieron a las calles para exigir un ejecutivo con ministros independientes, la convocatoria de elecciones anticipadas y paliar la falta de servicios públicos. Desde entonces, unas 600 personas han muerto en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes. Además, unas 27.000 personas han resultado heridas y hay jóvenes manifestantes cuyo paradero se desconoce desde hace semanas. Ali tiene 14 años y protestaba en la plaza de Tahrir en Bagdad: hace una semana que sus padres no saben nada de él. Informa Cristina Sánchez, enviada especial en Irak.  

La OTAN avala las tesis de Estados Unidos y Canadá y sostiene que el avión ucraniano siniestrado el miércoles en Teherán con 176 personas a bordo pudo ser derribado por los sistemas de defensa aérea iraní.

"No tenemos razones para no creer las informaciones suministradas por distintos aliados de la OTAN que el avión pudo ser derribado por los sistemas de defensa antiaérea de Irán", ha afirmado Jens Stoltenberg, secretario general de la organización. 


Jesús Núñez, Codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, explica que después del ataque contra dos bases con presencia estadounidense en Irak por parte de Irán, se esperan más respuestas de EE.UU. y de nuevo de Irán. 

Este círculo lleva alimentándose desde mayo de 2018, explica, y Washington lleva a cabo una estrategia de máxima presión, forzando a Irán a sentarse en la mesa de negociaciones para establecer un nuevo acuerdo nuclear mejor del que se firmó en 2015. Pero el objetivo real, asegura Núñez, es derrocar al régimen iraní, que no está aceptando su papel en la región.

Ni a EE.UU. ni a Irán les interesa una guerra convencional, con acciones militares, dice, porque Teherán es consciente de su inferioridad, y Washington no quiere otro escenario bélico en Oriente Medio.

El investigador del área de Mediterráneo y Mundo Árabe del Real Instituto Elcano Haizam Amirah Fernández ha realidado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso una primera valoración de lo sucedido esta noche en Irán, donde se ha respondido al asesinato del general Soleimani con una ataque a dos bases estadounidenses en suelo iraquí. Además, ha analizado la situación política en Arabia Saudí, donde hoy comenzará, no exenta de polémica, la Supercopa de fútbol de España.

La seguridad en las prisiones de yihadistas en el norte de Siria, hasta ahora custodiadas por el Ejército kurdo, está en peligro tras la última ofensiva turca. En esos campos de detención hay miles de combatientes extranjeros y sus familias. Y según los últimos datos facilitados por el Gobierno español, casi 250 salieron de nuestro país para luchar en Siria e Irak.Más de la mitad seguirían luchando allí, 68 habrían muerto y 47 han regresado. Estos entrañan un grave peligro porque vuelven más radicalizados y con mucho poder de captación. La Audiencia Nacional ha emitido 70 órdenes de detención de combatientes españoles en zonas de conflicto, 13 de ellos mujeres. A tres las han localizado en centros de detención con sus hijos, pero el Gobierno descarta repatriarlas en grupo. A los encarcelados en España, Instituciones Penitenciarias los divide en tres grupos: por terrorismo islámico, por labores de captación y por el riesgo de radicalización. Este año se ha detenido a 49 personas vinculadas con el yihadismo. La colaboración con Marruecos es fundamental. Instituciones Penitenciarias reconoce que la próxima liberación de varios de ellos plantea un serio problema de seguridad.