Anterior Un juez investiga la posible estafa en el "caso Nadia" y ordena inmovilizar las cuentas de los donativos Siguiente La Carta Magna cumple 38 años en medio de un clima reformista Arriba Ir arriba
Una bandera europea ondea sobre el Partenón de Atenas
Una bandera europea ondea sobre el Partenón de Atenas. REUTERS

La eurozona prepara la prórroga del rescate de Grecia al bloquearse la negociación con la troika

  • Con la situación actual, solo así se podría pagar el último tramo de ayuda

  • La parálisis en la evaluación a Atenas también retrasa el probable tercer rescate

  • La troika y el Gobierno heleno discrepan sobre la necesidad de más ajustes

|

Los países de la eurozona preparan una prórroga provisional del actual rescate a Grecia -que expira el próximo 31 de diciembre-, ante el bloqueo de las negociaciones entre Atenas y la troika sobre los ajustes exigidos para pagar el último tramo de 1.800 millones del programa de asistencia financiera, según han informado este miércoles fuentes comunitarias. Esta parálisis ha retrasado los preparativos de un nuevo rescate -el tercero, que tendría forma de línea de crédito preventiva- que el Eurogrupo quiere conceder a ese país para garantizar su financiación, por lo que su aprobación se aplaza al menos hasta enero.

La prórroga provisional del rescate -cuya duración todavía no se ha decidido- permitiría desembolsar a Atenas esos 1.800 millones de euros a principios de 2015, ya que sin la prolongación, los perdería si no hay acuerdo antes de mediados de este mes con la troika sobre la última evaluación de la economía griega.

También se conseguiría más tiempo para finalizar los trabajos sobre la línea de crédito preventiva, han señalado esas fuentes comunitarias. Según el calendario original, este tercer rescate debería aprobarse ya en el Eurogrupo del 8 de diciembre, el último de este año.

El tercer rescate tendría nuevas condiciones

Sin embargo, debido al bloqueo en las negociaciones, ahora este Eurogrupo se limitará a discutir tanto la extensión del actual programa como la nueva línea de crédito preventiva, pero sin esperar que se cierre ya un acuerdo sobre ninguna de las dos cuestiones.

Sobre la nueva línea de crédito preventiva que concedería el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a Atenas, los países de la eurozona están de acuerdo en que debe participar también el FMI y en que conllevará nuevas condiciones. El Gobierno heleno debe pedir esta ayuda oficialmente, pero hasta ahora se resistía precisamente porque quiere librarse de la tutela de la troika.

Desde 2010, Grecia ha recibido ya dos rescates por valor de 240.000 millones de euros de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, ayudas que han estado condicionadas a continuos ajustes presupuestarios y reformas económicas en el país heleno, medidas que -como denuncian la sociedad civil griega y muchos organismos internacionales- han agravado la crisis social del país y han provocado enorme descontento en la población.

Bloqueo de las negociaciones con Atenas

El mismo día de la reunión de los ministros de Economía de la zona euro, se espera que los inspectores de la troika -formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, y el Fondo Monetario Internacional- ya hayan regresado a Atenas, pero sin haber cerrado todavía un pacto.

El principal punto de desacuerdo es la brecha presupuestaria de Grecia en 2015, que la troika estima entre 2.000 y 3.000 millones de euros. Para evitarla, los acreedores reclaman a Atenas recortes adicionales, pero el Gobierno heleno niega que exista ningún agujero para el año que viene y se resiste a adoptar nuevos ajustes.

El Eurogrupo confía en que pueda alcanzarse un acuerdo sobre la prórroga antes del 15 de diciembre, con lo que aún habría tiempo para que la aprueben los parlamentos nacionales que deben someterla a votación, como el alemán. Las mismas fuentes comunitarias recuerdan que es urgente alcanzar un compromiso, ante la posibilidad de que se convoquen elecciones anticipadas en Grecia a principios de 2015.

Dentro de esa negociación, en un último intento por convencer a la troika, Atenas ha presentado una propuesta que se ha conocido este miércoles. En ese nuevo paquete destacan la subida del impuesto del IVA del turismo desde el actual 6,5% al 13%, el alza del IVA general en las islas del Egeo -que cuentan hasta ahora con una tasa reducida-, la congelación de las pensiones desde 2015 a 2017 y el incremento de los gravámenes sobre alcohol y tabaco.

Ante esas nuevas medidas, los técnicos han solicitado detalles al Ejecutivo del primer ministro, Andoni Samaras, ya que mantienen dudas sobre algunas medidas financieras y solicitan que haya planes alternativos para el caso de que las medidas iniciales no se desarrollen según lo esperado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente