Enlaces accesibilidad

Argentina sufre un revés del Supremo de EE.UU. que le acerca de nuevo a la quiebra

  • Da la razón a los fondos de inversión que reclaman 1.300 millones de dólares
  • Argentina podría intentar ganar tiempo con una última apelación

Por

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha rechazado revisar el recurso de Argentina en el juicio entablado por los llamados "fondos buitre", que reclaman el reembolso total de la deuda tras las reestructuraciones de 2005 y 2010.

Los magistrados decidieron no revisar los argumentos del Gobierno argentino, lo que supone un duro golpe para Buenos Aires y una victoria para los fondos de inversión especulativos encabezados por NML Capital.

De este modo, queda en firme la sentencia judicial de primera instancia ratificada por la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York en agosto pasado, que obliga a Argentina a pagar a los fondos de inversión litigantes 1.300 millones de dólares.

En noviembre de 2012, la Corte Federal de Nueva York dictaminó la obligación de Argentina de abonar los 1.330 millones de dólares que adeuda a los hedge funds que rehusaron reestructurar sus bonos argentinos en cartera tras la quiebra del país austral en 2001.

"Argentina tiene que pagarle a los demandantes el 100% de esos 1.330 millones al mismo tiempo o antes de que les pague a los tenedores de bonos reestructurados", indicó el juez federal Thomas Griesa en su sentencia de noviembre de 2012.

El fantasma de la suspensión de pagos

El gobierno de Buenos Aires ha advertido que este fallo podría obligar al país a volver a declararse en suspensión de pagos, ya que reduciría notablemente sus reservas internacionales.

El diario Clarín apunta que Argentina podría intentar ganar tiempo presentando una última apelación o rehearing para lo que cuenta con 25 días. Ese recurso que habitualmente es rechazado le permitiría dilatar el pago a los fondos de inversión y afrontar el vencimiento ordinario de la deuda reestructurada del día 30 de junio.

La Nación añade que la ejecución de las sentencias de los tribunales inferiores está suspendida, en stay, pero que si esa suspensión se levanta Argentina se vería en dificultades para afrontar de forma inmediata el pago.

En los canjes de deuda de 2005 y 2010, Argentina logró una adhesión del 93% de los inversores para reestructurar una deuda en mora inicial de 102.000 millones de dólares, con una quita del 65%, fuertes ahorros en intereses y plazos de pago ampliados.

Los fondos de inversión liderados por NML Capital agrupan al 7% restante, que exige el pago íntegro.

Noticias

anterior siguiente