Enlaces accesibilidad

El Gobierno aprueba el decreto de renovables, con una rentabilidad ligada a la de la deuda pública

  • La rentabilidad razonable para los 1.400 tipos de plantas será del 7,5%
  • El recorte al sistema de régimen especial es de unos 1.700 millones de euros
  • Las instalaciones que hayan superado su vida útil no recibirán retribución
  • La vida útil son 20 años para la eólica, 30 para la fotovoltaica y 25 para el resto
  • Soria: lo normal es que el déficit de tarifa sea "muy cercano a cero" este año

Por
El Gobierno aprueba el decreto de renovables, con una rentabilidad ligada a la de la deuda pública

El Gobierno ha aprobado este viernes el real decreto que fija el nuevo esquema retributivo para las energías renovables, cogeneración y residuos -el denominado régimen especial- para toda la vida útil de cada instalación. La rentabilidad inicial "razonable" para los 1.400 tipos de plantas estará ligada a la de la deuda pública española (obligaciones a diez años) para toda la vida útil de cada instalación.

En rueda de prensa, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha explicado que el nuevo modelo retributivo ofrece un incentivo a la inversión consistente en 300 puntos básicos sobre la referencia del Tesoro a diez años, "en torno al 5,8% en estos momentos", y tiene como objetivo dotar de estabilidad al sistema, introducir certidumbre y ofrecer una rentabilidad "razonable".

Fuentes del Ministerio de Industria han precisado posteriormente a Europa Press que este 5,8% no implica una modificación de la rentabilidad inicialmente anunciada, que queda en el 7,5%. La Ley del Sector Eléctrico establece en su disposición adicional tercera que la tasa de retorno se fijará no conforme a la cotización actual del Tesoro, sino con respecto a los diez años anteriores a la entrada en vigor del real decreto-ley 9/2013 de julio del año pasado.

Sobre el cambio en el régimen de retribuciones que recoge el real decreto, que se anunció en julio de 2013 y que se aprueba ahora, se pronunció la ya extinta Comisión Nacional de la Energía (CNE). El regulador advirtió que ese texto generaba "grandes incertidumbres para su aplicación", ya que depende de una serie de parámetros que son los que se definen en la orden ministerial aún por aprobar.

Nuevo sistema para las renovables

El año pasado, las primas a este régimen sumaron 9.000 millones en 2013, una partida que este año bajará a unos 7.300 millones con el nuevo esquema retributivo. Según los cálculos iniciales del Ejecutivo, el recorte al sistema de régimen especial es de 1.700 millones de euros para este año, en línea con lo estimado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

El nuevo sistema para las renovables, que sustituye al sistema de primas, es un esquema "similar al de otras actividades reguladas" y que refleja, a su entender, "más fielmente la estructura real de costes de la actividad, donde algunos son fijos (inversión, operación y mantenimiento fijos) y otros puramente variables (combustible, operación y mantenimiento variables)".

La normativa establece también las condiciones para la revisión de los diferentes parámetros retributivos. Estos podrán modificarse cada seis años (en este caso se podrán revisar todos los parámetros, como la tasa de rentabilidad razonable); cada tres años (estimación de ingresos por la venta de energía o ajustes por desviaciones en el precio de mercado), o de forma anual (precio del combustible). El valor estándar de la inversión inicial y la vida útil regulatoria permanecerán invariables una vez reconocidos a cada instalación tipo.

Además solo percibirán retribución regulada, denominada "retribución específica", aquellas para las que el precio del mercado no sea suficiente para alcanzar la rentabilidad razonable ligada al nivel de riesgo de la actividad.

Así, cada planta cobrará en función de la inversión, lo recibido hasta ahora y su vida útil (20 años para la eólica, 30 para la fotovoltaica y 25 para el resto). Las instalaciones que hayan superado su vida útil no recibirán retribución. Con este esquema, hay plantasfundamentalmente parques eólicos, que dejarán de recibir retribución adicional.

Según los cálculos del Ejecutivo, las tecnologías del régimen especial recibirán 200.000 millones de euros de retribución en toda su vida útil. Desde este año serán 142.530 millones, a los que se suman los 56.294 millones que han cobrado desde 1998.

Reclamaciones en los tribunales

Sobre las reclamaciones presentadas por inversores y empresas, Soria ha asegurado que el Gobierno defiende "siempre el interés general". España acumula ya más seis demandas de arbitrajes de inversores internacionales ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) por el cambio de la normativa.

En este sentido, el ministro ha sostenido que el nuevo modelo pondrá fin al diseño anterior que, de haber continuado, "hubiese ido directo a una quiebra del sistema", y ha recordado que entre 1998 y 2013 las primas a instalaciones de renovables, cogeneración y residuos supusieron más de 56.000 millones que "todos los consumidores hemos pagado", a una media anual de 3.700 millones.

"No se trata de decir que a partir de ahora no se van a impulsar" estas tecnologías, ha indicado Soria, que ha aseverado que el Gobierno "sigue con el discurso de las energías renovables" pero con un sistema de incentivos "distinto".

Déficit de tarifa "muy cercano a cero" este año

Junto a esta normativa, se ha aprobado otro real decreto para aumentar la "eficiencia" en las colocaciones del déficit de tarifa, desfase acumulado entre los ingresos y los costes del sistema.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, auguró que el déficit de tarifa acumulado por el sistema eléctrico se situará en un entorno "muy cercano a cero" en 2014, si el sector continúa con la misma evolución, tras situarse en 3.188 millones el pasado año, según los últimos datos de la CNMC.

Noticias

anterior siguiente