Anterior Arbeloa anuncia su retirada Siguiente España busca billete a la final del Europeo ante la imbatida Bélgica Arriba Ir arriba
Pemex encarga dos hoteles flotantes a los astilleros de Navantia y Barreras

La petrolera Pemex otorga a Barreras y Navantia la construcción de dos floteles

  • La adjudicación supone una inversión de más de 292 millones de euros 

  • Garantiza trabajo para más de dos años y 3.000 operarios en ambos astilleros

  • Los sindicatos advierten de que no se genera suficiente carga de trabajo

|

La petrolera estatal mexicana Pemex ha anunciado este martes que los astilleros españoles Barreras y Navantia construirán dos hoteles flotantes o floteles para alojar y prestar servicios de alimentación a sus trabajadores, según ha informado en un comunicado.

La adjudicación supone una inversión de más de 292 millones de euros garantizará carga de trabajo durante más de dos años para más de 3.000 operarios en ambos astilleros. Los floteles son viviendas flotantes utilizadas por las empresas petroleras para alojar a sus trabajadores de las plataformas de extracción.

La oferta conjunta presentada por Navantia y Barreras a través de PMI -filial internacional de Pemex- obtuvo la mejor puntuación "técnica y económica" entre las siete ofertas que concurrían en la fase final, ha explicado la compañía mexicana en una nota.

Satisfacción de los astilleros y críticas de los sindicatos

Una vez conocida la adjudicación, Navantia ha expresado su satisfacción y ha indicado que el flotel que le corresponde construir supondrá más de dos años de trabajo para la empresa pública. La construcción del flotel supondrá para Navantia un millón de horas de trabajo, además de 130.000 horas de ingeniería.

En un comunicado emitido este miércoles, Navantia destaca que ha sido seleccionada por su capacidad tecnológica para construir cualquier tipo de barcos, así como por su competitiva oferta económica.

Navantia -que construirá el flotel en sus instalaciones de la Ría de Ferrol- ha explicado que se trata de un buque de alojamiento del personal, diseñado para albergar a 700 personas y caracterizado por su capacidad de posicionamiento dinámico.

Por su parte, el Comité de Empresa de Navantia en Ferrol ha recibido con "alivio" el anuncio formal de Pemex, ya que los astilleros carecían de pedidos desde la entrega del Adelaide, el segundo megabuque para Australia que zarpó el pasado 9 de diciembre.

"Es un balón de oxígeno porque no teníamos ningún buque", ha dicho José Blanco, de CC.OO. y secretario del Comité de Empresa.

No obstante, los sindicatos son todavía críticos con la forma en la que se ha gestionado un contrato que el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, comprometió en septiembre del 2012 y que ha tardado 16 meses en materializarse.

También lamentan que este encargo para un flotel no va a generar la carga suficiente para dar trabajo a la red de empresas auxiliares del naval ferrolano, que ha perdido más de 3.000 empleos en los últimos tres años, apunta el Comité.

Más de 295 millones de euros para cada partida

La propuesta ganadora fijaba un precio de unos 407 millones de dólares, unos 298 millones de euros,  para cada una de las partidas, que incluía tanto el coste de la construcción de cada uno de los hoteles flotantes como los servicios que se prestarán durante la duración del contrato.

Inicialmente se había informado de que la construcción de cada nave estaba valorada en unos 190 millones de dólares. PMI se presentó a esta licitación después de haber firmado documentos con Barreras y Navantia para la construcción de los floteles.

La intención de la construcción de los floteles se anunció en septiembre de 2012, pero ha tenido varios aplazamientos, el último desde el pasado 30 de diciembre.

También el pasado diciembre se formalizó la entrada de la petrolera mexicana en el capital de Barreras, una operación que se anunció el mismo día que España y Argentina lograron un principio de acuerdo para cerrar el conflicto entre Repsol y Estado argentino por la compensación que pagará este último por la expropiación de YPF a la española, un pacto que deja la puerta abierta a Pemex para participar en la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, propiedad de la petrolera argentina nacionalizada.

Proceso de adjudicación transparente

En su comunicado, Pemex ha anunciado que el plazo para los servicios contratados será de 10 años, a partir del 13 de julio de 2016.

"El proceso, totalmente transparente y auditable, se realizó con estricto apego a las normas aplicables, y contó con la presencia de un testigo social", ha agregado el comunicado.

Los dos floteles están destinados a las plataformas marinas de Pemex. Las dos terceras partes del petróleo que produce la empresa mexicana, un promedio de 2,5 millones de barriles diarios, sale de sus yacimientos marinos

El coordinador de asesores de Pemex, Carlos Roa, también avanzó en diciembre que hay conversaciones para construir otros tres grandes barcos en el astillero de Vigo, para lo que ambas empresas esperan cerrar las conversaciones en el primer trimestre de 2014.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente