Anterior Domènech ve a PP y PSC "indignos" por hablar de "descabezar" o "desinfectar" Cataluña Siguiente Jessica Vall, campeona de Europa de 200 m. braza, con récord de España Arriba Ir arriba
La reforma de las pensiones pasa del Congreso al Senado con el rechazo de todos los grupos de la oposición

La reforma de las pensiones pasa al Senado con el rechazo de todos los grupos de la oposición

  • La oposición en pleno rechaza las enmiendas transaccionales ofrecidas por PP

  • Consideran que se consuma "la muerte del Pacto de Toledo"

|

La oposición no ha aceptado ninguna de las enmiendas transaccionales ofrecidas por el PP al proyecto de ley de reforma de pensiones por suponer una "burla" y consumar la "muerte" del Pacto de Toledo y del sistema público de pensiones. El documento había sido entregado unas horas antes del comienzo de la Comisión de Empleo y Seguridad Social.

La Comisión con competencia legislativa plena ha aprobado el proyecto de ley sobre la reforma de las pensiones sin incluir ninguna de las 86 enmiendas de la oposición. El texto pasa al Senado donde aún se pueden introducir enmiendas.

El portavoz de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha insistido en la "pérdida de poder adquisitivo" y ha propuesto una estructura simétrica en la que si el año es bueno las pensiones se revaloricen el IPC más un 0,50% y si es malo lo hagan en el IPC menos 0,50%. Con la reforma actual, si la inflación es del 2% "serían necesarios siete años para recuperar lo perdido en uno". El PP estaba dispuesto a transaccionar y subir el tope máximo del 0,25% al 0,50% pero en ningún caso tocaría el mínimo, por lo que UPyD no ha respaldado la enmienda.

Defunción del sistema de pensiones

Para la diputada Uxue Barkos, de Nafarroa Bai, "el PP certifica la defunción del sistema de pensiones, uno de los grandes tesoros de la sociedad" y lamenta que el PP aplique la mayoría absoluta en un asunto de enorme relevancia social. En la misma línea, Sabino Cuadra, de Amaiur ha esgrimido la publicidad de una aseguradora criticando "el buitrerío bancario y de las aseguradoras" y que los derechos sociales se van a convertir en "limosnas públicas".

El diputado de PNV Emilio Olabarría ha destacado la "degradación del procedimiento legislativo que adquiere niveles de paroxismo" y denuncia que un proyecto de ley de esta envergadura no llegue al pleno, "ignorando que cuenta con el rechazo de los sindicatos, las organizaciones empresariales, los partidos, el Consejo Económico y Social (CES) y todas las organizaciones de pensionistas". Olabarría señala que la reforma "quiebra la universalidad y el carácter público del sistema de pensiones".

Desde la Izquierda Plural, Joan Coscubiela ha tildado la tramitación de "estafa democrática" y recuerda que el Gobierno ha renunciado a "tocar la variable de los ingresos". Apunta que es "falso que garanticen las pensiones del futuro" porque si los jóvenes no tienen un trabajo digno y no cotizan "no van a tener pensiones dignas en un futuro" y ha ofrecido reabrir el diálogo si el Ejecutivo aparca la puesta en marcha del factor de sostenibilidad en 2014.

El equilibrio presupuestario más importante que la capacidad adquisitiva

El diputado de CiU Carles Campuzano ha acusado al PP de "pereza mental" y de "pasar el rodillo". Denuncia que la reforma de las pensiones deja de primar "el mantenimiento del poder adquisitivo y la capacidad de gasto de los pensionistas, para considerar lo más importante el equilibrio de ingresos y gastos a lo largo del ciclo económico". Una nueva lógica que hará que los pensionistas "en tiempos de crisis lo van a pasar mal".

La diputada socialista Magdalena Valero ha expresado su rechazo "al fondo y a las formas" por la ruptura del Pacto de Toledo del que el Gobierno "ha pasado olímpicamente" y ha recordado el "demoledor" informe del CES en el que aseguraba que el poder adquisitivo de los pensionistas no llegará a recuperarse. La portavoz del PSOE ha indicado que "una ley posterior puede derogar una ley vigente" y se ha comprometido a "cambiar esta ley cuando haya una nueva mayoría política".

La portavoz del PP en la Comisión, Carolina España, ha defendido la necesidad del proyecto para garantizar la sostenibilidad del sistema que cuenta con 9 millones de pensiones, que serán 15 millones en 2050.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente