Enlaces accesibilidad

Ban pide una resolución "vinculante" sobre Siria del Consejo de Seguridad de la ONU

  • El ministro de Exteriores francés visita Moscú para presionar a Rusia
  • Fabius y Lavrov discrepan sobre la autoría del ataque
  • La ONU confirmó este lunes el uso de gas sarín en Siria

Por
El ministro de exteriores de Francia, Laurent Fabius, junto con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, durante su visita a Moscú REUTERS/Maxim Shemetov

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido este martes al Consejo de Seguridad que sea "firme" y adopte "lo antes posible" una resolución "vinculante" que obligue a Siria a poner su arsenal químico bajo control internacional. El secretario general ha apoyado así una resolución que invoque el Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas, tal y como defienden Francia, Reino Unido y Estados Unidos y a la que se opone firmemente Rusia.

"Espero sinceramente que haya una acción inmediata (del Consejo de Seguridad) y que sea vinculante", ha dicho Ban en una rueda de prensa un día después de presentar el informe que confirmó el uso de armas químicas el pasado 21 de agosto en Damasco.

El secretario general ha apoyado así una resolución que invoque el Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas -que abre la vía a sanciones o incluso al uso de la fuerza- para que no vuelva a resurgir el uso de armas químicas o de destrucción masiva como instrumento de guerra, informa Efe.

El secretario general se ha congratulado de la decisión de Siria de adherirse, aunque sea "con retraso", a la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas y recordó que una decisión así contiene "muchas obligaciones". "En el pasado hemos visto muchos casos en los que ese compromiso no se ha aplicado y el Consejo de Seguridad ha tenido que adoptar muchas resoluciones para que sean vinculantes", ha advertido Ban Ki-moon.

El secretario general ha lamentado la falta de unidad en el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas ante la crisis siria pero confió en que las negociaciones entre Rusia y Estados Unidos ayuden a acercar posturas y responder a este conflicto de forma "urgente". "Estos acuerdos son buenos en espíritu, pero tienen que ser trasladados a acción. No tenemos tiempo que perder", ha dicho Ban, quien ha anunciado que se reunirá a final de mes con los jefes de la diplomacia de Estados Unidos y Rusia al margen de la Asamblea General que se celebra la próxima semana en Nueva York.

Discrepancias entre Francia y Rusia

Estas declaraciones del secretario general de la ONU se producen tras una visita a Moscú del ministro de Exteriores francés, Laurente Fabius, quien ha manifestado que, en su opinión, el informe sobre Siria presentado la víspera por la ONU demuestra que el régimen de Bachar al Asad es responsable del uso de armas químicas. Rusia, que discrepa de esta conclusión, ha manifestado que tiene “serias razones” para creer que el ataque químico fue una “provocación” para forzar una intervención militar.

"Consideramos que el informe demuestra la responsabilidad del régimen de Asad en el ataque del pasado 21 de agosto", ha dicho Fabius en rueda de prensa tras reunirse con su colega ruso, Serguéi Lavrov. "Cuando nos fijamos en la cantidad de gas sarín utilizado, los vectores, la tecnología detrás de un ataque, así como los otros aspectos, parece que no dejan lugar a duda de que la mano de Asad está detrás del ataque", ha añadido a los periodistas Fabius.

Por su parte, el jefe de la diplomacia rusa ha asegurado que Moscú dispone de datos que señalan que ese ataque perpetrado en las afueras de Damasco fue una "provocación".

Lavrov ha vuelto a insistir en que el informe de los inspectores de la ONU, publicado este lunes y que confirma el ataque químico, no responde a la pregunta sobre la autoría. "Queremos que los sucesos del 21 de agosto sean investigados de manera imparcial, objetiva y profesional", ha comentado. Los socios occidentales "han declarado de manera inapelable que sólo el régimen pudo haber empleado armas químicas, pero hay que establecer la verdad y eso será un test para la futura labor del Consejo de Seguridad de la ONU", ha añadido.

Además, el ministro de Exteriores ruso ha insistido en que la resolución sobre Siria “no debe estar basada en el capítulo 7 de la Carta de la ONU”, que autoriza el uso de la fuerza. "La resolución que apruebe la decisión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas no estará bajo el Capítulo 7 (de la Carta de las Naciones Unidas), ya lo dijimos claramente en Ginebra", ha añadido Lavrov, según AFP.

Moscú insiste en que es la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas la que tiene la última palabra a la hora de imponer las condiciones de la entrega del arsenal químico sirio.

Presión diplomática sobre Rusia

Fabius ha viajado hasta la capital rusa para transmitir el mensaje a Moscú de que ni Estados Unidos, ni Francia ni Reino Unido han descartado la opción de una intervención militar en el país árabe en caso de que Al Asad incumpla el acuerdo. El ministro de Exteriores francés se reunió este lunes en París con sus homólogos estadounidense, John Kerry, y británico, William Hague, para analizar la situación en Siria.

"Si la diplomacia fracasa, la opción militar sigue encima de la mesa", resumió Kerry la esencia de las consultas tripartitas en la capital francesa.

Mientras, el régimen de Bachar al Asad ha acusado este martes a los países occidentales de manipular el diálogo entre los sirios en favor de sus propios intereses, tras la reunión que ayer mantuvieron los jefes de la diplomacia de EE.UU., el Reino Unido y Francia en París.

En un comunicado, una fuente del Ministerio sirio de Exteriores ha asegurado que dicho encuentro revela la realidad de los objetivos de esos países en Siria y "sus intentos de adelantar los resultados de un diálogo entre los sirios para imponer su voluntad".

Negociaciones con la oposición siria

Para el régimen sirio, esos ministros "intentaron hacer propaganda de sus posturas contradictorias y consensuar sus argumentos de apoyo a una solución política, lo que confirma su implicación en la crisis siria y sus intentos de imponer sus agendas y voluntades al pueblo", informa Efe.

En paralelo al plan para la destrucción de las armas químicas, Fabius adelantó este lunes que iban a proseguir los esfuerzos para una negociación entre las autoridades de Damasco y la opositora Coalición Nacional Sirio (CNFROS).

En los últimos días, la Asamblea General de esta alianza se ha reunido en Estambul, donde ha analizado el acuerdo ruso-estadounidense. En el comunicado final de la reunión, la CNFROS calificó de "asunto de procedimiento" la eliminación del arsenal químico de Al Asad y recordó que esto "no llevará a los autores de crímenes ante la justicia".

Noticias

anterior siguiente