Enlaces accesibilidad

La deuda pública alcanzará el 90,5% del PIB y los intereses de la deuda serán de 38.589 millones

  • El peso de la deuda del conjunto de las administraciones se dispara
  • El rescate de la banca o el pago a proveedores, algunos motivos
  • El Estado tiene previsto emitir el próximo año 207.173 millones de euros
  • A los intereses de la deuda se dedicarán un 33% más que en 2012

Por

Deuda pública (% PIB)

2006: 39,6%

2007: 36,1%

2008: 39,8%

2009: 53,3%

2010: 61%

2011: 68,5%

2012: 79,8% (estimación)

2013: 90,5% (estimación)

La deuda pública de España aumentará hasta suponer el 90,5% del PIB en 2013, frente al 79,8% con el que se prevé acabar el año 2012. Así consta en el anteproyecto de ley de presupuestos presentado este sábado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Este aumento, según el Ejecutivo, es necesario porque el país tiene que refinanciar vencimientos de bonos, en ocasiones a un interés más elevado, y para afrontar el impacto de instrumentos como el Fondo de Pago a Proveedores que se puso a disposición de ayuntamientos y CC.AA. por valor de unos 27.000 millones.

Otra de las partidas que computa y hace que la deuda pública sea superior es el dinero procedente del rescate de la banca, que este viernes el Ejecutivo estimó en 40.000 millones de euros.

Son responsables también del aumento de la deuda la aportación que tiene que hacer España para el rescate de Grecia y Portugal y al fondo para titulizar el déficit de tarifa eléctrica, el llamado FADE.

Cuánta deuda se deberá emitir

Así, el proyecto de Ley de Presupuestos para este año prevé ante estas circunstancias la emisión bruta de 207.173 millones de euros, de los que 48.020 millones corresponderán a las necesidades de financiación neta.

De este 90,5% de ratio de deuda, la Administración Central tendrá 70,2%, según figura en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2013. El 20,3% restante se lo repartirán entre comunidades autónomas y corporaciones locales.

La cifra que se ha presentado este sábado es más de ocho puntos porcentuales superior a la anterior previsión del Gobierno, que apuntaba a una ratio de deuda sobre el PIB del 82,3% para 2013.

Los intereses de la deuda se disparan

Los intereses de la deuda se disparan desde los 28.848 millones de euros presupuestados en 2012 a los 38.595,55 millones de euros en 2013, un 33,8% más por las ayudas al sector financiero, el apoyo a la liquidez de las administraciones autonómicas y locales y al encarecimiento de las emisiones del Tesoro Público.

Los presupuestos reconocen que se ha producido un aumento en el coste medio de la deuda en circulación en 2012, ya que "las nuevas emisiones se realizan a tipos de interés superiores como consecuencia de las turbulencias" en los mercados. De hecho, la prima de riesgo española ha llegado a superar los 600 puntos básicos, con la rentalibidad del bono español por encima del 7%.

La posibilidad de que el BCE compre deuda española parece que mejorará las condiciones de emisión

En este sentido, el ministro de Hacienda ha insistido en numerosas ocasiones durante la rueda de prensa es que el Gobierno "no se resigna" a que España tenga un diferencial tan grande.

El proyecto de presupuestos señala que "la posibilidad de que el Banco Central Europeo compre deuda española parece que mejorará las condiciones de emisión, y supondrá una contención en el crecimiento del coste de la deuda en 2013".

Según señaló hace tres semanas Mario Draghi, la compra de deuda en el mercado secundario solo se efectuaría si España pide un rescate, demanda que el Gobierno aún no ha definido.

Recursos financieros exteriores

En la presentación, el ministro de Hacienda ha insistido "España no va a necesitar recursos del resto del mundo", lo que supone un gran avance porque "lo que nos ha hecho débiles en esta crisis" es tener una gran deuda acumulada con los acreedores.

"Es inexcusable reducir el déficit público para acabar con esa dependencia financiera", ha insistido, porque conduce al crecimiento económico y a la creación de empleo, recoge Efe.

El ministro de Hacienda ha apuntado que el sector privado, que engloba a familias y empresas, "ha cambiado radicalmente" desde el comienzo de la crisis, pero que "el que no lo ha hecho es el sector público, que ha venido a sustituirles como demandante de crédito".

Montoro ha concretado que España pasará de tener unas necesidades de financiación este año que suponen el 1,4% del PIB, a una capacidad del 0,6% del PIB en 2013.

Noticias

anterior siguiente