Enlaces accesibilidad

La 'troika' da luz verde al sexto tramo de ayuda a Grecia, que llegaría a Atenas en noviembre

  • Subrayan que su informe debe ser aprobado por el Eurogrupo y el FMI
  • El Gobierno griego califica la decisión como "equilibrada, práctica y positiva"
  • Los técnicos de FMI, BCE y UE señalan que Grecia no crecerá hasta 2013
  • Piden al país más medidas para llegar a los objetivos de déficit en 2013 y 2014

Por

Los miembros de la troika han dado luz verde al sexto tramo de ayuda del primer rescate griego, valorado en 8.000 millones de euros. Los inspectores del FMI, la UE y el BCE han emitido un comunicado en el que han alertado, además, de que la recesión será más profunda de lo previsto; que el país heleno no volverá a crecer hasta 2013 y que harán falta más medidas para alcanzar los objetivos de déficit de 2013 y 2014 porque los de este 2011 los dan por perdidos.

"Una vez que el Eurogrupo y el FMI aprueben las conclusiones de esta revisión, el siguiente tramo de 8.000 millones (5.800 millones de la UE y 2.200 del FMI) estarán disponibles. Lo más probable es que sea a principios de noviembre", señala el comunicado, en el que también se apunta a la participación del sector privado. "El éxito del programa griego sigue dependiendo de la movilización de una financiación adecuada de la participación del sector privado (PSI) y del sector oficial", apunta.

Lo más probable es que la ayuda llegue a principios de noviembre a Atenas

Por su parte, el Gobierno griego ha calificado este martes como "equilibrado, práctico y positivo" el informe publicado por los inspectores de la "troika internacional" (CE, BCE y FMI) que supervisa el programa de reformas y de ajustes de ese país.

En un comunicado, el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, ha puntualizado que además de recibir el sexto tramo (de la ayuda internacional) hay que implementar un nuevo programa que dé una respuesta definitiva sobre la solvencia de la deuda pública.

Grecia está a la espera de que en la próxima cumbre europea, el 23 de octubre, se decida ratificar el acuerdo alcanzado en la anterior reunión (del pasado mes de julio) sobre un nuevo paquete de rescate para el endeudado país.

Los inspectores han señalado que la recesión es más profunda de lo previsto con anterioridad y que ahora no se espera que Grecia crezca hasta 2013. "No hay evidencia hasta ahora de la mejora de la confianza de los inversores y el consiguiente aumento de las inversiones, en parte debido a que el impulso de las reformas no han conseguido el dinero necesario para empezar a transformar el clima de inversión", se explica en la nota, "y en parte por la fuerte recesión".

Los supervisores destacan que las autoridades griegas siguen realizando "importantes progresos", pero afirman que para lograr una mayor reducción del déficit de manera socialmente aceptable y establecer la base de una recuperación es "esencial" poner más énfasis en las reformas estructurales en el sector público y en la economía.

Objetivos de déficit

Según señalan los técnicos de la troika, el Gobierno heleno ha logrado una importante reducción en el déficit desde el inicio del programa "a pesar de sufrir una profunda recesión". Sin embargo, los expertos han señalado que no se lograrán los objetivos previstos para este 2011.

Los objetivos de déficit para 2011 ya no están al alcance de Atenas

"Ya no están al alcance", se señala en el comunicado, en parte por la caída del PIB y en parte por las desviaciones en la aplicación de algunas de las medidas acordadas. Un ejemplo son las privatizaciones. Según la troika, el dinero que se va a recaudar este año 2011 será "significativamente menor de lo esperado".

En cuanto a 2012, la misión considera que las medidas adicionales anunciadas por el Gobierno, en combinación con una aplicación decidida de los ajustes, deben ser suficientes para asegurar los objetivos ese año, pero no en 2013 y 2014. Para entonces se tendrán que tomar medidas adicionales "probablemente".

Los supervisores internacionales concluyeron este lunes su esperada evaluación sobre el terreno de las reformas estructurales y ajustes que está haciendo Atenas como condición para recibir la ayuda internacional que evitó su quiebra. Su visto bueno implica una nueva entrega de fondos, que hasta ahora había estado en el aire porque los avances en Grecia no se habían producido de acuerdo con lo esperado, hasta el punto de que la troika tuvo que abandonar el país en septiembre para dar más tiempo a las autoridades para completar los trabajos técnicos.

Noticias

anterior siguiente