Enlaces accesibilidad

Grecia inspeccionará a quienes hayan enviado más de 100.000 euros al extranjero desde 2009

  • En el primer semestre se han retirado el 10% del dinero depositado
  • Ordena a bancos e instituciones financieras que proporcionen la información
  • Quiere imponer sanciones y tributos a aquellos que evadan impuestos

Por
Una mujer pasea por las calles de Atenas
Una mujer pasea por las calles de Atenas. AFP AFP PHOTO / LOUISA GOULIAMAKI

Grecia ha ordenado este lunes recabar información sobre todas aquellas personas físicas o jurídicas que hayan sacado depósitos bancarios del país por valor de más de 100.000 euros desde 2009, con el fin de estudiar si esos movimientos aparecen reflejados en sus declaraciones de impuestos. Una circular del Ministerio de Finanzas ordena a todos los bancos e instituciones financieras que presenten una listas con datos de los depositantes que hayan enviado esa cantidad al exterior.

El Gobierno pretende de esta forma imponer sanciones y tributos sobre aquellos que evadan impuestos en el extranjero y, de esta forma, aumentar los ingresos del Estado en momentos en los que la zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI) urgen a Grecia a cumplir con un programa de austeridad y reformas.

Los bancos griegos han registrado un descenso constante en los depósitos desde finales de 2009, en el inicio de la crisis de la deuda del país, lo que llevó a algunos depositantes a retirar fondos en efectivo y a transferirlos a bancos extranjeros, considerados más seguros. A finales de junio los depósitos privados y empresariales en los bancos griegos llegaron a los 188.200 millones de euros, cuando un mes antes era de 191.900 millones.

Desde enero a junio de 2011 se han retirado de los bancos helenos 21.240 millones de euros, alrededor de un 10% del total de los depósitos. En total y según estimaciones oficiales, el dinero de los ciudadanos y empresas griegas en el extranjero asciende a unos 300.000 millones de euros, una cifra equivalente a la totalidad de la deuda estatal helena, situada en 2010 en unos 330.000 millones.

Francia: No a la suspensión de pagos

Mientras, el ministro francés de Finanzas, François Baroin, ha insistido en descartar la hipótesis de una suspensión de pagos de Grecia y en la necesidad de aplicar el acuerdo europeo del 21 de julio para salvar a ese país de la crisis.

Una suspensión de pagos de Grecia no es una hipótesis de trabajo, no es nuestra estrategia

Baroin ha declarado este lunes a la prensa, al término de una reunión en París con sus homólogos africanos de la zona franco, que una suspensión de pagos de Grecia "no es una hipótesis de trabajo, no es nuestra estrategia" que consiste en "hacer operativo el acuerdo del 21 de julio" adoptado por los líderes de la UE.

"Ésta es la posición francesa y antes de pensar, como otros, en otra estrategia, hay que hacer operativo" el compromiso europeo, ha explicado el ministro francés, que ha subrayado que "el Gobierno griego sabe cuáles son sus obligaciones, sus deberes, sus responsabilidades hacia sus acreedores".

Tampoco quiso especular sobre un posible dictamen desfavorable de la troika que supervisa la situación en Atenas que supusiera la negativa al pago de un nuevo paquete de ayuda a Grecia en octubre.

Noticias

anterior siguiente