Enlaces accesibilidad

El acuerdo sobre negociación colectiva entra en su recta final, según UGT

  • Cándido Méndez: Hay que "evitar el bloqueo" de los convenios colectivos
  • Empresarios y sindicatos en desacuerdo con el plan contra empleo sumergido

Por

El Gobierno, los sindicatos y la patronal CEOE, podrían alcanzar un acuerdo sobre negociación colectiva esta semana, antes precisamente de que, este domingo, 1 de mayo, se celebre el Día del Trabajador.

El secretario general del sindicato UGT, Cándido Méndez, considera que el proceso de negociación colectiva ha entrado en una fecha en la que "hay que prever su desenlace" que no se demorará mucho más. Méndez ha señalado que los puntos que hasta ahora han impedido el acuerdo están completamente definidos.

Control del absentismo, flexibilidad y renovación de los convenios

Los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO han apuntado en la última semana a un desacuerdo sobre el control del absentismo, como uno de los prinicipales obstáculos para acercar posturas.

Los aspectos que desde un primer momento dificultaron el acuerdo se centran en la flexibilidad de las condiciones laborales y la renovación de los convenios colectivos. La negociación colectiva supone la última gran reforma pendiente del Gobierno, después de haber alcanzado con la patronal y los sindicatos, un pacto global sobre la economía, que incluía la reforma de las pensiones de jubilación.

Esta constituye además una de las principales apuestas del Gobierno para cumplir el pacto por la competitividad acordado por los países de la eurozona, como requisito para ampliar el fondo de rescate de la Unión Europea. Para alcanzar ese objetivo, el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el pasado 25 de marzo, entre otras medidas, el plan contra el empleo sumergido y el límite del gasto del Estado en función del PIB nominal.

Negociación colectiva sin juicios

El dirigente sindical, Cándido Méndez, ha añadido este lunes, que la reforma de la negociación colectiva debe contemplar medidas para evitar que en el futuro se bloqueen las negociaciones de los convenios colectivos y reduzcan la judicialización de los problemas derivados de las mismas.

A este respecto, Méndez ha señalado como condiciones para llegar a un acuerdo que "se facilite" a los trabajadores "la capacidad de adaptación a los cambios" que se están produciendo en las empresas y se aproveche la oportunidad para "garantizar" e incluso "aumentar" los convenios colectivos.

Respecto a la celebración del próximo 1 de Mayo, Méndez ha señalado que esa fecha debe suponer un nuevo rechazo a la reforma laboral llevada a cabo por el Gobierno de la nación, "que no sólo no ha supuesto la creación de empleo, sino que ha generado más paro".

Sindicatos y empresarios rechazan el plan contra el empleo sumergido

Los sindicatos preparan un documento de rechazo a la última propuesta del Gobierno sobre el plan contra el empleo sumergido que el Gobierno espera aprobar en el Consejo de Ministros de este viernes.

Sobre la posible aprobación de un documento que regule la economía sumergida, Cándido Méndez ha asegurado que esa propuesta "no ha sido sometida a negociación".

Una de las principales novedades del documento remitido por el Gobierno a los sindicatos sobre el plan contra el empleo sumergido es la reducción de un año a seis meses, el período de cotización reconocido al empleado que deje de trabajar cuando su empresa regularice voluntariamente su situación.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado que el plan del Ministerio de Trabajo contra el empleo irregular no será suficiente para hacerlo aflorar, a pesar de los cambios que ha introducido en su borrador el departamento que dirige Valeriano Gómez a petición de los sindicatos.

En rueda de prensa, Méndez ha criticado el segundo borrador que Trabajo ha enviado a los sindicatos, después de que éstos rechazaran el primero la semana pasada por considerarlo "desequilibrado", ya que opinan que las sanciones son más duras para los que trabajan en la economía sumergida que para los que los contratan.

Se mantienen otros aspectos del plan como el plazo fijado para que las empresas regularicen su situación, el próximo 30 de junio.

Los empresarios tampoco aceptan la totalidad de la propuesta ya que fija un incremento de las sanciones a las empresas, una vez termine el período de gracia para hacer aflorar el empleo no declarado a la seguridad social. Estas sanciones alcanzarían un máximo de 187.515 euros.

Noticias

anterior siguiente