Enlaces accesibilidad

El precio de la gasolina y el gasóleo vuelve a máximos históricos por la revuelta en Libia

  • El litro de gasolina está en 1,285 y llenar el depósito cuesta 64 euros
  • El gasóleo se queda a ocho céntimos del récord de 2008

Por
Los carburantes registran precios históricos debido a la inestabilidad en Libia

El precio de la gasolina ha igualado esta semana el máximo que marcó el 20 de enero, al venderse a una media de 1,285 euros por litro, mientras que el gasóleo se ha encarecido un 1%, en un contexto de creciente tensión política en Libia, que ha disparado la cotización del petróleo.

Con estos precios, llenar el depósito de gasolina de un coche (50 litros de media) cuesta ahora 64,25 euros, cerca de 9 euros más que hace un año.

En una semana, el precio medio del litro de gasolina se ha encarecido un 1,18% frente a los 1,271 euros a los que se vendía de media hace siete días, mientras que el gasóleo se ha situado a 8 céntimos del récord de 2008, lo que es lo mismo, un 6,1% por debajo, al venderse a 1,247 euros.

El precio del Brent, el crudo de referencia en Europa, rozó la barrera de los 120 dólares, hasta alcanzar los 119,79 dólares, una cota que no superaba desde agosto del 2008, cuando este combustible llegó a venderse a 144 dólares.

Sin embargo, el precio de estos combustibles no tiene relación directa con la cotización del barril del petróleo, sino que dependen, en gran medida, de los mercados al por mayor del Mediterráneo y del Noreste de Europa y de los impuestos, que suponen casi el 50% de su precio final.

Presión fiscal

Así, la subida de los impuestos especiales (II.EE) de la gasolina y del gasóleo de 2,9 céntimos el litro que entró en vigor el 13 de junio de 2009 y el incremento del IVA del 16 al 18% aprobado en julio, han sido determinantes para que el precio de estos combustibles se incremente a lo largo del año.

Los mercados de Génova-Lavera y de Amsterdam-Rotterdam-Amberes, todos ellos en dólares, están influidos también por la oferta y la demanda de dichos productos petrolíferos, por el coste de producción, por la estacionalidad del consumo y por la cotización del euro/dólar.

Desde comienzos de año, estos combustibles se ha encarecido un 2,23% en el caso de la gasolina y un 5,05% en el del gasóleo, unos precios que sin embargo continúan siendo inferiores a los valores medios registrados en la UE y en la zona euro.

Así, la gasolina sin plomo de 95 octanos cuesta en la UE-27 1,449 euros por litro y en la UE-17 se paga a 1,456 euros, en tanto que el precio del gasóleo de automoción es de 1,337 euros y de 1,317 euros, respectivamente.

  

Noticias

anterior siguiente