Enlaces accesibilidad

Los sindicatos cifran el seguimiento de la huelga de funcionarios vascos entre el 55% y el 75%

  • El apoyo a los paros es mayor en los municipios que en el Gobierno regional
  • Los sindicatos nacionalistas protestan por las medidas de control del déficit

Por
Varios centenares de personas se manifientan en Vitoria durante la jornada de huelga de los empleados del sector público en el País Vasco convocada por los sindicatos nacionalistas ELA y LAB, con el apoyo de centrales minoritarias como ESK y STEE-EILAS. EFE EFE / David Aguilar

Los sindicatos nacionalistas convocantes de la huelga del personal público en el País Vasco contra las medidas de control del déficit del Gobierno central han cifrado, en una primera valoración provisional, el seguimiento del paro en el 55% en el Gobierno Vasco y el 75% en la administración municipal y foral.

La responsable de la federación de servicios públicos del sindicato ELA, Izaskun Garikano, ha realizado una "valoración muy positiva" del seguimiento de la convocatoria, momentos antes de iniciarse en Bilbao la manifestación convocada por ELA, LAB, STEE-EILAS y ESK.

Garikano ha destacado que en la administración foral y municipal la huelga ha sido secundada de media por el 75% de la plantilla, aunque con diferencias de unas comarcas a otras, y ha resaltado que en el Ayuntamiento de Bilbao el paro es del 80%.

En cuanto al Osakidetza (Servicio Vasco de Salud) -donde, según el departamento vasco de Sanidad, el seguimiento de la huelga oscila entre el 4 y el 10%-, la representante de ELA ha criticado que los servicios mínimos establecidos "son muy altos", lo que ha generado "muchos problemas" a trabajadores que querían secundar la huelga en los hospitales, "donde en algunos se trabaja prácticamente con normalidad" debido a los servicios mínimos.

Divergencias sobre los servicios mínimos

Los sindicatos nacionalistas ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU impulsan la huelga del sector público de País Vasco y Navarra, convocada como respuesta al Decreto Ley del Gobierno central que, además de la congelación de las pensiones, contempla la bajada del sueldo de los funcionarios.

El Departamento vasco de Empleo y Asuntos Sociales decretó el pasado viernes que el transporte público circule al menos en un 30% y los hospitales funcionen como en festivo, en una orden en la que "se garantiza el mantenimiento de los servicios esenciales a la comunidad".

El sábado los sindicatos anunciaron que habían presentado un recurso contra la misma, puesto que consideran que los servicios mínimos decretados son "abusivos" y obedecen al interés del Gobierno vasco por "desactivar la huelga".

Asimismo, denunciaron que la orden es "tremendamente regresiva y restrictiva", puesto que "persigue limitar, una vez más, el derecho fundamental a la huelga".

Noticias

anterior siguiente