Enlaces accesibilidad

Grecia prueba su credibilidad financiera tras el rescate europeo con una emisión de deuda

  • El Tesoro griego anuncia que sacará al mercado obligaciones a siete años
  • No se conoce el montante de la operación, que dependerá de la demanda

Por
El primer ministro griego, Giorgios Papandreu. REUTERS REUTERS/Sebastien Pirlet

Grecia ha anunciado este lunes una emisión de obligaciones a siete años, de la que aún no ha precisado el montante, en la que será la primera emisión de deuda pública del Estado heleno tras la aprobación de un mecanismo de rescate por parte de la Unión Europea, por lo que servirá para calibrar su credibilidad en los mercados financieros.

El Tesoro griego aún no ha precisado la cantidad total de deuda que emitirá, ya que, según fuentes del mercado, el montante final se fijará justo antes del lanzamiento en función de la demanda de los inversores. Otras fuentes financieras señalan que el objetivo de la emisión es captar 5.000 millones de euros, aunque que si las condiciones son favorables, la cantidad podría ser mayor.

Entre abril y mayo, el Estado griego se enfrenta al pago de unos 24.000 millones de euros, más de la mitad de los 40.000 millones de euros de créditos que vencen en 2010. En este sentido, sobre la fecha de emisión, desde el Ministerio de Finanzas griego se han limitado a señalar que las obligaciones saldrán cuando "las condiciones del mercado sean apropiadas".

Para la gestión de la emisión, el Tesoro contará con los bancos franceses Société Générale y Crédit Agricole, el holandés ING, el estadopunidense Bank of America-Merrill Lynch y lo griegos Alpha Bank y Emporiki, la filial griega de Crédit Agricole.

Mejorar el acceso al crédito

El Gobierno griego prueba de este modo su solvencia ante los mercados financieros cuatro días después de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea aprobarán un mecanismo de rescate para respaldar las finanzas griegas en caso de suspensión de pagos. Los 27 respondían así a la petición del primer ministro griego, Giorgios Papandreu, que había reclamado un sistema concreto, más allá del respaldo político, que calmara a los mercados y evitara ataques especulativos contra la deuda griega.

El acuerdo alcanzado en Bruselas ha permitido, por el momento, sostener los tipos de interés a los que se enfrenta el Estado griego para refinanciar su deuda, aunque continúan a niveles elevados: el tipo de interés de los bonos a siete años era el pasado viernes del 5,5% mientras que, este lunes, el rendimiento de las obligaciones a 10 años había subido del 6,193% con el que cerró la semana al 6,224%.

Es la tercera emisión de deuda que realiza el Estado griego en lo que va de año

Esta es la tercera emisión de deuda de Grecia en lo que va de año; las dos anteriores se realizaron el 25 de enero y el 4 de marzo con bonos a cinco y a 10 años, respectivamente, y la demanda quintuplicó la oferta, pese a la difícil coyuntura griega. Así, la primera emisión permitió al Estado heleno obtener 8.000 millones de euros a un tipo del 6,2%, mientras que la segunda alcanzó el montante de 5.000 millones de euros a una tasa de interés del 6,38%.

Grecia se enfrenta a una crisis fiscal causada por un déficit del 12,8% en 2009 y una deuda pública que supera el 120% de su PIB, rondando los 300.000 millones de euros, que no sólo ha llevado a acometer significativos ajustes del gasto público, sino que ha afectado a la estabilidad del euro.

Tras la aprobación del plan de rescate, la Bolsa de Atenas subió más de un 5% el viernes, mientras que este lunes repunta en torno al 1%. También el euro se ha recuperado tras las caídas de las últimas semanas y vuelve a cotizar por encima de los 1,34 dólares.

Noticias

anterior siguiente